Información general

Desbarataron una organización que comercializaba un producto "milagroso" a base de dióxido de cloro

Estaba destinado a tratamientos contra el covid y el cáncer. Los allanamientos de la Policía Federal llegaron hasta Santa Fe

Lunes 06 de Septiembre de 2021

La Policía Federal Argentina, a través del Departamento Unidad Federal de Investigaciones de Delitos Ambientales, desarticuló una organización delictiva dedicada a la comercialización de una sustancia nociva para la salud, promocionada como “milagrosa” hecha a base de dióxido de cloro para la cura del coronavirus, el Covid-19, el cáncer y otras patologías similares, luego de una serie de allanamientos realizados en distintos puntos del país, entre ellos Santa Fe.

Segújn indicaron desde la fuerza, la investigación se inició en enero pasado, a raíz de un dictamen efectuado por la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental, a cargo de Ramiro González. Luego de haber recopilado información durante un año, los investigadores lograron reunir las pruebas que determinaron la responsabilidad de un ciudadano alemán que se autoproclamaba como máximo expositor y referente de esta "medicina milagrosa", que era fabricada en laboratorios clandestinos y cuya materia prima era el dióxido de cloro.

Según trascendió, el hombre -que ya había sido detenido años atrás en España acusado de delitos contra la salud pública-, promocionaba y coordinaba diversos encuentros y/o charlas, con el fin de inculcar a sus seguidores las virtudes del producto ofrecido, con gran aceptación en el interior del país.

secuestro PFA04.jpg

Durante el transcurso de la investigación, se pudieron detectar diferentes comercializadores y puntos de venta de este producto nocivo para la salud denominado MMS o “Sustancia Mineral Milagrosa”.

De acuerdo a lo investigado por los pesquisas, estos productos no solo se comercializaban en lugares físicos determinados de forma clandestina, sino que también se publicitaban en diversas redes sociales y plataformas digitales, como Facebook, Instagram y Mercado Libre.

>> Leer más: El dióxido de cloro tiene pocos rosarinos que lo defiendan

Con la evidencia reunida, el Juzgado Federal N°4, a cargo de Ariel Lijo, ordenó 18 allanamientos simultáneos en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Mar del Plata y en las provincias de Santa Fe, San Luis, Mendoza, Córdoba, Salta, Jujuy y Entre Ríos.

secuestro PFA02.jpg

Durante los operativos, que contaron con la colaboración en forma remota del personal de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat.), se logró la detención de un hombre y una mujer, mientras que otros cinco hombres y cinco mujeres fueron imputados en la causa.

Asimismo, se secuestraron tambores de 50 kilos, bidones, recipientes con dióxido de cloro, frascos y bidones de diferentes tamaños conteniendo una sustancia líquida amarillenta rotulada con la sigla "MMS" e idénticas no rotuladas listas para su comercialización, gran cantidad de productos y sustancias que funcionan como "activadores" del producto principal, un kilo de marihuana, documentación relativa a la comercialización del compuesto, libros escritos por su creador, certificados expedidos y firmado por el principal imputado, teléfonos celulares, dispositivos electrónicos varios, más de 40 mil dólares, 724.500 pesos, valiosas monedas de oro austríacas y otros elementos de interés.

secuestro PFA01.jpg

Cabe destacar que en siete de los lugares allanados se constató la existencia de dependencias que funcionaban como laboratorios clandestinos precarios, con elementos propios para la manipulación de productos químicos, algunos de ellos peligrosos (tubos de ensayos, probetas, balanzas, jeringas, mecheros, máscaras protectoras para gases tóxicos, aparatos de destilación, etc) y que también se elaboraba aceite de cannabis sin sus permisos correspondientes.

>> Leer más: Sigue muy grave la beba de ocho meses que ingirió dióxido de cloro

Los detenidos, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición de la Justici acusados de los delitos de "tráfico de mercaderías peligrosas para la salud", "envenenamiento, adulteración de aguas, medicamentos o alimentos" y "Ejercicio Ilegal de la medicina"-.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario