POLICIALES

Nueve balazos contra una casa en zona oeste y una nota amenazante

Pasaron en moto, gatillaron y dejaron una nota que decía "no los quiero en la zona oeste". Fue en Fraga al 2100. Las víctimas dicen ignorar el motivo del ataque y que se trató un error

Lunes 18 de Enero de 2021

“Andresito, Andresito”, gritó un vecino de Fraga al 2100 cuando se asomó después de escuchar una serie de disparos y vio que la puerta de una casa de la cuadra estaba repleta de agujeros de bala. Por fortuna ni Andrés ni Silvina ni sus dos hijos estaban en su casa la noche del domingo, cuando cerca de las 21.30 unos tipos en moto frenaron y gatillaron. Antes de fugarse dejaron sobre el suelo un mensaje escrito en una hoja y usaron una bala como pisapapel. En la misma se menciona a un tal Brian, pero la familia atacada dice no conocer a nadie con ese nombre y asegura que se trató de “un ajuste de cuentas” pero con el destinatario equivocado.

El día después de una balacera contra la casa propia se vive con tensión. La familia sinceró su angustia y temor cuando recibió a este diario y mostró el recorrido de las balas. Una de ellas impactó en la cama cucheta donde duermen los dos niños. “Uno de los nenes tiene autismo, pasa mucho tiempo tirado en la cama con el celular”, contó Silvina.

La suerte, si se le puede llamar así, fue porque en tiempos de pandemia la familia no sale mucho a la calle pero este domingo fue una excepción. Andrés es empleado de Arcor y trabaja de repositor en supermercados, pero está de licencia médica por ser paciente de riesgo. “No salimos a ningún lado, pero este domingo Silvina sugirió ir a pasar el día a lo de sus viejos, para salir un poquito y buscar al nene más grande que hacía unos días que estaba allá”, relató Andrés. Cuando su hermana lo llamó para avisarle que le habían baleado la casa no lo pudo creer.

>> Leer más: Balaceras sin fin: cuatro heridos y un supermercado chino acribillado en el macrocentro

“Acá no había nadie, gracias a dios, si no no la contábamos”, comentó el hombre. Tanto él como su pareja coincidieron en que si hubieran estado en la casa al menos una bala los habría alcanzado. Es que la vivienda es pequeña, y los disparos atravesaron el espacio donde se comparte la cama matrimonial, la cucheta de los chicos y la mesa. “Tenemos poco espacio, estamos construyendo para tener más lugar. Uno trabaja, se rompe el traste para poder progresar sin pedir nada, sin hacer nada, se endeuda hasta la cabeza para tener una solución y mirá lo que pasa”, indicó.

Un vecino le comentó a la pareja que al escuchar los disparos se asomó y alcanzó a ver una moto tipo enduro que se iba por calle Fraga. Segundos después fueron varios los vecinos que se acercaron hasta la puerta de la casa para ver qué había pasado. Cuando Andrés y Silvina llegaron vieron el papel con el mensaje y una bala encima. “Agradezcan a Brian... váyanse de zona oeste no los quiero más por esta zona porque la próxima no serán tiros en la casa. Los voy a empezar a hacer matar uno por uno”, decía el escrito. “No conocemos ningún Brian, esto fue un ataque sicario pero no tenemos nada que ver”, contó Andrés.

notafraga.JPG

En el barrio, según comentó la pareja, no suelen ocurrir hechos de este tipo. Pero el sábado pasó algo parecido a menos de 300 metros. “Estábamos acá, jugaba Central y Vélez, y se escucharon los ruidos. Pensamos que eran cohetes pero no, resulta que nos dijeron que fue una balacera en Perú entre La Paz y Viamonte”, recordó él y agregó: “La policía nos dijo que el oeste es zona liberada. Y nosotros pensábamos que zona sur era la complicada”.

El temor perdura en la familia, aunque creen que por la difusión que tuvo el hecho quien sea que haya ordenado el ataque se habrá enterado de que hubo un error. “La verdad que vivir así como estamos viviendo en Rosario es una locura. Nos da terror porque si uno tiene una bronca se cuida, pero como no tenemos problemas con nadie no sabemos cómo se vuelve a una vida normal, con qué tranquilidad uno se acuesta a dormir, se sienta a tomar unos mates o sale a hacer los mandados”, lamentó Silvina.

>> Leer más: Balaceras: un fenómeno de intimidación pública que no da descanso a los barrios de Rosario

Unas horas más tarde, ya en la madrugada del lunes, los tiros se sintieron en República de la Sexta. Según el comunicado de Fiscalía fue pasada la medianoche que “personas aún no identificadas ingresan a domicilio de zona Cerrito y Convención y efectúan disparos de arma de fuego”.

El ataque dejó dos heridos, identificados como G. D., de 29 años, y K. T., de 21. Fueron trasladados en un vehículo particular al Hospital Provincial, donde quedaron internados en estado reservado. Mientras tanto la fiscal Marisol Fabbro, de la Unidad de Homicidios Dolosos, ordenó medidas de investigación al Gabinete Criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal.

masfraga.jpeg

"Por suerte no había nadie en la casa", dijeron las víctimas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS