La Región

Empleados de un frigorífico denuncian "apriete" sindical

Trabajadores aseguran que una federación a la que no pertenecen quiere descontarles compulsivamente un aporte sindical.

Martes 17 de Septiembre de 2019

Un inesperado y extraño episodio puso en alerta a trabajadores de la carne de Casilda que aseguran haber sido intimidados a pagar un porcentaje de sus salarios a un sector sindical al que no pertenecen.

El hecho ocurrido días atrás en el frigorífico que la empresa Rafaela Alimentos tiene en Casilda ya está en manos de la Justicia, que busca esclarecer lo sucedido en medio de un clima de preocupación.

Es que el accionar tiene un antecedente ocurrido en julio que tuvo como escenario un establecimiento cárnico del partido bonaerense de San Fernando, y que derivó en serios incidentes que dejaron como saldo un colectivo incendiado y dos operarios heridos de gravedad.

Y algo parecido ocurrió posteriormente en plantas frigoríficas de otras localidades, donde también se registraron situaciones violentas aunque con consecuencias de menor gravedad.

El caso de Casilda parece formar parte de esa suerte de embestida atribuida a una federación sindical a la que los empleados de Rafaela Alimentos —como de otras firmas— ya no están encuadrados, pero igual insiste con querer retenerles un dos por ciento de sus haberes en concepto de representación gremial.

Así se desprende de la denuncia realizada en Fiscalía por representantes del Sindicato de la Carne, luego de tomar conocimiento de que un sujeto identificado con la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados se apersonó en el sector de ingreso del frigorífico ubicado en Ruta Nacional Nº 33 para expresar a un empleado de vigilancia el motivo de su presencia y dejar un mensaje intimidante.

"Hoy venimos de buena manera por el dos por ciento, pero la próxima visita puede ser diferente", habría advertido para luego alejarse del frigorífico donde a los pocos días fue robado de la playa de estacionamiento un vehículo perteneciente a un empleado y cuyo hecho no se descarta podría tener vinculación con el suceso de amenazas.

Los denunciantes indicaron que "este es un modus operandis que (esa federación) lleva adelante en forma ilegal para avanzar en la representación de trabajadores fuera de su ámbito de actuación ya que el sindicato que representamos se encuentra afiliado a otra entidad de segundo grado que es la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y afines de República Argentina" (Fesitcara).

Prevenir situaciones violentas

El secretario general del sindicato de la carne de Casilda, Sixto Vallejos, quien además integra la comisión directiva de Fesitcara, fundamentó la denuncia al sostener que "es fundamental no sólo para que se investigue lo ocurrido sino para prevenir situaciones violentas como las ya sucedidas en otras partes del país y que no tienen nada que ver con los intereses de los trabajadores".

El dirigente sindical dijo que "hay personas contratadas que actúan como mercenarios para intentar extorsionar a trabajadores que son de nuestra federación y le quieren cobrar el dos por ciento aduciendo que le corresponde hacerlo cuando no es cierto ya que se trata de una acto ilegal".

Dijo que "pedimos intervención al Ministerio de Trabajo" para frenar a esta situación "anormal" que pone en riesgo la seguridad de muchos trabajadores al tiempo que insistió con la importancia de haber denunciado lo ocurrido porque "es una forma de prevenir problemas mayores".

Vallejos además mantuvo conversaciones con autoridades policiales de la regional Caseros, con sede en Casilda, para pedir mayor seguridad, lo que ya se tradujo en una intensificación de los patrullajes en la zona del frigorífico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario