El Mundo

Venezuela: el Grupo de Lima abre el juego a los países aliados de Maduro

Por primera vez, los países enfrentados al chavismo se pronunciaron por negociar con Cuba, China, Rusia y Turquía sobre el futuro de la nación petrolera

Viernes 07 de Junio de 2019

El Grupo de Lima, formado por una docena de países americanos, propuso "profundizar gestiones" con Cuba, Rusia, China y Turquía, los principales aliados "del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro" e incluirlos en la solución de la crisis de Venezuela. El gesto formal de los países americanos adversarios de Maduro y aliados del "presidente encargado" Juan Guaidó, de iniciar conversaciones por encima de las dos facciones en pugna, abre una nueva fase en la crisis venezolana. La mayoría de la oposición venezolana rechaza este tipo de negociaciones y exige la salida del poder de Maduro como primera medida de un proceso de democratización de Venezuela. Pero luego de casi cinco meses de ser designado presidente por el Parlamento, Guaidó no ha logrado superar la encerrona que le plantea el régimen, que controla el país con mano de hierro y tiene el apoyo de poderosos países aliados. Venezuela atraviesa hace años una grave crisis económica y social.

Los países del Grupo de Lima: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú (más la propia Venezuela, representada por un enviado de Guaidó), "afirman la importancia de profundizar gestiones con aquellos países que aún apoyan al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, en particular con Rusia, China, Cuba y Turquía, urgiéndoles ser parte de la solución". Los firmantes del texto dado a conocer en Guatemala han reconocido "la necesidad de coordinar esfuerzos con el resto de la comunidad internacional para apoyar un pronto retorno de la democracia a Venezuela, a través de una solución política y pacífica conducida por los propios venezolanos". Por ese motivo, "saludan la reunión entre representantes del Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto (integrado por países europeos y latinoamericanos), celebrada el 3 de junio y manifiestan su disposición a continuar con las coordinaciones". Los países europeos niegan también legitimidad a Maduro, pero ven la necesidad de negociar con él a través de sus aliados regionales e internacionales.

En concreto, los integrantes del Grupo de Lima han instado a la comunidad internacional a "tomar acciones ante el creciente involucramiento del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en distintas formas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada, así como el amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano".

Sin embargo, han considerado al mismo tiempo que la región debe tener un "rol prioritario", esgrimiendo que es la que más sufre los efectos de la crisis venezolana. Así, han llamado la atención sobre "la intensificación del éxodo masivo de venezolanos", reiterando la necesidad de que la comunidad internacional "apoye los esfuerzos de los países de acogida".

"Maduro y su régimen ilegítimo son los únicos responsables de la situación humanitaria cada vez más grave del pueblo venezolano", por lo que su permanencia en el poder representa no solo "un obstáculo para el restablecimiento de la democracia en Venezuela", sino "una amenaza a la paz y a la seguridad que afecta principalmente a la región", han dicho. La invitación de ayer del Grupo de Lima a Cuba, Rusia, China y Turquía sin dudas es una apertura que hasta ahora no estaba sobre la mesa.

Por otro lado, han respaldado "la disposición del presidente encargado, Juan Guaidó, en la búsqueda de soluciones en aquellos procesos dirigidos para el restablecimiento de la democracia en Venezuela", en alusión a los contactos que han tenido lugar en Oslo, Noruega, durante el mes de mayo para explorar un posible diálogo con el régimen, una alternativa hasta ahora vetada por la oposición.

Asimismo, han condenado "los sistemáticos ataques del régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro contra la Asamblea Nacional de Venezuela", rechazando "el anuncio de convocar a elecciones legislativas anticipadas" para este año, cuando deben hacerse en 2020. Maduro ha afirmado que podría convocar elecciones legislativas adelantadas. Como se cree que serán tan poco transparentes como las que en 2017 y 2018 conformaron la Asamblea Constituyente y concedieron la reelección de Maduro, con ellas el régimen eliminaría el único poder del Estado que le es adverso, el Legislativo. Este fue elegido en diciembre de 2015, en las últimas elecciones relativamente equitativas en el país. El chavismo las perdió en manera abrumadora, y con ellas el control del Parlamento o Asamblea. Desde entonces, el régimen manipuló todas las elecciones que convocó.

Fracaso en Oslo

En mayo fracasó una ronda de diálogos bilaterales entre Maduro y delegados de Guaidó en Oslo, Noruega. No se llegó a un acuerdo cuando terminó el ciclo de conversaciones.

La de Noruega fue la quinta vez que régimen y oposición se sientan a negociar desde que el presidente Maduro está en el poder en abril de 2013. Hubo iniciativas similares en 2014, 2016, 2017 y 2018 que no llegaron a buen puerto.

La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional porque se basa en los resultados de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo de 2018, que consideran fraudulentas. También fueron descalificadas por la Unión Europea y la OEA. Los líderes opositores no pudieron presentar sus candidaturas por los vetos que les puso el régimen.

En respuesta, el Parlamento declaró a Guaidó mandatario interino el 23 de enero con el triple objetivo de "cesar la usurpación", crear un "gobierno de transición" y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por la mayoría de los países americanos y europeos.

Putin

Ayer, uno de los principales aliados de Maduro se pronunció a su favor. El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que una intervención militar de Estados Unidos en Venezuela sería "un desastre "y afirmó que ni siquiera los aliados de Washington apoyarían una acción similar. En declaraciones en un foro económico en San Petersburgo, Putin dijo que "especialistas técnicos rusos" siguen en Venezuela para proveer apoyo con los equipos militares, algo que según afirmó están obligados a hacer por contrato. La presencia militar rusa en Venezuela ha crecido visiblemente, pero no es nueva: el fallecido Hugo Chávez firmó acuerdos de provisión de armas con Moscú hace más de una década. Putin destacó además que Moscú no planea establecer ninguna base militar en Venezuela. Sin embargo, Putin ha enviado vistosas misiones de "visita" de bombarderos nucleares y poderosas naves de guerra al país petrolero. Moscú, como China, mantiene poderosos intereses en el sector de hidrocarburos de Venezuela. Esta mantiene pesadas deudas externas, tanto con Rusia como con China, originadas en préstamos financieros o inversiones directas en el sector petrolero.

disconformes. Opositores frente al consulado de Noruega en Caracas repudian los diálogos de Oslo.

Lilian Tintori, "bienvenida a España"

El ministro de Exteriores de España, Josep Borrell, se reunió con Lilian Tintori, la esposa del opositor venezolano Leopoldo López, a quien ha dado la "bienvenida a España", adonde llegó el martes. Borrell dijo que Tintori no necesita pedir asilo porque tiene pasaporte italiano. "Es una de las ventajas de la Unión Europea: puede instalarse en cualquier país sin asilo, ni residencia ni documentación. Está en su casa". Tintori y su hija estaban alojadas en la residencia de la embajada de España en Venezuela junto a Leopoldo López desde el 30 de abril, cuando éste fue liberado de su arresto domiciliario por fuerzas leales a Juan Guaidó

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});