El Mundo

Obama y Hillary ponen la mira en el "supermartes" del 5 de febrero

Los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, cada uno con un par de victorias estatales en la campaña por la nominación presidencial, se aprestan ahora a una agotadora gira de 10 días por 22 Estados, donde se realizarán el 5 de febrero las elecciones primarias o asambleas electorales...

Lunes 28 de Enero de 2008

Macon, Georgia. — Los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, cada uno con un par de victorias estatales en la campaña por la nominación presidencial, se aprestan ahora a una agotadora gira de 10 días por 22 Estados, donde se realizarán el 5 de febrero las elecciones primarias o asambleas electorales en que se deciden la mayoría de los delegados a la Convención Nacional Demócrata.
  La abrumadora victoria de Obama en Carolina del Sur de este sábado ha obligado a Clinton a acentuar su campaña en Estados que parecían asegurados, incluidos Nueva York — que representa como senadora— Arkansas, donde su esposo Bill fue gobernador, Connecticut, y el “megaestado” de California, en el que parece contar, como ya ocurriera en Nevada, con el respaldo hispano.

En el Sur profundo. El aplastante apoyo de los votantes negros a Obama en Carolina del Sur acrecienta sus esperanzas de triunfar en tres Estados con grandes poblaciones negras que votarán el 5 de febrero: Georgia, Alabama y Tennessee. Obama obtuvo el 55% del voto demócrata en Carolina del Sur, doblando el 27% de Hillary Clinton. John Edwards finalizó tercero con un 18%, lo que arroja nuevas dudas sobre su futuro.
  Obama y Hillary han subrayado la importancia de esos Estados sureños y han pasado de inmediato a la acción en ellos. Clinton hizo campaña, ya el sábado a la noche, en Nashville, Tennessee, en tanto Obama viajó ayer a Macon, Georgia, donde participó de un servicio religioso en una iglesia protestante negra y de ahí fue a Alabama.
A seducir blancos. Pese a su neta victoria del sábado, Obama enfrenta serios desafíos. Debe mejorar su atractivo entre los demócratas blancos, que le dieron sólo una cuarta parte o menos de los votos en Carolina del Sur. Inclusive en Iowa, donde ganó la primera confrontación, y en New Hampshire, donde fue derrotado por Clinton, Obama no pudo obtener más de un 36% del voto blanco.
  El analista Mark Z. Barabak escribió en Los Angeles Times: “El senador de Illinois ganó 4 de cada 5 votos negros en Carolina, contra 1 de cada 4 de los votantes blancos”, según cita el portal ABCNews.

Apuesta a los caucus. Los jefes de la campaña de Obama creen que podría tener éxito en Estados donde se realizan caucus, las asambleas de afiliados que debaten a cuál candidato apoyar, por sus poderosas organizaciones de base, tal como lo hizo en Iowa el 3 de enero. Entre los siete Estados donde habrá caucus el 5 de febrero figuran Minnesota, Colorado y Kansas. Obama también tendría un buen desempeño en su Estado natal, Illinois, que lo eligió para el Senado en 2004.
  El “supermartes” ofrece más de 1.600 delegados. Se necesitan 2.025 delegados para asegurar la nominación del partido. Con el triunfo en Carolina del Sur, Obama obtuvo 25 delegados, Clinton 12, y Edwards, ocho. Hasta ahora Clinton tiene 249 delegados, Obama 167, y Edwards, 58.

Giuliani se la juega. En el campo republicano, Rudy Giuliani arrancará finalmente mañana con las primarias republicanas de Florida, según una arriesgada estrategia de campaña. Sin embargo, a menos que sea capaz de dar vuelta lo que dicen las encuestas, la cita en el “Estado del sol” podría ser la primera y la última. Los sondeos no ofrecen buenas perspectivas para el ex alcalde de Nueva York. La media de sondeos que ofrece la web especializada RealClearPolitics.com sitúa a John McCain y Mitt Romney en un empate técnico con el 26%. Giuliani se ubica tercero muy lejos, con apenas el 17%.
  Por si fuera poco, el dinero comienza a escasear. Hace una semana pidió a algunos colaboradores clave que renuncien a su sueldo. Ahora, apenas a unos días de la elección que definirá su futuro, el mismo Giuliani tuvo que alejarse dos días de los votantes para dedicarse a la imperiosa tarea recaudatoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario