Central

Aún sin Gamba, ni pista alguna

Mientras se rehabilita el delantero, el DT no probó alternativas.

Viernes 06 de Septiembre de 2019

El cuerpo técnico de Central sabe que es difícil que pueda contar con Lucas Gamba para el clásico del domingo 15, pero hasta que la confirmación del médico no llegue esperarán al delantero, al menos hasta los primeros días de la próxima semana. La gran apuesta en Arroyito es que el lunes o a más tardar el martes el futbolista debiera estar a disposición de Diego Cocca. Si eso no ocurre quedaría prácticamente descartado, al menos para jugar desde el arranque. Es que de acuerdo a cómo evolucione hasta el día del partido podrá tener alguna chance de ocupar un lugar en el banco.

Como era de esperar, gamba trabajó toda la semana con los kinesiólogos. Las fuentes consultadas indicaron que está evolucionando de acuerdo a los plazos previstos, pero que "recién van tres o cuatro días de la lesión". El dolor le habría mermado mucho, pero, se sabe, para entrenar en campo junto al resto de sus compañeros deberá evidenciar una clara mejoría.

Lo único que se informó de parte del club es que Gamba padece una "lesión muscular grado 1 en el muslo derecho" y nadie se atrevió a hablar de tiempos de recuperación. Sólo se limitaron a decir que "la evolución de su lesión marcará su disponibilidad". Una lesión de ese tipo lleva, en principio, entre una y dos semanas para rehabilitar, pero si el técnico pretender tenerlo ya el lunes o martes, el panorama se le complicará.

Por eso es de suponer que Cocca ya comenzó a analizar posibles variantes. Hasta el momento no mostró ninguna carta en los entrenamientos, aunque para ese tipo de ensayos tiene toda la semana que viene. Las posibilidades que tiene a mano son Sebastián Ribas (de esa forma el equipo jugará por primera vez en el torneo con dos delanteros de área) y Joaquín Pereyra (hasta aquí uno de los suplentes al que más rodaje le dio). Después de eso, imaginar el ingreso de Nicolás Colazo o Jonás Aguirre implicaría que otros futbolistas cambien de posición. Pero para que cualquiera de esas chances tome forma primero deberá confirmarse la baja de Gamba, algo que por el momento no sucedió.

No habrá cara nueva

Ayer era el último día para que Central sumara un jugador como refuerzo, pero tal como se preveía no habrá una cara nueva para Cocca.

La intención del entrenador fue sumar un futbolista después de lo que fue la salida intempestiva de Maximiliano Lovera, pero los tiempos eran muy cortos y la disponibilidad económica prácticamente nula. De hecho, al formoseño se lo vendió exclusivamente por necesidad. Anoche expiró el tiempo y los canallas no sumar a nadie más.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario