Información Gral

Un violador que saldrá en libertad amenaza de muerte a una periodista

Angel Ferreyra Britez, de 45 años, se obsesionó con Mara Fernández Brozzi, de 40, quien da clases de comunicación social en una cárcel. El preso saldría de prisión el próximo y la mujer está aterrorizada.

Martes 02 de Septiembre de 2014

Una periodista de 40 años que da un taller ad honórem en una cárcel bonaerense fue amenazada de muerte varias veces a través de mensajes de texto a su celular enviados por un interno del penal, de 45 años, que cumple una condena por violación. El preso saldría de prisión el próximo y la mujer está aterrorizada.

Según publicó el diario Tiempo Argentino, Angel Ferreyra Britez está preso por violaciones reiteradas y cumple una condena de 18 años en la Unidad Penal 42 de Florencio Varela. Dos años atrás estuvo en la 48 de San Martín. Allí le brindaron la posibilidad de participar del taller de Comunicación Social que dicta la profesora y periodista Mara Fernández Brozzi. El se obsesionó con ella y luego empezó a amenazarla: cuando recupere su libertad, prometió, la buscará para concretar sus intimidaciones.

Fernández Brozzi dicta ese taller ad honórem una vez por semana desde agosto de 2010, y del cual participan alrededor de 30 presos regularmente. Lo hace en la sede que la Universidad Nacional de San Martín instaló en la Unidad 48. En 2011, se integró como alumno Ferreyra Britez, de 45 años, a quien todos apodan El Chino. El primer episodio preocupante fue una amenaza: le dijo que si se negaba a mantener un romance con él la iba a matar a puñaladas, aunque ella no le dio trascendencia al hecho.

El 19 de abril de 2012, Ferreyra Britez le preguntó a la mujer si podía salir del aula donde se dicta el taller para conversar, porque se sentía mal por problemas familiares. Cuando Mara salió se mostró muy violento y la agredió verbalmente. Luego le apretó la muñeca con fuerza y ella le dijo que no quería seguir hablando con él y volvió a la clase. "Aclaro que mi estado de ánimo cambió, tuve mucho miedo y una gran angustia". Pero la escalada siguió cuando el violador consiguió el número del celular de la periodista y empezó a acosarla por teléfono. "Tendría que haberte dado una puñalada en la cara el otro día, delante de todos los refugiados que tenés en el taller", le dijo en uno de los tantos mensajes.

El preso siguió dejando mensajes y el taller se suspendió un mes. Sin embargo, ella no quiso realizar ningún tipo de denuncia porque pensó que no volvería a suceder.

Luego el violador fue trasladado a la Unidad 42 de Florencio Varela por cuestiones inherentes a esta problemática: pero no se olvidó de ella y la sigue amenazando. "En uno de los últimos mensajes de voz que me dejó dice que en agosto o septiembre sale en libertad y que va a venir a buscarme. Hicimos algunas averiguaciones con mi mamá y mi hermana que es abogada, y nos dijeron que su pena vence el 16 de febrero de 2015", cuenta Mara. Sin embargo, Ferreyra Britez ya cumpliría los requisitos temporales para acceder al beneficio de libertad asistida.

La mujer decidió finalmente presentar una denuncia en la Fiscalía 6 de San Martín, para poder resguardar su integridad física y mental. Su hermana también recibió un mensaje donde el preso dice obscenidades en un tono muy agresivo. Mara solicitó a la empresa Personal un nuevo número telefónico.

"Semejante acoso y obsesión me provocan un estado de inseguridad y temor absoluto, más teniendo en cuenta que su pena se encontrará cumplida en muy poco tiempo", cuenta Mara.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario