Central

Ojeda encontró su momento para volver al primer equipo

Al volante central siempre le costó asentarse. Cuando más cerca estuvo sufrió una grave lesión en la rodilla derecha. Hoy es la gran apuesta de Cocca para visitar a River.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Pedro Emmanuel Ojeda sale hoy nuevamente a escena. Retorna al equipo después de un largo período de ostracismo en la máxima categoría. Apenas algunas intervenciones en reserva (siempre utilizado como zaguero central) fueron el marco de sus últimas presentaciones futbolísticas. Un solo partido en la era Cocca fue lo que vivió el correntino de 22 años, que cuenta con un largo recorrido en el club desde las divisiones inferiores pero a quien le faltaron oportunidades. Quizá porque cuando estuvo disponible no hizo los méritos necesarios como para ganarse la consideración de los distintos entrenadores, pero sin dudas porque en el momento en que podía encontrar su lugar, con Leo Fernández como técnico, sufrió una grave lesión. Lo cierto es que hoy reaparecerá en el partido, a priori, más complejo del canalla en lo que va de la Superliga: ante el River de Marcelo Gallardo.

   Su aparición no es casual. Se dará por la clara intención de parte de Cocca de poner en cancha un equipo que trabaja en primera instancia para cortar los circuitos futbolísticos del millonario que para intentar jugarlo con la pelota al pie. Por características, Ojeda tiene la capacidad para cumplir las dos funciones: cortar y obstruir el juego y aportar en la circulación. Todo dependerá de la capacidad de adaptación que muestre y de todo lo que pueda fortalecerlo el equipo.

   Lo dicho, Ojeda tuvo una sola chance con Cocca, también en un partido importante. Fue titular en el choque frente a Gremio, en Brasil, por Copa Libertadores. Antes y después de eso el volante central ni pintó por el equipo. Sólo un par de intervenciones en el banco de suplentes en los dos últimos encuentros (Estudiantes y Godoy Cruz), pero sin minutos en cancha.

   Es un jugador al que las chances le aparecieron en partidos de cierta magnitud. El Patón Bauza, quien tampoco lo utilizó demasiado, lo tuvo como una de las tres alternativas de recambio en la final de la Copa Argentina contra Gimnasia. Entró para colaborar en el medio y manejar la pelota y su actuación fue de lo mejor del equipo que finalmente se coronó por la vía de los penales.

   Como a tantos otros productos de las divisiones inferiores, Leonardo Fernández fue el técnico que más en cuenta lo tuvo. El hoy entrenador de Sportivo Las Parejas no pudo utilizarlo cuando estuvo al frente de la primera. Era la gran apuesta, su 5, pero en una de las primeras prácticas sufrió la ruptura del ligamento cruzado de la rodilla derecha, lo que lo mantuvo inactivo poco más de medio año. Leo Fernández sí lo había tenido muy en cuenta cuando dirigió el equipo que fue campeón en la Copa Santa Fe. Siempre lo tuvo catalogado como uno de los futbolistas de mayor proyección.

 Amén de la grave lesión, la intermitencia fue lo que hizo que sus apariciones en el primer equipo fueran esporádicas. Con ningún técnico logró asentarse. Tal vez porque siempre le tocó pelear el puesto en una posición en la que en todos estos años llegaron muchos refuerzos (Martínez, Romero, Arismendi, Rinaudo, Gil y Ortigoza, entre otros).

   Quien le dio la chance de debutar fue Eduardo Coudet. En la octava fecha del torneo 2016/17 Central visitaba a Huracán, pero en el marco de una particularidad. Ese encuentro fue el sábado 29 de octubre, cuatro días antes del choque contra Boca, por los cuartos de final de la Copa Argentina. Fue por eso que el Chacho llevó al Tomás A. Ducó un equipo alternativo y en ese once inicial hubo lugar para el correntino. Fue el primer partido como titular en la primera de Central. Tuvo un rendimiento discreto, al igual que el resto de sus compañeros, en el pobre 1-1. Cuatro fechas después llegó el turno de Olimpo, con un escenario similar al anterior: Coudet guardó jugadores para la semi de Copa Argentina contra Belgrano y otra vez apareció Ojeda. También fue 1-1 (esta vez en el Gigante), aunque el volante central para Ovación fue la figura.

   Después de eso poco y nada. Alguna que otra aparición de la mano del Patón Bauza (dos de ellas en la previa de la final de la Copa Argentina) y el ingreso además en ese encuentro definitorio contra el lobo platense.

   Ahora, con Cocca, sólo pudo mostrarse frente a Gremio. Hasta hoy, cuando le toque saltar al césped del Monumental para aportar su granito de arena en un equipo que la tiene, al menos en los papeles, sumamente complicada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario