La Región

Miembro del Cottolengo Don Orione, acusado por abuso sexual de internos

La primera denuncia fue hecha a fines de mayo por un joven de 20 años con retraso madurativo. Después se sumaron otras dos y varios testigos

Domingo 10 de Junio de 2018

Un integrante de la comunidad del pequeño Cottolengo Don Orione, de General Lagos, será imputado este lunes por tres casos de abuso sexual contra tres internos de la institución. El caso conmocionó a la comunidad de esta entidad, que apenas se ventiló el escándalo, apartó al "hermano Juan" (de él se trata) de sus actividades cotidianas en el lugar.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación confirmaron a LaCapital que la fiscal Nora Marull, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, imputará mañana al hombre por tres hechos de "abuso simple", y que solicitará algún tipo de medida cautelar que "se reserva para la audiencia". Se espera, no obstante, que la funcionaria judicial pida la prisión preventiva del imputado.

El hermano Juan, como se lo conoce, llegará a la audiencia en libertad, aunque ya había sido trasladado a otro instituto en la provincia de Buenos Aires "para facilitar la investigación", tal cual se expresó desde el Cottolengo cuando trascendió la denuncia efectuada por un interno de la institución, ubicada a la altura del kilómetro 12 de la ruta provincial 21. El muchacho tiene 20 años y padece un retraso madurativo.

Si bien desde el MPA se aclaró que los detalles del caso recién serán ventilados en la audiencia de mañana, trascendió que entre los testimonios recogidos por la fiscal Marull figura el de una empleada del Cottolengo que reveló haber visto al hombre "manosear a un chico que no sabe defenderse ni expresarse". Según habría referido la misma testigo, era común que el "hermano" le realizara obsequios al muchacho, "como un celular y a la semana una tablet". Y que el chico no comía en el lugar "porque se iba a comer con este hermano".

Al testimonio inicial se habría sumado luego el de otras dos víctimas, quienes habrían brindado detalles de los presuntos casos de abusos. Al parecer, en la causa tomaron más de 20 entrevistas en las que se evidenció la gravedad de los hechos, que fue creciendo con el relato que testigos y víctimas aportaron a partir de la intervención de la Justicia y del Centro de Asistencia a la Víctima de Delitos Sexuales.

Medidas internas

Las autoridades del Cottolengo se pusieron a disposición de la investigación, y hasta tomaron sus propias medidas. Apenas denunciado el caso a fines de mayo, aplicaron el llamado "Protocolo para denuncias sobre abuso sexual de menores o de personas vulnerables, que involucren a un miembro de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, en la Provincia Nuestra Señora de la Guardia". Estas normas indican los pasos que deben darse en el marco de la ley para actuar ante denuncias de esta naturaleza. Una de las primeras medidas que se adoptaron, por disposición de la autoridad religiosa competente, fue el inmediato traslado del religioso en cuestión, de manera preventiva, para facilitar la investigación.

Posteriormente, dos religiosos designados a tal efecto por el Superior Provincial, iniciaron la investigación canónica preliminar en la sede del Cottolengo. Recibieron varios testimonios de los empleados de la Institución como así también escucharon con especial detenimiento lo dicho por el residente en cuestión.

Luego, el director religiosa y la coordinadora técnica del Cottolengo acompañaron al residente al rea de Investigación en Violencia de Género, Sexual y Familiar de Rosario para radicar la denuncia correspondiente.

"De esta manera las autoridades del Cottolengo se han colocado a disposición de la justicia, presentando el tema ante la autoridad competente para que actúe dentro de la ley. En todo momento los equipos de profesionales acompañaron al residente, lo que siguen haciendo durante todo este tiempo", afirmó la entidad en un comunicado difundido oportunamente. Y abundó: "Renovamos nuestro compromiso de caminar siempre en la verdad y la Justicia. En el día de la fiesta litúrgica de nuestro fundador San Luis Orione, le pedimos que nos acompañe y fortalezca en el quehacer cotidiano de manera que en todo lo que hacemos, decimos y enseñamos hagamos brillar siempre la virtud, mostrándola deseable y digna de ser seguida".

El Pequeño Cottolengo Don Orione de General Lagos alberga a 104 residentes, está dotado de cuatro pabellones y cuenta en su haber con 100 empleados. En la actualidad está dirigido por el padre Aníbal Quevedo, que asumió funciones en marzo de este año, adonde llegó desde Tucumán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario