Central

Fácil y contundente victoria canalla en la Copa Argentina

Central goleó 6 a 0 a Antoniana en el debut copero y reestreno del Patón. Lo espera Talleres.

Viernes 03 de Agosto de 2018

Puso el guión. Protagonizó la película. Y fue taquillera en el estreno de la versión 2018 de la Copa Argentina. Sin embargo, Central tuvo una noche con sensaciones encontradas en la vuelta de Edgardo Bauza como entrenador de la casa. Los canallas vivieron una jornada particular, que arrancó temprano con la grieta interna a nivel político (ver página 5). Prosiguió con la negociación e inminente traspaso oficial de Marco Ruben a Santos (ver página 2). Y cerró la función del día a sala llena de su parte en cancha de Unión con la cómoda goleada frente a un raquítico Juventud Antoniana. Despachó a los salteños sin piedad por 6 a 0. Ahora los muchachos del Patón enfrentarán a Talleres por el cruce los 16avos. Los auriazules hicieron todo tan sencillo como de manera contundente.

El marcador fue abultado. Pero tampoco hay que tomarlo a la tremenda como que fue un triunfo épico por la envergadura del rival. Tampoco como una proeza de aquellas por la enorme diferencia de clase que hay entre uno y otro equipo. Ganó el representativo de Arroyito. Y fácil. Pero estaba dentro de la lógica también. Hizo todo prolijo en el bautismo del entrenador y renovó la estadía en la Copa.

Rosario Central Antoniana

Antoniana estaba sonada de antemano. A eso hay que sumarle que sintió la sacudida por el tempranero gol que fabricó y capitalizó Ruben de penal antes del primer cuarto. El 9 lo celebró como lo hacía Diego Maradona: saltando y metiéndole un derechazo al cielo. Por dentro sabía bien que era la última noche como jugador canalla (ver página 2).

La bolsa inflada por el gol generó una sobredosis de entusiasmo en la gran masa que le hizo el aguante al flamante equipo del Patón. Un conjunto que no se aburguesó y fue por más. Y casi estira la diferencia de no haber sido porque el palo derecho de Mulieri le impidió el grito sagrado a Zampedri.

Central regulaba porque veía que enfrente de sus narices no había oposición. Administró la pelota con criterio y seguridad. Se enganchó a un bicho Ortigoza para moverse y a un activo Camacho. El debutante lateral derecho Bettini también aportó lo suyo con mucho criterio. Mientras que arriba, Ruben se movía con ganas y Zampedri con hambre de comerse la red ajena.

La odisea salteña resultó conmovedora si se tiene en cuenta que se presentó en medio de la pretemporada. El modesto equipo recién se está rearmando. Hacía casi cuatro meses que no jugaba oficialmente. Era de esperarse que muestre debilidades por todos los frentes.

No le dio en ningún momento la nafta para reponerse a su timorata puesta en escena. Era como que no hacía pie. De hecho, cuando Zampedri clavó el 2 a 0 antes de ir al descanso parecía que se trataba de un partido de casados contra solteros.

De hecho, el complemento estuvo de más. Porque llegó el diluvio de goles canallas. Bauza cambió algunas figuritas, pero a la larga pulverizó al rival con cuatro sacudidas letales más.

El ingresado Chaqueño Herrera por partida doble (68' y 86'), el debutante lateral Bettini (74') y un rendidor Camacho (80') redondearon un categórico 6 a 0 en cancha de Unión para mirar el futuro cercano con mayor optimismo y cuota de confianza. Porque además de avanzar en la Copa Argentina, Central tiene en mente el estreno de la Superliga, donde buscará ser tan protagonista como en este especial certamen.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});