POLICIALES

Ataques a balazos con tinte mafiosos ahora parecen tener a los niños como blanco

En Arévalo al 6100 dos chicos fueron baleados junto a su madre. La familia está convencida que los nenes eran el blanco del ataque.

Sábado 17 de Abril de 2021

Buena parte de los barrios pobres de Rosario se ha transformado en un campo de batalla. Luchas por territorio que pueden venir de la narcocriminalidad, las extorsiones o las usurpaciones de bienes ganadas al mundo del hampa. Órdenes que parten desde las cárceles, administradas por jefes de la marginalidad; vecinos que denuncian una pobre presencia policial y un sentimiento de que están solos contra un enemigo tan peligroso y mortal como el Covid-19. En las últimas horas se conocieron media docena de ataques a balazos con heridos signado por el "aplicar mafia". Entre ellos, otra vez, con niños menores de 10 años heridos a balazos. Pero esta vez con el agregado que los familiares de las víctimas están convencidos que fueron a herir o matar a sus nenes. En otros de los ataque puestos bajo la lupa, resultó baleada una de las hermanas de la sindicada narco Tania Rostro.

En un ataque a balazos ocurrido el jueves pasadas las 19.30 en Arévalo al 6100, barrio Ludueña, una mujer de 27 años, embarazada, y sus dos pequeños hijos de 1 y 8 años resultaron baleados. En principio el lugar común lleva a pensar en “niños bajo fuego”. Pero puede empeorar. La familia de los niños heridos están convencidos que, quienes los atacaron, fueron directamente sobre los niños. “Vinieron por los chicos. No tienen huevos estos hijos de puta. El blanco eran las criaturas”, rezongaron a coro dos tíos de los pequeños. El blanco del ataque eran los nenes.

>> Leer más: Balacera en barrio Belgrano: hieren a dos hermanos de uno y nueve años y a la mamá embarazada

Distintas fuentes consultadas, investigadores que conocen los territorios, coinciden que la situación en los barrios de la ciudad se ha complejizado y polarizado más allá de que en los análisis de los porqué de la violencia cotidiana surjan los nombres de las grandes escuderías: Los Monos o Esteban Alvarado, para el ejemplo. En el territorio pueden observarse como hay otros pesos pesados en expansión que aparecen tratando de consolidarse en campo ajeno o en disputa: Brando Bay, el peruano Rodríguez Granthon o los hijos de Ariel “El Viejo” Cantero, los apodados “Tartita” y Chanchón”. Todos los mencionados están presos en cárceles provinciales o federales. También están segundas y terceras líneas que han trabajado para las grandes marcas que, como en sistema de franquicias, tributan a los grandes y buscan consolidarse. Y pibes que pasan y tiran porque reciben ordenes que se generan en las cárceles, pibes que pasan y tiran porque buscan un lugar mejor en el organigrama de una banda, que pasan y tiran, a secas.

Arévalo 6100

Si bien cronológicamente no fue el primero de los ataques a balazos que ocurrieron en las últimas 24 horas, lo sucedido en una vivienda de Arévalo al 6100 el jueves pasadas las 19.30 debe marcar un punto de atención. A la hora señalada dos motos con cuatro ocupantes pararon frente a una casa pintada de verde, portón blanco y varias vueltas de alambre de púas sobre el tapial y comenzaron a gatillar contra el frente con calibre 9 milímetros. Allí hicieron blanco contra Caren Daiana D., de 27 años, quien está embaraza y dos de sus hijos de 1 y 8 años. El más pequeño estaba en brazos de su madre. Según preciso este viernes el director del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, Jorge Bittar, la mujer sufrió una herida en su muslo izquierdo mientras que el bebé tenía un impacto en la pierna izquierda y el nene de 8 años un balazo en el muslo izquierdo y “posiblemente una fractura de cadera”.

>> Leer más: El mapa de las balaceras: un fenómeno con sello narco comandado desde las cárceles

Fuentes consultadas indicaron que desde noviembre pasado dos viviendas de la cuadra fueron atacadas a balazos al menos seis veces. Una de esas viviendas es donde reside Caren con sus hijos. Los voceros también indicaron que se investigan diferentes denuncias realizadas por vecinos de la cuadra sobre la venta de estupefacientes sobre Arévalo al 6100. En el poco diálogo de la prensa que tuvieron los familiares de los nenes heridos dejaron la sensación de que conocían quienes eran los agresores y que el objetivo era matar o herir a los hijos de Caren o cualquier niño de los que frecuentan esa casa.

Media hora más tarde, alrededor de las 20, a nueve cuadras del escenario de la balecera en Arévalo al 6100, tres muchachos fueron atacados a balazos por un vecino en inmediaciones de Solís y Einstein. Uno de ellos recibió un balazo en una mano y corrió por su vida sin que se haya reportado su ingreso a un hospital público.

La hermana de Tania

Dos horas después del ataque en barrio Ludueña, las armas semiautomáticas volvieron a disparar. Esta vez frente a una vivienda de Villa del Parque al 4200, la casa donde residen parientes directos de la sindicada narco Tania Rostro. A partir de un llamado al 911 la policía tomó conocimiento de que el domicilio aludido había sido atacado a balazos desde una moto con dos ocupantes. Y que Casandra Anahí, de 20 años, había recibido una herida por un roce en el muslo de la pierna derecha. Peritos de Criminalística constataron varios impactos en la fachada y el portón de la casa. Recolectaron de la escena tres plomos en el interior de la vivienda y 15 vainas servidas calibre 9 milímetros.

>> Leer más: Balaceras: la punta de un iceberg que esconde planes criminales diversos

Tanto Tania Rostro como su hermana fueron detenidas en abril del año pasado. Tania fue acusada como jefa de asociación ilícita, integrada por varios de sus familiares, e instigadora de al menos tres homicidios y usurpaciones en Nuevo Alberdi, Cristalería y Fontanarrosa (ex Zona Cero), además de imputaciones por narcomenudeo. Casandra, por su parte, cayó presa junto a su pareja Brian Ezequiel O. _imputado del homicidio de Sergio “Tabita” Barquero_, ambos fueron acusados de ser parte de la banda que comandaba Tania.

Monteflores 7100

Rubén Ramón R. tiene 56 años. Según confiaron sus vecinos el jueves alrededor de las 14.30 estaba en un pasillo donde reside, en Monteflores 7100, cuando dos hombres en moto de 125 centímetros cúbicos color azul estacionaron a sus pies y el acompañante comenzó a dispararle sin miramientos. El hombre recibió impactos en el cuello, la espalda, un glúteo y el antebrazo izquierdo. La víctima fue cargada en un auto particular y trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez. Los vecinos contaron que al momento de ser atacado el hombre llevaba a un bebe en brazos.

Según indicaron fuentes consultadas tres años atrás, el 20 de marzo de 2018, se investigó un ataque a balazos sobre la misma vivienda cuyo principal sospechoso fue el apodado “Pahuevo”. La zona donde se produjo el ataque a balazos es dominio de Ariel Maximiliano Cantero, apodado “Chanchón”, y Alexis Claudio Schneider, conocido como “Tartita”, ambos hijos de “El Viejo” Cantero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario