Policiales

Hinchas de Central protagonizaron violentos incidentes en el microcentro

Sucedió anoche tras una convocatoria de la hinchada en el Monumento a la Bandera. La mayoría de los incidentes ocurrieron sobre calle Rioja, donde hubo rotura de vidrieras de comercios y automóviles.

Jueves 24 de Mayo de 2012

Sucedió anoche tras una convocatoria de la hinchada para alentar al equipo en el Monumento a la Bandera. La mayoría de los incidentes ocurrieron sobre calle Rioja, donde hubo rotura de vidrieras de comercios y de automóviles que estaban estacionados.

Un importante número de hinchas de Rosario Central protagonizaron anoche una serie de violentos incidentes en calles del microcentro de la ciudad. Según un adelante del programa "El primero de la mañana" de La Ocho, los mayores problemas se produjeron sobre calle Rioja.

La intención de los simpatizantes era expresar su apoyo al equipo que el sábado enfrentará a River Plate en el Gigante de Arroyito, en lo que se presenta como una final anticipada de la B Nacional. Pero todo se complicó cuando una gran parte de los hinchas que se habían concentrado en  el Monumento quisieron dirigirse hacia el parque Independencia.

Cuando los grupos se desplazaban por el microcentro de la ciudad causaron daños en varios negocios y en vehículos que estaban estacionados. La policía reportó la detención de dos jóvenes imputados de intento de robo a una mujer, pero por los desórdenes no hubo arrestos.

Abigail, una vecina que vive en un edificio de Rioja 1835, uno de las propiedades que sufrió las consecuencia de la marcha de los hinchas "Canallas".

"Todo empezó a las diez y cuarto de la noche. Nosotros teníamos las persianas cerradas y empezamos a escuchar disparos de arma de fuego. Salimos a ver porque pensábamos que era cohetes. Pero nada que ver. Eran los hinchas de Central que rompían autos y vidrieras. Arrojaban piedras para arriba, hacia los balcones de los edificios. Rompieron varios locales y la policía no hizo nada", contó la chica al móvil de La Ocho.

"Tenían botellas y revólveres. La policía les pasó por al lado y no hizo absolutamente nada. No había necesidad de romper todo. Por miedo llamamos a la policía, pero pasaban de largo, no hacían nada. Era muchísima gente. La sensación que me queda después de todo esto es si algún día me pasa algo se que no puedo contar con la policía", afirmó Abigail.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS