Información Gral

Murió Mareco, una leyenda de la radio y la televisión de los 60 y 70

El actor, locutor, animador e imitador radial y televisivo uruguayo Juan Carlos Mareco, conocido como "Pinocho", presentador del Topo Gigio y creador de ciclos como "Cordialmente" falleció ayer por la tarde en la ciudad de Buenos Aires a los 83 años, informaron allegados, aunque no revelaron las causas del deceso.

Viernes 09 de Octubre de 2009

El actor, locutor, animador e imitador radial y televisivo uruguayo Juan Carlos Mareco, conocido como "Pinocho", presentador del Topo Gigio y creador de ciclos como "Cordialmente" falleció ayer por la tarde en la ciudad de Buenos Aires a los 83 años, informaron allegados, aunque no revelaron las causas del deceso.

Mareco, llegado a la Argentina a fines de los años 40, fue apadrinado entonces por su coterráneo Wimpy, quien lo vinculó a la radio porteña y le puso el seudónimo de "Pinocho", que el artista usó durante décadas.

Figura fundamental de la radio y la TV argentinas, Mareco nació el 26 de enero de 1926 en la ciudad de Carmelo, departamento de Colonia, y muy joven ingresó al ámbito radial de Montevideo, donde se destacó como actor, cantante y creador de festejados personajes.

En Canal 7 debutó en 1954 con "Gran Hotel Panamá", su primer ciclo en vivo, programa que fue seguido por "La noche con amigos" y "Los amigos del tango". Pasado al Canal 13 condujo "El show de Pinocho", que fue su debut en la TV uruguaya en 1961.

Luego de la caída de Juan Domingo Perón fue censurado en los medios argentinos por su supuesto apoyo al mandatario depuesto y debió sobrevivir con la venta de artículos para el hogar.

En 1987, en su programa "Cordialmente", de Radio Mitre, dijo que se levantaba a las 5 de la madrugada para estar bien informado y que si no leía siete libros por semana no se sentía conforme. Acusado de ser "un adulón" con sus entrevistados, sobre todo si pertenecían al ámbito político, el ex Pinocho se defendía diciendo que "en un país donde existe un grado muy alto de agresividad en los medios de comunicación", alguien como él, que trataba con cariño a sus interlocutores, era "visto como algo extraño".

Recordó el afecto que el ex presidente Perón le dispensaba y que en los primeros años 50 el líder había dicho: "¿Quién será ese uruguayo que no hace groserías trabajando en la radio y en el Maipo?".

La fama de Mareco atravesó el océano y cumplió varias temporadas en la TV madrileña, hasta que en 1966 se radicó en Chile, donde hizo "Casino Philips" en la TV santiaguina. Poco después regresó para secundar al recordado Topo Gigio, que enterneció por Canal 13 a chicos y grandes.

Su aparición en el cine fue con "Detective a contramano" (1950), de Adolfo Fabregat, filmada en Montevideo, un enorme éxito de la época en el entonces incipiente cine uruguayo, y el mismo año enfrentó las cámaras argentinas con "El otro yo de Marcela", de Alberto de Zavalía, con Delia Garcés y Alberto Closas.

Su carrera en el cine no fue copiosa pero incluyó "¡Qué hermanita!", con Olga Zubarry, y "El patio de la morocha", con Virginia Luque, ambas de 1951, y "Su seguro servidor" (1954), tras la cual su carrera fue interrumpida por la censura del golpe militar de 1955, que derrocó al presidente Perón.

Recomenzó en 1961 con un pastiche titulado "Una americana en Buenos Aires", donde debía lidiar con un elenco importado en el que estaban Mamie van Doren, Jean-Pierre Aumont y -menos mal- Carlos Estrada, Guido Gorgatti y Nathán Pinzón.

Hizo también algunas películas en España, acompañó al Topo Gigio en "El mago de los sueños" (1966) y sus últimas apariciones en la pantalla grande fueron en el musical "Una ventana al éxito" (1966) y la picaresca "La Cigarra está que arde" (1967), junto a un elenco multiestelar donde estaban Olinda Bozán, Angel Magaña, Zulma Faiad y el también oriental Santiago Gómez Cou.

Casado en varias oportunidades, una de ellas con la vedette y actriz Mariquita Gallegos, el artista contrajo enlace en 1988 con Elena Luisa Galtieri, con quien llevaba 13 años de convivencia y resultó la definitiva mujer de su vida.

En radio hizo, además de "Cordialmente", el "Kenia Sharp Club", por Radio Nacional, en tanto recibió cuatro premios Martín Fierro individuales (1967, 1968, 1971 y 1972) por sus distintas labores, otros cuatro compartidos con su equipo y el Prensario como Mejor Programa Radial de 1984, así como reconocimientos en España y Estados Unidos.

Fue galardonado como Ciudadano Honorario del Condado de Dade, Estados Unidos, y nombrado Caballero de la Orden de San Martín de Tours en 1986. También recibió el premio Malvinas, otorgado por el Senado de la Nación en 1987. l (Télam)

¿Quién será ese uruguayo que no hace groserías en radio ni en el Maipo?" (Perón)

"Caballero"

Durante la rebelión de Semana Santa, de 1987, Aldo Rico hizo una proclama de su asonada durante el programa "Cordialmente", por Radio Mitre. Juan Carlos Mareco le había preguntado: "¿Podría, caballero, decirnos a la enorme audiencia de Radio Mitre, los motivos por los cuales se hizo cargo de esta escuela, teniente coronel Rico?".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario