Ovación

Arrancaron las pibas

Por primera vez en 34 años hubo torneo femenino en el Mundialito de fútbol infantil de Arteaga y la llama votiva la encendió una nena.

Jueves 23 de Enero de 2020

Hace poco más de diez días sucedieron en Arteaga varios hechos curiosos que marcarán su historia. En la inauguración de la 34° edición del tradicional Mundialito de fútbol infantil _organizado por el Club Atlético Alianza_ que congregó desde el 10 al 19 de este mes a más de cien equipos de nenes y nenas de entre 6 y 12 años, hubo tanta gente en la cancha como habitantes tiene todo el pueblo: 3.500 personas.

Pero, además, por primera vez se realizó un torneo femenino dentro de este encuentro rojiblanco. Fue libre en materia etaria (participaron 24 equipos de mujeres de entre 16 y 34 años). Las campeonas fueron las chicas de Bell Ville, localidad cordobesa donde las fábricas de pelotas de fútbol nacionales están reviviendo tras la crisis de cuatro años con las que las castigó el macrismo.

Por nueve días el Mundialito convulsionó a la localidad distante a 130 kilómetros al oeste de Rosario. A tal punto se revolucionó el pueblo que cuando terminó el certamen "no quedaron pollos ni carne en ninguna carnicería", aseguró Guillermina Nardi, desde hace dos años la cabeza femenina de este Mundialito de la "Capital del fútbol infantil". Y la llama votiva esta vez la encendió por primera vez una nena, de 10 años y de la localidad de Los Quirquinchos, porque es la única en su equipo todo integrado por varones.

De este modo quedó plasmado que tras poco más de tres décadas arrancaron las pibas, como en todos los rincones del mundo futbolístico (lo único que aún curiosamente se sostiene en el torneo como en los viejos cuentos es la elección de la Reina, una figura de utilería que va quedando en desuso entre las mujeres cada vez más empoderadas).

La competencia no se juega cada cuatro años como el de Fifa, no rueda la pelota en estadios millonarios ni concentra la atención de países enteros, pero curiosamente pasaron por esta versión mini argenta Lionel Messi, Javier Mascherano, Ever Banega, Gio Lo Celso y Claudio "Piojo" López, que sí saben de Copas Mundiales. Y también jugaron en suelo arteaguense Fernando Gamboa (ex Newell's), Fernando Pierucci (ex Central) y Facundo Cáseres (actual volante de Vélez) porque allí mismo nacieron.

Si bien el torneo de fútbol infantil permite el juego mixto, aún la nenas son escasas. Ganaron varios equipos masculinos de Rosario que marcaron su presencia en este Mundialito: Renato Cesarini, que salió campeón en cancha de 9, en la categoría Mundialito Kids (son los más chiquitos de 2011); Los Amigos de Rosario patearon en canchas de 9 y fueron campeones de la Copa de Oro categoría 2009, y Rosario Central quedó en tercer lugar entre los "mayores" de la 2007, quienes jugaron en cancha de 11.

El Mundialito se juega en 22 sedes de la región porque no todos los jugadores y familiares "entran" en Arteaga, que de hecho no tiene hoteles. Por eso muchos visitantes se hospedaron en San José de la Esquina, en Arequito (el pueblo de la Sole y su club, 9 de Julio) o en Casilda. También en el salón comunal del pueblo, en las escuelas primarias y secundarias y en casas de familia.

"En Arteaga nos conocemos todos. Acá hay dos clubes rivales: nosotros los de Alianza, a los que también nos dicen los villeros. Algunos dicen porque tenemos una villa deportiva y otros sostienen que eso surgió años atrás cuando muchos jugadores de extracción social baja vinieron a jugar al club y luego están los blanco y negro de Arteaga, a los que los llaman el 14, por el borracho en la quiniela", retrató Nardi, quien trabaja codo a codo con Martín Gil, para que por nueve días todo sea una "fiesta, inclusiva y bien federal" donde además se colgaron carteles en las canchas alentando a que los padres se comporten bien, no insulten a los árbitros y sólo alienten a los chicos .

El encendido de la llama votiva dio muestras de la intención de sumar: la realizó Violeta Sejas, hija de Lucas, histórico volante de la Liga Interprovincial, y un nene del Calafate. Una Copa con historia y futuro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario