Central

En Central el dilema es si no es Gamba, ¿quién?

Ante una hipotética ausencia del delantero, Cocca deberá buscarle un reemplazo. Ribas, Pereyra, Colazo y Jonás Aguirre, las opciones. Cualquiera sea el elegido, el equipo presentará alteraciones en el juego.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

La presencia de Lucas Gamba para el clásico del domingo pasó a ser “el” tema en Rosario Central. Es que a esta altura está en duda y eso obligará al entrenador Diego Cocca a buscar alternativas en caso de que el delantero no llegue en óptimas condiciones físicas después de la “lesión muscular grado 1”, según lo informado oficialmente por el club, que sufrió en el encuentro ante Colón. Es probable que pueda jugar, pero si eso no ocurre el técnico estará en la obligación de encontrarle un reemplazante. Es cierto que por el momento es más un ejercicio de especulación, con todo lo que ello implica, pero bien vale la pena nombrar algunas de las alternativas a las que el DT podría echar mano. ¿Nombres que se anotan en la carrera? Sebastián Ribas, Joaquín Pereyra, Nicolás Colazo y Jonás Aguirre. Podría incluirse a Néstor Ortigoza, pero teniendo en cuenta el poco rodaje que Cocca le dio al Gordo en lo que va del torneo suena una chance menor.

   Como primera medida, lo que vale resaltar es que en caso de tener que apelar a otro jugador que no sea Gamba, hasta es probable que haya alteración en el dibujo táctico, dependiendo de quién sea el elegido.

   A falta de un delantero, nada mejor que otro para suplirlo, aunque se trate sólo de un cuestión lógica. Central lo tiene, pero lejos está quien pareciera ser la principal alternativa de Gamba, como lo es Ribas, de contar con las características de Gamba. El ex Huracán es más de merodear el área, de asociarse al juego abanicando por todo el frente de ataque, mientras que lo de Ribas es mucho más posicional. Es lisa y llanamente un 9 de área.

   Eso no quiere decir que Cocca no analice utilizar dos centrodelanteros (con Riaño quizá saliendo un poco más del área), pero hay un detalle que bien merece ser marcado: desde que Cocca hizo pie en Arroyito una sola vez realizó una apuesta de ese estilo. Siempre intentó jugar con un mediapunta (o un punta más movedizo) y otro como referencia en zona de sentencia.

   Basta con echar un vistazo por las formaciones que puso en cancha en los 13 partidos que el canalla disputó bajo su conducción. Sólo frente a Libertad de Paraguay, de visitante, utilizó un doble 9. En esa ocasión quienes jugaron juntos fueron Riaño y Zampedri. El resto fue con un atacante más retrasado. En 10 encuentros Lovera fue el acompañante del punta (2 veces con Herrera, 2 con Zampedri y 6 con Riaño). En otro caso, aislado por cierto, la dupla fue Jarlan Barrera-Herrera (contra Gremio,

en Porto Alegre), por la Co-

pa Libertadores.

   En el Racing campeón, Cocca tenía como fijas a dos centrodelanteros como Milito y Bou, pero en Central siempre intentó jugar de una manera distinta.

   ¿Qué otra alternativa habría? El ingreso de Joaquín Pereyra, para jugar en zona de tres cuartos o bien más cerca de Rinaudo y que sea Gil quien se adelante un poco más. El paranaense hasta aquí fue siempre una de las primeras opciones de recambio del técnico y eso ante un cuadro de necesidad seguramente puede tener su peso. En cuatro de los cinco partidos del actual torneo tuvo la chance de ingresar y nunca lo hizo por el Colo, por lo que siempre coincidieron en cancha. Eso es lo que le da, al menos en la previa, una buena cuota de probabilidad. Allí también el formato de equipo sería distinto, porque Gil puede moverse más adelante pero no tiene los movimientos de Gamba.

   Después empezarán a tallar otras alternativas. Una de ellas podría ser que Ciro Rius se adelante unos metros, como una especie de extremo, y que eso provoque un reordenamiento de nombres, sin alterar demasiado el esquema. En ese caso Zabala podría ir a la derecha y Colazo o Jonás Aguirre hacerse cargo del andarivel izquierdo. Es cierto que serían demasiados movimientos, pero prácticamente todos estarían jugando en su puesto natural, sobre todo Zabala, quien por izquierda está rindiendo por debajo de lo esperado.

   Incluso hasta el propio Zabala podría ser ese mediapunta. Cocca utilizó al uruguayo en esa posición durante varios pasajes en más de un partido. Lo hizo por ejemplo, en el arranque del segundo tiempo frente a San Lorenzo (Lovera se recostó sobre la izquierda) y por momentos lo llevó a la práctica ante Patronato.

   Por supuesto que mucho dependerá de qué idea tenga Cocca: si quiere que su equipo juegue de acuerdo a sus propias pretensiones o bien imaginando el armado del rival, más teniendo en cuenta que Frank Kudelka deberá meter mano de manera obligada por la baja de Formica.

   A más de una semana y media del clásico, el técnico canalla tiene mucho para analizar y lo primero que intentará junto a su cuerpo técnico es que Gamba esté a disposición. Si eso ocurre, no habría que buscarle demasiadas vueltas al equipo. Pero si no se da, la obligación de cambiar estará y allí el entrenador estará ante la necesidad de buscar una alternativa.

   Desde la especulación misma y realizando por estos días más un juego periodístico que otra cosa, los nombres a los cuales echar mano ante una hipotética ausencia de Gamba están. Cualquiera de las opciones planteadas obligará a Central a realizar un juego con matices distintos a lo que viene haciendo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario