Edición Impresa

Al portero lo amenazaron para que se haga cargo del crimen, dijo su abogado

Sigue el misterio por el crimen de la adolescente Angeles Rawson. El penalista Miguel Pierri asumió la defensa de Jorge Mangeri, a quien visitó por primera vez en el penal de Ezeiza.  

Sábado 22 de Junio de 2013

El encargado de edificios que está acusado del crimen de la adolescente Angeles Rawson le aseguró ayer a sus abogados que no se incriminó en el homicidio ante la fiscal y reiteró que fue "apretado" antes de que lo llevaran a declarar.

Tras entrevistarse por primera vez con el imputado Jorge Mangeri (45 años) en la cárcel de Ezeiza, el abogado Miguel Angel Pierri —que asumirá oficialmente la defensa— relató que el portero "lloró muchísimo" y le confesó que en ningún momento dijo que era culpable en su declaración ante la fiscal de la causa.

Según Pierri, Mangeri le reafirmó su inocencia y mencionó que "delincuentes lo apretaron" para que se autoincrimine.

"Hablamos durante dos horas, estaba llorando. Es llamativo que no haya ningún testigo (del caso) y sabemos que delincuentes en la calle lo apretaron", aseguró Pierri a la salida del centro penitenciario de Ezeiza.

Antes de ingresar, Pierri había afirmado que iba a tomar la defensa de Mangeri en caso de que notara sinceridad en la palabra del portero, por lo que se infiere que creyó en su inocencia.

Mientras tanto, el registro de la actividad del teléfono celular del imputado, durante la mañana en que la chica fue asesinada, es otra de las pruebas que la fiscal Paula Asaro aguarda para sumar nuevos indicios contra el portero.

También se busca si cámaras de seguridad de la cuadra de Ravignani 2360, en Palermo, captaron algún movimiento del auto del encargado, que habitualmente lo dejaba estacionado en la calle, y para los investigadores pudo ser utilizado para trasladar el cuerpo.

Pierri reiteró que es llamativo que no haya ningún testigo del supuesto ataque del portero contra la joven en el hall del edificio el pasado 11 de junio.

"¿No les llama la atención que un hecho que ocurre en un edificio de alto tránsito por carteros, proveedores, el turno de personas que concurren siempre..., no tengamos un solo testigo? Estamos hablando de Ravignani y Paraguay", remarcó Pierri.

Luego se refirió a la mucama de la familia de Angeles, quien al momento en que la chica supuestamente ingresó al edificio estaba trabajando dentro de la casa, y dijo que si estuvo, "parece increíble que no haya escuchado nada, aceptando siempre que el ámbito de la escena del crimen sea el edificio".

Además, puso en duda que ninguna de las cámaras de seguridad de la cuadra hayan registrado algún dato de relevancia y enfatizó que "si por lo menos dos de las cámaras funcionaron bien, este hecho tiene que estar esclarecido".

Apriete en la calle. Pierri insistió en que Mangeri fue amenazado por personas que lo asaltaron en la calle, le pusieron un revólver en la cabeza, le dijeron que "se hiciera cargo" del crimen y amenazaron con que le iba a pasar algo a su esposa.

"Esto no responde a ninguna fuerza de seguridad, tiene que haber un juez y un fiscal para investigar", aseguró.

El abogado detalló que el portero estaba "ansioso de hablar" y "lloró muchísimo".

Sobre la postura de la fiscal Asaro —que considera que las lastimaduras que presenta el imputado se las hizo él mismo o la víctima— Pierri se preguntó cómo hizo para inflingirse las heridas en la espalda. Les previno a los periodistas que no se iba a referir a las lastimaduras pero expresó: "Acá hay unos delincuentes que lo apretaron en la calle. ¿Cómo se justifican las heridas de la espalda?"

Explicó que está alojado en un sector de internos de buena conducta y que "el servicio penitenciario lo contiene, está muy celoso de su estado" y le han dado garantías de su seguridad.

"Le pregunté si era culpable"

Al salir del penal el abogado defensor Miguel Pierri contó: "Le pregunté si era culpable o inocente". Pero no especificó cuál fue la respuesta textual que le dio Jorge Mangeri. Dijo que el interrogatorio con su cliente "fue muy duro". "No vinimos a hacer una visita social". ilustró. Angeles Rawson, de 16 años, fue encontrada asesinada el 11 de junio en la Ceamse (Coordinación Ecológica del Area Metropolitana).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS