La Región

Entierran una cápsula del tiempo por los 120 años de un colegio de Cañada

Entre los elementos que se guardarán para las nuevas generaciones estará esta página del ejemplar de hoy del diario La Capital.

Jueves 13 de Junio de 2019

En 1961, cuando realizaban obras de ampliación del edificio del colegio San Antonio de Padua de Cañada de Gómez, hallaron una cápsula del tiempo. Fue al levantar los pisos de madera para cambiarlos por mosaicos cuando descubrieron un cilindro metálico enterrado debajo de un salón de la planta baja.

En el interior del recipiente había monedas de fines del siglo XIX, una medalla italiana de 1866 y un ejemplar de La Capital del 13 de junio de 1899, el día que se colocó la piedra fundamental de la institución.

Hoy se cumplen 120 años de la creación de la escuela y esta página de La Capital de hoy —que se publica aquí en La Región— será guardada junto a otros objetos en una nueva cápsula, para ser desenterrada por las generaciones futuras.

El diario hallado de 1899

Una editorial sobre reformas judiciales, una inspección cloacal, tentativa de evasión de presos, información de las provincias y el folletín de Hugh Conway "Un secreto de familia", son algunas de las notas destacadas de esa portada amarillenta y en formato sábana del Decano de la Prensa Argentina guardado durante 120 años.

Durante este mes es exhibido junto a otras piezas históricas y elementos de estudio e investigación —lúdicos y científicos— que dispone la institución. La muestra se puede visitar en el Museo Histórico Municipal Elías Bértola, de esa ciudad ubicada en el sur provincial. "Los chicos están muy entusiasmados, porque hemos tenido visitas guiadas al Museo y quedan muy sorprendidos cuando ven la cápsula", cuenta María Elisa Crucci, vicedirectora de la primaria.

En la escuela las semanas previas al festejo de hoy transcurrieron al ritmo de los preparativos. Es que junto con la presente nota de la edición impresa de La Capital, en la nueva cápsula guardarán mensajes de los alumnos y alumnas de la institución. "Para que dentro de varias décadas al abrirla sientan la misma emoción que produjo en nosotros hacer lo propio con la de 1899", dicen desde el establecimiento al que asisten cerca de 750 estudiantes de la escuela de nivel inicial y primaria Nº 1.024 y la secundaria Nº 8.055.

El acto será hoy, a las 15, y la nueva cápsula será depositada debajo del mástil ubicado en el centro del patio escolar.

padua1.jpg

La historia

Si bien el Colegio San Antonio de Padua comenzó su labor educativa en el año 1899, dos años antes las hermanas de la Congregación de San Antonio —fundada por Antonia Cerini en Mercedes, provincia de Buenos Aires— llegaron al Hospital San José de Cañada de Gómez con fines asistenciales. En esa tarea fue que descubrieron la necesidad de una escuela para la educación de los niños de las familias de la zona, en su mayoría de inmigrantes católicos. El 1º de marzo de 1899, dirigidas por sor Agustina Belén, iniciaron sus clases en un galpón cedido por un vecino, a cambio de la educación de sus tres hijas. El 13 de junio de ese mismo año se colocó la piedra fundamental del actual edifico en un terreno donado por Félix Pagani, jefe de la Comisión de Fomento de la ciudad. El colegio se trasladó en 1901.

Con el tiempo, la institución fue creciendo en alumnado y también en lo edilicio, satisfaciendo también la necesidad de educación de las niñas de las familias de la zona rural y de pueblos vecinos que les confiaban la educación de sus hijas como pupilas. Desde la escuela recuerdan que hacia mediados del siglo XX se produjeron grandes cambios en la institución, llevados adelante por las hermanas Celestina y Margarita, junto a una comisión destacada de ex alumnas.

Su fachada se modernizó, dejando atrás las ventanas altas que daban a un jardín que rodeaba todo el frente. Además, se sumaron nuevas aulas, la capilla, la biblioteca, el salón de actos y el dormitorio de las pupilas.

También la educación se adecuó a los nuevos requerimientos de la sociedad. Las enseñanzas de bordado, costura, piano y pintura cedieron paso a otros aprendizajes, y en 1952 se inauguró el ciclo básico del nivel secundario. Más tarde se incorporó 4º y 5º año de magisterio y en 1957 se recibieron las primeras maestras. Si bien en la actualidad el equipo directivo está conformado por laicos, destacan la presencia y ayuda constante de las religiosas de la congregación.

padua2.jpg

Actividades

Los festejos por los 120 se extenderán en distintas actividades durante los próximos meses. El 30 de junio el colegio organiza una muestra fotográfica sobre los últimos 60 años de la escuela, con la presencia de la Orquesta Municipal de Tango. Durante este año se presentará el libro "El San Antonio. Historia del Colegio San Antonio de Padua de Cañada de Gómez", de Gerardo Alvarez, con testimonios de ex alumnos y docentes, además de material fotográfico. El 5 de julio habrá una peña folclórica en la escuela.

Para el 9 de agosto a las 20 preparan un recital de música argentina y latinoamericana en la capilla del colegio, a cargo de Verónica Marchetti (voz), Enio Locatelli (piano) y Pablo Farhat (violín). El 28 de ese mismo mes habrá un show infantil a cargo de Marina Rosenfeld y Fernando Bozzini, del grupo de Arte y Parte. Y para el 15 de septiembre preparan un almuerzo por los 120 años de la escuela. Es día también inaugurarán en la planta alta del edificio el espacio "Agustina Belén", en homenaje a la fundadora del colegio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});