Roldán

Tercera entradera violenta en Roldán en menos de 15 días

Esta vez sucedió en el barrio Las Tardes, sobre la ruta A012. Se sumó a dos hechos similares ocurridos hace pocos días en esa ciudad.

Miércoles 12 de Agosto de 2020

Una familia de barrio Las Tardes, ubicado sobre el kilómetro 44 de la ruta A012, fue víctima de otra violenta entradera que provocó más desazón entre los habitantes de Roldán, ya que se sumó a dos hechos similares ocurridos hace pocos días. Este martes, cerca de las tres de la madrugada, un matrimonio y su hijo de 17 años fueron sorprendidos por tres hombres que ingresaron a su domicilio en forma violenta. Dos de ellos portando un arma de fuego y una navaja.

A la pareja la redujeron atándola con cables y luego los encerraron en el baño mientras que a su hijo lo dejaron sentado en una cama pero le propiciaron varios golpes en su cuerpo. Quien sufrió la mayor violencia física fue el padre, que resultó con heridas cortantes en el cuero cabelludo y debieron suturarlo.

El hecho ocurrió en calle Panamá al 2100 y según informó a la policía el dueño de la propiedad, Javier V. de 43 años, estaba en la casa junto a su pareja Verónica B. de 42 años y su hijo adolescente Julián V. cuando fueron sorprendidos por los tres ladrones que irrumpieron violentamente tras ingresar por la puerta principal de la vivienda.

lastardes.jpg

Según las víctimas, uno de los delincuentes actuó a cara descubierta. Su cabello era pelirrojo, de tez blanca y tenía mucho acné en el rostro. Luego de alzarse con el botín, unos $58.000, dos televisores, una guitarra y dos celulares, se habían retirado en un Corsa negro con baúl. Por orden judicial, intervino el gabinete criminalístico de Rosario y la brigada operativa de dicha agencia de investigación.

Los vecinos comentaron a La Capital que este tipo de delitos no se daban en el barrio “que hasta hace poco era tranquilo y bastante seguro”. En esa línea dijeron que suele haber robos en obras en construcción o casas que están sin sus moradores “pero ahora ya estamos preocupados porque te entran a tu casa cuando estás con la familia y te golpean”.

Dos más. El pasado 30 de julio otra familia de Alto Residencial, barrio que se encuentra cerca de Las Tardes, también vivió una pesadilla cuando dos sujetos armados se metieron violentamente en su casa cerca de las 20 horas, amenazaron con matarlos y al irse dispararon al aire.

>> Leer más: Una familia de Roldán sufrió una violenta entradera

Julieta C. contó entonces a este diario que le apuntaron a su hijo de 11 años en la cabeza, a otro de 14 en el pecho y le pegaron un culatazo al marido. También estaban en la vivienda otra hija de 20 años y su mamá de 65 años. Estuvieron unos 20 minutos deambulando por la casa y ffinalmente se retiraron llevándose 30 mil pesos, una tablet y tres celulares. La mujer comentó que al día siguiente, mientras realizaba trámites en el banco, vio pasar a uno de los delincuentes en una moto con la misma ropa que usó para el robo. Ese dato sirvió para que pudieran buscarlo y atraparlo horas más tarde en la zona urbana de la ciudad.

“Vinimos a vivir al campo, hicimos el sacrificio de comprar una casa en Roldán por la paz y la tranquilidad y ya no hay más paz ni tranquilidad”, había expresado Julieta a las pocas horas de sufrir la entradera.

El 28 de julio un matrimonio de barrio Don Quijote fue sorprendido por cuatro hombres armados cerca de las 6.30 cuando estaban a punto de irse a trabajar a Rosario. Los hicieron entrar a su casa, los golpearon y los maniataron junto a sus tres hijos menores de 7, 12 y 17 años. Les robaron más de dos millones, entre pesos y dólares, y huyeron en la camioneta del dueño de casa, un empresario de 42 años.

>> Leer más: Violenta entradera: roban dos millones de pesos y agreden a una familia

Reclamo. Debido a estos graves hechos delictivos, más otros de modalidad arrebato que se vienen dando en Roldán, la diputada provincial de la Unión Cívica Radical Silvana Di Stefano presentó un proyecto para que el ministro de Seguridad informe las acciones impulsadas para evitar la continuidad de la inseguridad y denunció la falta de móviles y de presencia policial.

“Hay un gran temor y vulnerabilidad, tanto para las víctimas directas como para los restantes miembros de la comunidad. Es una ciudad muy grande con barrios distantes unos de otros, particularmente puedo dar fe que por mi casa no veo patrullaje”, afirmó la diputada, vecina de esta ciudad que ha crecido exponencialmente y ya cuenta con casi 20 mil habitantes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario