Central

"Un equipo si no tiene orden no puede ganar nada", analizó el Patón Bauza

El entrenador canalla dialogó a fondo ayer con Ovación. Lo que pretende de sus jugadores, los refuerzos, las urgencias de los hinchas, su opinión sobre los clásicos amistosos y la felicidad que le genera ser el técnico de Central fueron los ejes de la charla en la intimidad de la concentración en Costa Rica.

Viernes 29 de Junio de 2018

El Patón se mueve por la concentración canalla en Costa Rica con la misma naturalidad que si estuviera en el living de su casa. Está feliz de volver a ser el entrenador de Central y disfruta cada día de trabajo al máximo. Ayer, tras el entrenamiento matutino y antes del almuerzo, aceptó charlar con Ovación. Con buena onda, convencido de cada una de las palabras que pronunció, dejando fluir sus ideas con espontaneidad y sentado cómodamente en el restaurante del hotel Quality desmenuzó la actualidad auriazul en plena pretemporada.

La imperiosa necesidad de que el equipo encuentre un orden lo antes posible, las urgencias de los hinchas en cuanto a conseguir resultados positivos, los puestos que todavía evalúa reforzar, las elecciones que se vienen en el club y su opinión sobre jugar los clásicos amistosos en este receso fueron los ejes de la conversación jugosa con el Patón.

"Les dije a los jugadores que un equipo si no tiene orden no puede ganar nada. Entonces hago mucho hincapié en esta faceta del juego", sentenció. Además, aceptó que "la gente quiere salir campeón y quiere ganar. Esto fue una constante siempre y el que conoce Central lo sabe". Mientras que con respecto a los clásicos amistosos confió: "Estaba la idea de hacer dos partidos, pero yo no creo que tengamos tiempo". Y en referencia a las elecciones que se vienen fue contundente: "A mí en el trabajo no me cambia en nada".

¿Cuáles son las sensaciones de los primeros días de contacto con el grupo y de volver a girar en la órbita de Central?

Lo más importante de todo es que con el cuerpo técnico estamos felices de estar en Central después de muchos años y de volver a lo que nosotros llamamos nuestra casa. Yo en Central empecé a jugar a los 12 años. Así que realmente estamos muy contentos de poder estar trabajando en este club. Después hemos tenido una buena recepción de parte de todo el plantel, donde tanto ellos como nosotros nos estamos conociendo. Esta semana hemos trabajado desde lo físico y empezamos a implementar ahora los conceptos tácticos. No podemos esperar mucho en el primer amistoso del sábado, pero por lo menos le dimos una idea a los jugadores para que tengamos un orden. Analizaremos bien estos ensayos para poder seguir trabajando. Esta es la idea general y a medida que vayamos conociendo más a los jugadores seguramente irán apareciendo otras cosas en el funcionamiento del equipo. El semestre pasado los jugadores no la pasaron bien en lo futbolístico y la sensación es que desde la confianza el grupo había quedado un poco golpeado.

bauza.PNG

¿Cómo los notaste en este sentido?

Yo hago mucho hincapié ahora en el orden y lo he hablado con ellos. Charlando con varios de ellos me decían que el equipo ha tenido muchos problemas en este sentido. Porque por ahí iban en desventaja en el resultado, se desorientaban y terminaban perdiendo el partido. El orden no fue algo que los caracterizó. Y les dije que un equipo si no lo tiene no puede ganar nada. Entonces hago mucho hincapié en esto y he tenido una buena recepción de parte de los jugadores. Voy a ser muy estricto con esta cuestión. Veremos cómo salen estos amistosos.

¿Tenés en el plantel los jugadores de experiencia que le hacen falta a un equipo para ser competitivo?


Sí. Hay varios futbolistas de experiencia, como por ejemplo en el equipo que jugará ante Alajuelense estarán Caruzzo, Ortigoza y Herrera. Que sirven de mucho en todo sentido. Y hay otros jóvenes que están con muchas ganas, que son rápidos y a medida que los vayamos conociendo bien veremos cómo los utilizamos. Falta que llegue Marco Ruben a Costa Rica y tal vez se puede sumar alguna contratación más. Así que transitamos una etapa de conocimiento y hasta ahora estamos conformes porque los trabajos que hicimos fueron buenos. Siempre hay que atender las cuestiones personales de los jugadores y Ruben necesitaba estar junto a su familia. Seguro. Por suerte tenemos información de que la operación del papá aparentemente salió bien y si Dios quiere mañana o pasado lo tendremos acá con nosotros.

Estás volviendo a Central después de varios años, ¿notaste mucha diferencia desde la época que te tocó estar anteriormente?
Sí. Es otro club. Primero que no hay ningún dirigente de los que estaban en su momento. Y cuando estuvieron en Quito vi a los directivos con muchas ganas. Yo no había trabajado nunca en Arroyo Seco y me llevé una muy grata impresión porque disponés de todas las comodidades que se necesitan. Y cuando estemos en Rosario me voy a interiorizar más de cómo trabajan las inferiores para verlas porque es algo que me interesa. Realmente estamos muy conformes con todo lo que hemos encontrado del club porque nos ha brindado todas las posibilidades para poder trabajar.
Lo que tal vez se potenció en los últimos años es la ansiedad de la gente en cuanto a los resultados.

¿Cómo lo ves?
Pero la gente siempre es igual. La gente quiere salir campeón y quiere ganar. Esto fue una constante siempre y el que conoce Central lo sabe. Y yo lo sé. Creo que hay cosas que hay que mejorar rápidamente. Por ejemplo, el puesto en que terminó Central, que culminó veinte en la tabla. Y, además, tener 41 goles en contra es una locura. Esta son dos cosas que apuntamos a revertir. Después veremos hasta dónde llegamos.

¿Si vienen a buscar a algún jugador desde otro club lo vas a dejar ir o según el caso intentarás retenerlo?
Vamos a ver quién sea. Pero si es una venta realmente muy buena para el club por ahí se puede hacer. Pero a ese tema lo vamos a estudiar muy bien.

¿Te suena mucho el teléfono ofreciéndote jugadores?
Acá no (risas). Sí, antes ha sonado, pero en ese sentido estoy muy tranquilo por lo que hablamos con los dirigentes. Ya se sumó Bettini, Caruzzo y Ayala. Y ahora estamos probando con el equipo a ver si puedo encontrar a alguien que pueda trabajar al lado de Ortigoza con la idea que tengo. Y si no encuentro veremos si traemos a alguien en ese lugar. Pero acá hay dos o tres opciones. Quiero verlos entrenar y después definiremos.
¿En principio te inclinás por dos delanteros o puede ser un nueve y un mediapunta?
Ese depende. Tenemos para jugar con dos delanteros y también para utilizar a un enganche. Está Pablo Becker y Maxi Lovera, que entrena con la selección. Eso lo veremos en el trabajo. A veces teniendo en cuenta al rival. Vamos a ir viendo qué es lo mejor.
Está claro que estás abocado de lleno a lo futbolístico, pero este año hay elecciones en Central. ¿En tu trabajo diario a vos esta situación te modifica en algo, genera alguna incertidumbre en algún aspecto?
No. A mí en el trabajo no me cambia nada. Después veremos qué pasa con las elecciones. La dirigencia que está confía en poder ganar también. Repito, a mí en el trabajo no me cambia nada.
Igual todas las agrupaciones coincidieron mayoritariamente en tu designación como entrenador de Central.

¿Esto te genera gratificación?
Seguro. Eso me pone contento. Sé lo que es Central políticamente. Acá trabajo no va a faltar y trataremos de hacer todo lo posible para que el equipo mejore.
Sobre la chance de que se jueguen los clásicos amistosos, ¿sabes algo más?
No sabemos nada. Estaba la idea de poder hacer dos partidos, pero yo no creo que tengamos tiempo. Nosotros en Argentina jugamos un amistoso con San Lorenzo. Y quiero hacer dos encuentros más, pero de una menor calidad para probar al equipo. Eso se definirá en Rosario.

¿El clásico también puede desgastar energía anímica en los jugadores durante la etapa preparatoria?
Desgasta todo. Desde lo anímico, desde el resultado y te obliga a hacer las cosas bien. Pero son cosas que después en el torneo lo vas a tener, pero preferiría que el equipo esté mucho mejor desarrollado y trabajado.
¿Tenés todo apuntado al primer partido oficial, que será el 2 de agosto por la Copa Argentina ante Juventud Antoniana de Salta?
Sí. Todos apuntamos a eso. Y creo que vamos llegar bien. La idea es ganar ese cotejo y avanzar de fase.

Con la exigencia del resultado y de tener que ganar cada fin de semana, ¿disfrutás de ser director técnico?
A mí me gusta. Sabemos que el resultado forma parte de nuestra profesión y siempre fue así. Y en Central mucho más. Pero lo disfruto porque me gusta trabajar el día a día con los jugadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario