PANDEMIA

Un detenido por el doble crimen de Casiano Casas y Baigorria

Marcelo Alejandro "Chicho" V. tenía pedido de captura por el ataque del 1º de mayo pasado en el que mataron al hijo de un barra de Central

Martes 18 de Mayo de 2021

Le dicen “Chicho” y tenía pedido de captura por el doble crimen del sábado 1º de mayo pasado en Casiano Casas y Baigorria, en la zona norte de Rosario. Marcelo Alejandro V. de 29 años, fue detenido la tarde del lunes cuando estaba con otros tres jóvenes en la zona de Larrecha al 1900. Lo acusan por el ataque tiros en el que fue asesinado un hijo del barra de Central Julio César “Cara de goma” Navarro, asesinado cinco años antes.

El procedimiento fue realizado por la policía provincial a las 16.45 del lunes. Según el parte oficial de la detención, los efectivos patrullaban la zona de Larrechea al 1900, donde divisaron en un pasillo a cuatro jóvenes. Entre ellos identificaron a Marcelo Alejandro V., apodado “Chicho”, quien contaba con pedido de captura a pedido del fiscal Adrián Spelta. Lo buscaban por el doble homicidio de Cristian "Rulo" Bogalino, de 23 años, y César "Rambito" Navarro, de 36, quienes sufrieron heridas en el cráneo y tórax al ser atacados por al menos dos hombres la tarde del 1º de mayo, alrededor de las 15.30.

>>Leer más: Acribillaron a dos hombres en un hecho teñido por el narcomenudeo

Navarro era hijo de de Julio César Navarro, conocido como "Cara de goma", un antiguo referente de la barra brava de Central que fue asesinado el 25 de mayo de 2016 en el barrio 7 de Septiembre de un disparo en el corazón. Cara de Goma fue mano derecha del actual jefe de la barra brava de Central, Andrés "Pillín" Bracamonte, quien se encuentra detenido por una causa vinculada al lavado de activos.

La principal hipótesis que planteó la Fiscalía respecto del doble crimen es que estaría ligada al narcotráfico. En el incidente Juan Antonio Moreira, un hombre de 45 años que suele pedir en el semáforo de la intersección de Casiano Casas y Baigorria, debió ser trasladado de urgencia al Hospital Eva perón de Granadero Baigorria al ser alcanzado por la balacera, aunque fuera de peligro.

>> Leer más: Un certero balazo en el corazón terminó con la vida de un barra brava canalla

Ante la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal, Moreira contó que estuvo presente en la escena del crimen porque había sido invitado por Rulo a comer unos choripanes. "Me cruzo a Rulo cuando iba a comprar una gaseosa y me invita a comer un chori. Estaba con un pibe (Navarro) que no conocía", contó.

Asimismo, relató que se sentó a almorzar con los dos muchachos cuando aparecieron "dos pibes caminando, sacaron dos armas y empezaron a disparar". Y agregó que, una vez que consumaron la balacera, "se fueron corriendo y se perdieron en el Fonavi".

Los investigadores indicaron en un primer momento que probablemente el ataque estaba dirigido a Bogalino, quien se encontraba con tobillera electrónica en prisión domiciliaria, y que al parecer Navarro recibió disparos que no eran para él.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario