Ovación

"Lo bueno es que nunca se dejó de crecer"

"Estar dentro de los ocho mejores es algo muy lindo", tiró el back, que analizó la tercera temporada de Jaguares en el Súper Rugby.

Martes 31 de Julio de 2018

Metido en el pelotón de los ocho mejores equipos, Jaguares terminó la tercera temporada en el Súper Rugby en los cuartos de final. Lions puso fin al sueño de un equipo que dio muestras de superación y cada año que pasa sube la vara. De los 17 partidos que jugó este año Jaguares, el rosarino Emiliano Boffelli fue titular en 15 y fue uno de los pocos jugadores que estuvo presente en todos los encuentros. Pero el polifuncional back no sólo se destacó por eso. Además ocupó la cuarta posición en la tabla de tries con 10 conquistas; en quiebres limpios el ex Duendes aparece en sexto lugar con 27 y en defensores que dejó por el camino en la sexta ubicación con 63.

Estos números son una buena presentación para un hombre con peso propio para analizar la presente temporada de Jaguares.

"Sin lugar a dudas que fue una temporada positiva. Este año nos planteamos el objetivo de clasificar a los playoffs, algo que era un sueño para todo el rugby argentino, y lo pudimos conseguir. Creo que fuimos de menor a mayor. Cada vez tenemos más confianza y se está viendo el crecimiento del proceso", analizó Boffelli al comenzar la charla con Ovación, después de haber pasado un rato largo con los infantiles verdinegros.

"El primer año fue para sumar experiencia, el segundo fue mejor que el primero y el tercero mejor que el segundo", continuó el back.

Con un par de años en el lomo cambia la perspectiva...

Y sí, ya conocés el torneo, los viajes, los rivales, sabés cómo cuidarte y cómo manejarte por ejemplo. Sabés que estás jugando en el mejor torneo del mundo, por eso estar entre los ocho mejores es algo muy lindo. Igual no nos conformamos con eso. Nos quedamos con un sabor amargo porque sentimos que podíamos aspirar a más, pero por otro lado estamos tranquilos porque sabemos que dejamos todo. El equipo no encontró su techo y somos conscientes de que los detalles nos dejaron afuera de las semifinales.

En la primera parte del torneo fueron bastante irregulares y eso se tradujo en los resultados, pero desde la gira por Oceanía en adelante el equipo cambió y metió una seguidilla de nueve triunfos consecutivos. ¿Qué pasó?

Veníamos con un cambio brusco en el plan de juego y otras cosas a las que nos costó adaptarnos. Lo bueno es que nunca se dejó de crecer. Veníamos de menor a mayor y hubo un momento en el que nos estancamos, pero hicimos un salto clave en Oceanía , donde encontramos nuestro juego y eso hizo que cada vez nos sintiéramos con más confianza en lo que hacíamos.

¿Se terminaron de convencer?

Podemos decir que sí, que encontramos esa convicción que, por ejemplo, nos faltaba tener en los últimos metros para desnivelar o para seguir haciendo lo que estábamos haciendo porque nos daba resultados. A veces nos asustábamos de que las cosas nos estaban saliendo y pensábamos que era producto de la casualidad, pero no, nos estaban saliendo porque hacíamos lo que habíamos entrenado y llevábamos adelante el plan de juego. En ese sentido estamos muy contentos. Ojalá que este sea el piso y no tenga techo.

A partir de ahora, esto obliga a pensar que el piso son los playoffs.

Ni hablar. Una vez que nos metimos en los playoffs queríamos ser campeones. Es cierto, aunque suene a locura. Nos teníamos mucha fe. Después pasó lo que pasó, pero internamente sabíamos que estábamos para grandes cosas.

¿Pagaron la inexperiencia de jugar en esa etapa?

Puede ser, pero si bien no son excusas también tuvimos muchas cosas en contra: jugamos de visitantes, en la altura y nos dirigió un árbitro local... Ya entrar así la cabeza te juega en contra. Arrancamos bien y ellos (Lions) se encontraron con un try sin hacer nada, un try que le regalamos nosotros y eso nos mató. Así y todo nos pudimos poner a tiro en el marcador y nos volvieron a sacar ventaja: nos pusimos a tres puntos, algo que nos costó muchísimo, y tuvimos una jugada en la que pudimos haber pasado a ganar, pero nos pescan una pelota (creo que fue la jugada clave del partido), salen y nos marcan.... ahí terminaron de sentenciar el partido.

Jugaste de fullback, de wing e incluso de apertura en algunos partidos. ¿En cuál puesto te sentís más cómodo?

Como gustarme, te diría fullback. Tuve que ocupar esa posición por la lesión de Tuculet. Obviamente que al principio me costó adaptarme porque hacía bastante que no jugaba pero creo que terminé acomodándome. Después me sentí muy cómodo de wing y los tries me dieron confianza para afianzarme. Los dos son puestos en los que me encanta jugar, como el de apertura, aunque sé que para jugar en este nivel, para tener la 10, tengo que seguir aprendiendo muchas cosas porque me falta todavía.

Se fue Nicolás Sánchez y todo indicaría que ahora en Los Pumas vos ocuparías su lugar como apertura.

Sinceramente no sé. Si es así, ojalá pueda entrenar bastante y tener el rodaje en ese puesto para aprovecharlo lo máximo posible.

De tus tries, ¿cuál fue el que más te gustó?

A nivel personal, el primero, ante Stormers. Como equipo, el segundo que le hice a Waratahs.

¿Quién es tu candidato en el Súper Rugby?

Creo que Crusaders tiene todo para llevárselo de vuelta. Lions, si bien se hace fuerte de local, cuando juega de visitante es otro equipo. Es como que disminuye su rendimiento.

¿Por qué Jaguares juega de una determinada manera y cuando esos mismos jugadores se ponen la camiseta de Los Pumas no juegan igual?

Son dos cosas distintas. Son dos torneos distintos en los que hasta se dirige de diferente manera, el arbitraje es otro. En la ventana, tanto Escocia como Gales vinieron a hacernos las pelotas lentas, a sacarnos ritmo. Seguramente los dos no estudiaron lo que hicieron Los Pumas en noviembre del año pasado sino lo que hizo Jaguares este año. Hubo jugadas que, en Súper Rugby, hubieran sido penalizadas y en los test no se cobraron. Igual estas no son excusas, nos ganaron bien.

¿Qué le falta a Los Pumas para que arranquen?

Entrar a la cancha convencidos de lo que podemos hacer, del plan de juego a ejecutar. Es eso. Es saber qué es lo que tiene que hacer cada uno y hacerlo bien. No tapar el agujero de otro, sino hacer bien lo que te corresponde.

¿Para que puede servir este Rugby Championship que está próximo a empezar?

Empieza un ciclo nuevo y con un cambio de entrenador incluido. Es un cambio importante, por lo que vamos a ver si algunas de las cosas que entrenábamos se mantienen o no... Sinceramente no sé. Volviendo a la pregunta, creo que este torneo que empieza le puede servir al nuevo entrenador para probar sus ideas. Sería bueno conseguir resultados y sobre todo que podamos encontrar el equipo lo antes posible. El Rugby Championship es un torneo que siempre nos da rodaje, por eso habría que tratar de aprovecharlo de la mejor manera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});