Adiós a Quino

Histórico diálogo entre Fontanarrosa y Quino: de la muerte de Mafalda al fanatismo por Los Simpsons

Una nota del periodista Luis Etcheverry publicada el 12 de agosto de 1996 en el diario La Capital registra la visita de Joaquín Salvador Lavado en ocasión de la presentación de un libro y un imperdible intercambio de ideas con el Negro

Jueves 01 de Octubre de 2020

Joaquín Salvador Lavado estuvo en Rosario. Viajó de incógnito y, mal que le pese, de la mano de su inefable hija que abandonó hace 23 años. Esa hija que lo hizo superlativamente famoso y que la gente -la vieja, la joven y la que sigue- no quiere olvidar. Quizá porque lo que ella decía está hoy tan vigente como lo estuvo a lo largo de sus once años de vida de tinta china, en plena década de los 50. Oculto tras la máscara que le dio la justificada popularidad del dibujante Quino, su presencia no pasó inadvertida para los rosarinos.

Más de dos horas estuvo en al Librería Ross firmando ejemplares de "¡Qué mala es la gente!", el último de sus libros editado por Ediciones de La Flor, que incluye una selección de trabajos aparecidos en los últimos siete años en Clarín y en otros diarios y revistas del mundo. Hubo que interrumpir la cola de gente que se había dado cita para obtener su autógrafo, para permitir con ello que Lavado, mejor dicho Quino, llegase, finalmente con una hora de retraso, ala cita en la Biblioteca Argentina Doctor Juan Álvarez.

Allí, con la compañía de Silvina Ross, de esa gloria que es el Negro Fontanarrosa y de, por supuesto, el espíritu imborrable de su famosa Mafalda, habría de sostener un diálogo que merecerá recordación, pleno de sabor, humor y otras singularidades, con una parte del público numeroso que les decidida y merecidamente fiel.

Fue una cita valiosa. Una cita que sirvió para la evocación y la revelación, así como para la ratificación de algunas verdades. Por ejemplo que, salvo excepciones, el talento está alejado del divismo, que el artista es su obra y que la obra es el artista.

¿Mató a Mafalda?

Al comienzo Fontanarrosa contó que en su reciente viaje a México -el viernes pasado hacía pocas horas que había regresado a la ciudad- le preguntaron: "¿Es cierto que Quino mató a Mafalda?".

Es que un diario de Caracas había publicado, bajo el título de "Conocido personaje argentino muere en accidente de tránsito", que la célebre criatura había perecido atropellada por "un camión que llevaba sopa". Con lo cual para el creador de Inodoro Pereyra la niña conciencia del mundo abría ingresado en la historia "tal vez como la leyenda de Gardel". "un camión de la policía", aclaró Quino. "Bueno -replicó Fontanarrosa-, pero un camión de la policía que llevaba sopa".

>> Leer más: Quino nos dibujaba a todos

>> Leer más: Quino, Mafalda, gracias por la libertad

Tal el tono general que, como no podría ser de otra manera tratándose de quienes se trataba y para delicia de los presentes, tuvo el encuentro. un acto en el que también se escucharon conceptos como éstos:

Quino: El título del libro se debe a que se trata de un compendio de trabajos que tienen como tema la lucha entre débiles poderosos, entre marido y mujer, entre ricos y famosos. Es la primera vez que hago una tapa con color. Y está bien, pues da vida al dibujo.

Fontanarrosa: Así como Sandro, que dice que él es de la época del teatro en blanco y negro, nosotros (los dibujantes de diarios) le tenemos un poco de miedo al color.

Quino: A mí me gusta el color si forma parte del chiste, por ejemplo cuando muestra sangre.

Fontanarrosa: ¡Lindo tema!

Quino: Por ejemplo, permitiría hacer chistes con lo que ocurriría con la capa del torero si el toro fuera daltónico. Lo que no me gusta es el color logrado con computadora.

Fontanarrosa: Sin embargo, Sergio Aragonés (famoso dibujante mexicano) ha hecho para Mad dibujos coloreados por computadora muy buenos. eso sí, de tono pastel.

Quino: Un chico al que recién le autografié un ejemplar del libro me dijo que tenía todos los dibujos porque los iba recortando y guardando a medida que se publicaban en Clarín.

Fontanarrosa: ¡Qué peligro, Silvina! Mirá si les saca fotocopias y se pone a venderlos en la puerta de Ross.

>> Leer más: Crecí convencida de que Mafalda era yo

>> Leer más: Las mejores frases de Quino y sus personajes

Un chico: ¿Cómo hace para dibujar tan bien?

Quino: Yo me crié en Mendoza, junto a un tío que era pintor. Luego pasé a una academia de bellas artes, pero a los dos años abandoné. Fue un error. yo quería dibujar chistes y me parecía que con lo que sabía era suficiente, por lo que suponía que copiar y copiar jarrones y el cuerpo humano, y estudiar perspectiva, era algo inútil. Me equivoqué. De grande tuve que aprender con el trabajo diario lo que no había aprendido de chico, cuando hubiera sido mucho más fácil. Como ocurre con la ejecución del plano, a dibujar bien se aprende trabajando, trabajando y trabajando.

Fontanarrosa: Pero tu origen fue la historieta.

Quino: Sí. Todo comenzó cuando yo tenía tres años y mi tío pintor debió quedarse a cuidarnos una noche. Para entretenernos se puso a dibujar, hecho que me causó un asombro extraordinario, como aquello que le hice decir al Guille. "Viste mamita todo lo que sale de un lápiz". Hay gente que no estudia y dibuja muy bien (respuesta a pregunta formulada posteriormente).

Un adulto: Su último chiste sobre la policía me pareció muy pesimista.

Quino: Quizá sea por lo que posiblemente intuyó que se nos viene. Fontanarrosa dice que somos una especie de adivinos y captamos todo. En general tengo tendencia a la alegría, pero con el sentido trágico de la vida que tienen los españoles. Me crié cuando la Guerra Civil Española y la segunda Guerra Mundial. Iba al cine y veía los noticieros con destrucción y muerte. Posiblemente de todo eso me ha quedado una marca, aunque espero que no. Posiblemente sea también por la conciencia de aquello que alguien dijo de que "el ser humano es mu peligroso".

A esta altura del diálogo ingresó, por segunda vez, el tema de Mafalda, que se fue repitiendo de manera intermitente a lo largo de la hora y cuarto que duró el encuentro.

Quino: Como dice Enrique Pinti, "cuando uno es joven cree que tiene 35.000 ideas y cuando llega a los 50 se da cuenta de que no tiene más que cinco o seis".

Fontanarrosa: Es que uno hace humor sobre uno mismo.

Una adulta: Mafalda se da hoy en las escuelas como antes se daba "Platero y yo".

Quino: Hay una tendencia, que no es solo nacional, a utilizar las historietas para la enseñanza del idioma. Pero no se puede comparar al autor (Juan Ramón Jiménez) con los que hacen historietas. Me parece mal que no se lea más "Platero y yo".

Fontanarrosa: Pero, te imaginás a "Platero" en historietas. Sería muy aburrido porque al burrito no le pasa nada.

Un adulto: En las escuelas habría que dar "El renegau" en lugar de "Martín Fierro".

Fontanarrosa: ¡No! "Martín Fierro" es divertido, de aventuras. El "Martín Fierro" se puede dibujar en historieta. "Platero" no.

Quino: Con la historieta también se podría enseñar la geografía y otras materias.

Un adulto: ¿A cuántos idiomas fueron traducidos sus libros?

Quino: A ocho o nueve. Las lenguas más extrañas fueron el griego y el finlandés. Que estén traducidos no quiere decir que hayan tenido éxito. También existe una traducción pirata en chino, realizada en Taiwán.

Un colega periodista: ¿En los últimos diez años se ha producido un cambio de ideología en sus personajes, con cuestionamientos al sistema y un planteo más social?

Quino: Que yo me dé cuenta, no. Pero puede ser que así se lo vea desde afuera. La preocupación por los temas es la misma. Quizá ahora esté más amargado. En los '60 pensaba que todo iba a caminar. Cuando visité Cuba por primera vez y vi la obra de la revolución me sentí un poco más optimista. Ahora ese optimismo es para dudar.

A esta altura del diálogo, los temas giraron en torno a otros dibujantes. Algo de lo escuchado.

Fontanarrosa: Modrillo (en oposición a lo social o político) plantea conflictos de la condición humana.

Quino: No entiendo el éxito del gato Garfield.

Fontanarrosa: Aprovechamos a sacarle mano.

Quino: Los Simpsons sí me gustan y mucho.

Fontanarrosa: Son buenos, buenísimos.

Un adulto: El Gato Garfield es como Carlitos Balá, les gusta a los chicos.

Fontanarrosa: De todas maneras, el gato Garfield tiene valores. Los que hicimos publicidad alguna vez sabemos que ésta acerca al público hasta el producto. Después es el público el que se tiene que acercar al producto. Si el producto no sirve, no va. Y el Gato Garfield va.

Más adelante y sobre la crisis de la historieta.

Un adulto: ¿La historieta argentina tiene porvenir hoy?

Fontanarrosa: No, yo creo que no. Esto es un fenómeno mundial. Sólo los superhéroes tienen futuro. Si la historieta no pasa al dibujo animado va a desaparecer. La fascinación de la televisión es muy grande. Batman no tiene superpoderes, empilcha raro nada más, pero nunca se le cae una pared en la cabeza. Aragonés dice que los que eligen a los superhéroes en general no leen. Nosotros decimos que por cada 50 buenos dibujantes que aparecen surgen solo dos buenos guionistas como Oesterheld, Trillo o Sampayo.

Quino: Yo tengo 10 o 12 obsesiones (matrimonios, médicos, etcétera) que se vienen repitiendo. Mi preocupación es indagar en el ejercicio del poder.

Fontanarrosa: En el caso mío la cosa es más clara. Aparece con los titulares de los diarios del día.

Quino: Matías, el personaje de Sendra, es un chico muy complicado.

Fontanarrosa: Sendra redunda en lo escatológico. Pero esto antes se lo tendría que haber dicho a él.

Quino: No considero que Rep sea un chico que me sigue. No sé de dónde salió eso. Es muy buen dibujante. Me gusta más Rep que Sendra. Actualmente hay más trabajo para los humoristas que para los dibujantes.

Fontanarrosa: ¿Qué opinión tenés de Sabat?

Quino: Es uno de los mejores dibujantes del mundo.

Para beneplácito del público, el diálogo siguió un rato, saltando de un tema a otro. La necesidad de poner fin a esta ya demasiado extensa nota resulta imperiosa. Para ello nada mejor que una pregunta formulada poco antes de la conclusión del acto.

Una joven muy mona: Con sus dibujos usted busca solo la risa o también la reflexión.

Quino: Pretendo que la gente se quede con una reflexión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario