Edición Impresa

Otro procesamiento contra el ex jefe de la policía por encubrir a un narco

El ex jefe de policía de la provincia, Hugo Damián Tognoli, sumó ayer un segundo procesamiento en el término de 12 días (ver aparte). El juez Federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño, lo acusó...

Viernes 05 de Abril de 2013

El ex jefe de policía de la provincia, Hugo Damián Tognoli, sumó ayer un segundo procesamiento en el término de 12 días (ver aparte). El juez Federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño, lo acusó de encubrir a un narcotraficante con la intención de verse favorecido en forma personal y para ocultar un delito especialmente grave, con ánimo de lucro y por ser el autor funcionario público. Al respecto, el magistrado sostuvo en el fallo que cuando Tognoli era titular de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (la ex Drogas Peligrosas), no pudo desconocer la supuesta trampa desplegada por dos efectivos de esa repartición y un narco santafesino a fin de desacreditar a la titular de la asociación civil Madres Solidarias, Norma Castaños.

La mujer, madre de un joven adicto y ex esposa de un agente de la repartición que comandaba Tognoli, se hizo conocida por denunciar públicamente el tráfico de drogas en los barrios de la capital provincial. Y, en ese marco, sostuvo ante la Justicia que todos los datos que ella misma le llevaba al titular de Drogas Peligrosas sólo servían para que los delincuentes fueran alertados y dejaran de operar por un tiempo. Desde ese momento Castaños denunció al propio jefe policial de hacer desaparecer la información que ella le brindaba y proteger a los narcos.

En tanto, en septiembre del año pasado se conoció públicamente un video en el que se ve a esa misma mujer dialogar con familiaridad y en la puerta de su casa con Daniel El tuerto Mendoza, un reconocido narco santafesino que fue detenido durante un allanamiento realizado a una cocina de cocaína en la localidad de Colastiné Norte. Ese encuentro, que tuvo lugar en marzo de 2011, fue filmado por un efectivo policial de la ex Drogas Peligrosas que vive frente a la casa de Castaño y que fue alertado por una patrulla que, supuestamente en el marco de una investigación en marcha, seguía los pasos de Mendoza.

Montaje. Para el fiscal Nº 2, Walter Rodríguez, tanto la investigación que dio lugar a la persecución de Mendoza como la consiguiente filmación del narco dialogando con Castaños en la puerta de la casa de la mujer, fue un montaje dirigido por Tognoli destinado a desacreditar a la denunciante. Pero Castaño no se intimidó por ese video ni retiró la denuncia contra el jefe policial, sino que la amplió al afirmar que recibía amenazas.

Además de Tognoli y Mendoza, el juez Miño ya había procesado en la misma causa al ex subjefe de Inteligencia de la ex Drogas Peligrosas de Santa Fe, el comisario José Luis Baella, y al agente policial Mauricio Otaduy.

El magistrado, a partir de la investigación del fiscal, cree que es inverosímil el relato de Baella sobre la supuesta persecución que el llevó adelante el 22 de marzo de 2011 al advertir a Mendoza en una esquina del macrocentro de la capital provincial. En ese sentido, los peritos convocados por el fiscal demostraron que los tiempos, el recorrido y el final de esa persecución (Mendoza, supuestamente sabiendo que era seguido y tratando de escapar entró a la calle sin salida en la que vive Castaño) no se ajustan al relato de Baella.

Además, lo dicho por el comisario se completa con un supuesto llamado de Baella, siempre al estar de lo comprobado por el fiscal y avalado por el juez, al agente Otaduy para advertirle acerca de la presencia de Mendoza en lo de su vecina Castaños y pedirle que registre el encuentro entre el narco y la mujer, un video que muestra que ambos parecen conocerse. Y eso Castaño nunca lo negó porque Mendoza es pariente de su ex marido, el ex agente de Drogas Peligrosas Marcelo M.

Un elemento también valorado por la investigación judicial es que ese video apareció luego en manos de El tuerto Mendoza, quien empezó a extorsionar a Castaño con subirlo a Internet, tal cual se hizo en septiembre de 2012, una vez que el narco ya estaba en prisión y lo que llevó a reactivar la causa.

Si el video lo filmó la policía debió ser la policía la que se lo dio a Mendoza en lugar de usarlo como prueba contra éste o, en su defecto, contra la mujer. "Norma Castaño: Madre del dolor transa con narco", fue el titulo con el que el video apareció en el sitio Youtube pese a que ya había sido aportada a la causa por la defensa de los imputados.

Jerarquías. El juez Miño concluye que siendo en aquel momento Tognoli jefe de Baella y Otaduy y el hombre al cual Castaño había denunciado en distintas oficinas de funcionarios y medios de prensa por no impedir la venta de drogas en los barrios, no pudo desconocer los pasos del procedimiento que los mencionados policías adujeron haber realizado en la persecución a Mendoza.

"Tognoli junto con Baella y la colaboración de otros empleados de la fuerza habrían generado esta suerte de investigación al sólo efecto de gestar un encuentro entre Daniel El tuerto Mendoza y Norma Castaño a fin de que aquel le exija el retiro de las denuncias que la nombrada había formulado en contra de Tognoli y otros agentes especializados en drogas", dice el juez, quien procesó al ex jefe policial por "encubrimiento por favorecimiento personal agravado por haberse cometido para ocultar un delito especialmente grave, con ánimo de lucro y por ser el autor funcionario público". A eso le sumó la figura de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "partícipe necesario del delito de coacción". Otaduy y Mendoza, en tanto, sólo fueron procesados por "coacción".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS