La Región

Una familia de Roldán sufrió una violenta entradera

Dos hombres armados cometieron el asalto. Al otro día una de las víctimas reconoció a uno en el centro de la ciudad y lo apresaron.

Sábado 01 de Agosto de 2020

Una familia roldanense vivió una pesadilla en la noche del jueves, cuando dos sujetos armados se metieron violentamente en su casa, amenazaron con matarlos, apuntaron a los hijos menores y al irse dispararon al aire. Cerca del mediodía de ayer uno de los delincuentes fue apresado luego de que la víctima lo viera pasear en moto por el centro de la ciudad.

La entradera ocurrió en el barrio Alto Residencial, ubicado al norte de la ciudad, sobre el kilómetro 44 de la ruta A012. "Uno de los asaltantes se cortó con el vidrio de la puerta y sangraba mucho, por lo que debe estar muy lesionado", señaló Julieta C. al contar la pesadilla que debieron pasar cerca de las 20 del jueves, cuando dos hombres armados rompieron el vidrio del quincho e ingresaron a la casa. De inmediato exigieron que les entreguen dinero, le apuntaron en la cabeza a su hijo de 11 años, a otro de 14 al pecho y le pegaron un culatazo al marido. También estaban en la vivienda otra hija, de 20 años, y la mamá (65 años) de Julieta.

Antes de retirarse, los delincuentes estuvieron unos 20 minutos deambulando por la casa y amenazando al dueño con matarlo si no entregaba la plata. Finalmente se llevaron 30.000 pesos, una tablet y tres celulares, uno de los cuales luego apareció tirado en una zona rural.

La mujer comentó que en la mañana de ayer, mientras realizaba trámites en el banco, vio pasar a uno de los asaltantes en una moto roja y negra con la misma ropa que usó para el robo. Ese dato sirvió para que pudieran buscarlo y atraparlo poco después en la intersección de las calles Independencia y Maciel, en la zona urbana de Roldán.

Tiros para amenazar

"Vinimos a vivir al campo, hicimos el sacrificio de comprar una casa en Roldán por la paz y la tranquilidad, y acá ya no existe. Los delincuentes nos dijeron que estábamos muy regalados por el lugar donde vivimos. Cuando se iban, tiraron un tiro a modo intimidatorio. Este no es un hecho de inseguridad más, estamos muy a la deriva, ya se meten en nuestras casas con nosotros adentro", resaltó Julieta.

El martes pasado otra familia, en barrio Don Quijote, fue víctima de un hecho similar cuando cuatro hombres armados ingresaron a su propiedad, le robaron una gran cantidad de dinero y su camioneta pero antes golpearon al matrimonio y los maniataron junto a sus hijos menores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario