Ovación

"Ganar la Copa de Plata es un gran estímulo"

El DT de Colón de San Lorenzo mostró conformidad con el objetivo alcanzado. "Los chicos siempre respondieron. Dejaron mucho de lado para decir presente", destacó.

Martes 23 de Octubre de 2018

El club Colón de San Lorenzo está jugando en el Nivel III Desarrollo, que es el más bajo de la Unión de Rugby de Rosario. "Los Pacuces", como se conoce a su equipo de rugby, se consagró campeón de la Copa de Plata después de vencer en la final a Los Teros de Firmat 32-20. Fue un logro importantísimo para una institución que hace sólo un par de años que cuenta con esta disciplina. Carlos De Pascual, quien junto a Adrián Vettori entrenó el equipo que tuvo la particularidad de tener en sus filas a todos laburantes del cordón industrial, hombres que ponen el hombro, no sólo para tacklear.


De Pascual entrenó muchos equipos en desarrollo. Estuvo entre otros en Roldán, Arroyo Seco y en su momento Red Star, también de San Lorenzo, donde conoció muchos jugadores y uno de ellos sirvió de nexo para llegar este año a Colón. "Estoy muy conforme, porque dentro de las limitaciones del equipo (por problemas laborales), los chicos siempre respondieron. Están y dejan muchas cosas de lado para decir presente", destacó el ex primera línea al referirse a sus dirigidos.

¿Cómo fue la experiencia de entrenar este equipo?

Fue otra experiencia nueva. Uno siempre aprende muchísimo de los equipos en desarrollo porque no sabés con qué te vas a encontrar. Tenés jugadores de buena calidad, con un entusiasmo tremendo pero con poca formación rugbística. Esto hace que tengas que empezar a trabajar de cero y eso es lo lindo. Es un desafío que nos llevó siempre a ver qué pasa en cada partido. El nuestro es un equipo que tiene mucha rotación de gente y eso no es por la cantidad, sino por los trabajos que tienen. Todos trabajan en el cordón industrial, en San Lorenzo y la zona, y hubo muchos que nos plantearon durante el año, por ejemplo, que por tres semanas no iban a estar porque trabajaban en el turno noche. Como entrenador me pasaba que no sabía con qué equipo me iba a encontrar cada fin de semana, pero no el de enfrente, sino el mío.

¿Qué balance hacés de la temporada?

En líneas generales fue un buen año. En el torneo Apertura, donde se juntan Nivel 3 y Desarrollo, salimos terceros en la Copa de Oro y les ganamos a equipos del nivel superior. Después, cuando empezó el campeonato, ganamos los seis primeros partidos, pero luego trastabillamos en dos, empatamos el restante y no nos alcanzó para clasificar a la Copa de Oro. Fuimos a Copa de Plata y ahí sí salimos campeones.

¿Con cuántos jugadores contaron?

En el plantel superior habrá, como máximo, 27 jugadores, un número con el que no alcanzamos para completar una reserva y que por eso estamos en el Nivel 3. Después habrá cien jugadores más entre juveniles e infantiles. Ahí hay una buena base de chiquitos, que es a lo que apunta el club, a cimentar las bases. Por ahora estamos en la tarea de generar jugadores.

¿Cuál es la edad promedio del equipo?

El plantel tiene jugadores de entre 20 y 40 años... Hay dos de 40 años, que son los más viejos, y ambos son titulares. Se esfuerzan más que los jóvenes, algo que es destacable, pero también entendible porque si no lo hacen no podrían estar dentro de una cancha.

¿Qué tipo de juego intentan que desarrollen?

Por haber empezado a jugar de grandes el juego por ahí es medio rudimentario. No es vistoso, es muy de contacto y de jugar a lo seguro, muy cerquita de las formaciones, algo que se da en la mayoría de los equipos de este nivel, porque es la característica de esta división. Hay otros equipos que ya tienen varios años de rugby y tienen otro juego, un poco más abierto, pero no tanto. Jugamos cerrado, pero es algo que estamos tratando de ir modificando de a poco. Estamos buscando ir al contacto y abrir rápido, algo que nos está empezando a dar resultados.

¿Qué objetivos se plantearon?

La idea es que la primera siga superándose de a poco y sus jugadores tengan la paciencia necesaria para hacer el aguante hasta que lleguen los chicos de abajo. Hay buenos entrenadores y las cosas se están haciendo bien. Por eso ganar la Copa de Plata fue importantísimo, porque los más chicos van y miran los partidos y esto los estimula.

¿Sentís el apoyo hacia el grupo?

Totalmente. Es un club polideportivo, de muchos socios, en el que el rugby ya se hizo un lugar. El presidente Gustavo Nonis es un hombre abierto a todos los deportes y nos apoya en lo que necesitamos y ni hablar del presidente de la subcomisión de rugby Claudio Contreras, uno de los pioneros del rugby sanlorencino. El intendente Leonardo Raimundo también nos dio una mano grande. La Municipalidad nos dio un predio para nosotros solos, para entrenar, con vestuarios. Ahora estamos apuntando a un galpón muy grande que está pegado y está desocupado, donde queremos meter un gimnasio... es un lugar enorme que nos puede servir para entrenar cuando llueve. Es importante recalcar el apoyo recibido, por eso que hace que tengas espaldas para seguir creciendo, por eso no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecerle a todos.

De ahora en más, ¿qué esperás?

Veo un futuro de crecimiento lento. Es una cosa que va a llevar tiempo, pero va a crecer. Quizás el año que viene, varios de los jugadores que tenemos se vayan, llegarán otros y habrá una rotación que siempre debilita al equipo, como ocurre cuando se van los jugadores con mayor experiencia. Pasa en todos los niveles, hasta en el Top 12 de la Urba, sólo que en estos equipos se siente mucho más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});