Central

Gil quiere disfrutar y no sentir presión

Consideró que jugar un clásico es "un privilegio" y lo toma con alegría.

Miércoles 04 de Septiembre de 2019

La previa de cada clásico impone sensaciones distintas a las de otros partidos. El dato particular del choque del próximo domingo 15 es que en esta ocasión estarán frente a frente dos equipos que luchan por la permanencia, de allí la idea de que las presiones pueden ser mayores. “Más que sentir presión hay que disfrutar”, fue la reflexión de Leonardo Gil.

“Cada clásico lo tomé con mucha alegría porque sentir esta presión es un privilegio y por jugar estos partidos quedar en la historia del club. Son partidos lindos, que se disfrutan mucho”, argumentó el Colo, quien habló sobre el condicionante que puede significar este partido teniendo en cuenta lo que están peleando ambos equipos. ¿Podrá eso ser el germen de un partido de bajo vuelo futbolístico? “Los clásicos que jugamos tampoco fueron tan vistosos (risas). Siempre se definieron por la mínima o por el que menos se equivocaba. El equipo que lo tome con menos presión y más responsabilidad será el que pueda sacar una ventaja”.

De lo que sí está seguro Gil es que “va a ser un partido muy lindo, como todos los clásicos que jugamos. Es importante para nosotros porque es un rival directo, por eso lo fundamental será trabajar estas dos semanas. El equipo está muy bien, viene haciendo bien las cosas”.

Y agregó: “Con la idea que estamos proponiendo en todas las canchas la obligación del juego será nuestra. Lo estamos haciendo muy bien de local. La idea del técnico es ser un equipo sólido, que sea vertical y que ataque mucho”.

Como siempre, la intriga es sobre si importa la forma en la que llegan ambos equipos. En tal sentido el Colo apuntó que "eso depende de cada uno. Nosotros venimos haciendo bien las cosas y por eso estamos invictos. Ellos vienen de ganar un partido importante en su cancha, pero es un clásico”.

"Deberé quedarme más tiempo para afinar el remate"

El partido de Gil ante Colón no fue de los mejores. Pero sus mayores errores estuvieron en la ejecución de la pelota detenida. “Lo charlé con mis compañeros y la verdad es que las primeras tres pelotas las pateé muy mal, quedaron cortas. Fueron a una zona en la que no tenían que caer, pero a veces pasa. Trato de hacer lo mejor y por ahí deberé quedarme un poco más en el entrenamiento para afinar el remate. Igual creo que sólo fue un día malo”, dijo el Colo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario