El Mundo

Maduro parece deslegitimado luego de su dudoso triunfo electoral

Mientras el domingo se vieron mesas electorales desiertas, el gobierno asegura que el presidente logró el 68 por ciento de una votación que llegó a 48 por ciento.

Martes 22 de Mayo de 2018

El triunfo del presidente Nicolás Maduro, que le dio la reelección por seis años más en Venezuela, dejó un sabor amargo para el gobierno chavista, debido a la histórica abstención del 54 por ciento según los números oficiales, que son rechazados por opositores y analistas. El domingo electoral abundaron las mesas vacías o semidesiertas en todo el país. La oposición asegura que no votó mucho más del 18 a 20 por ciento del padrón de 20,5 millones de habilitados.

Los comicios pusieron al descubierto no sólo la creciente desconfianza de los venezolanos en el sistema electoral sino también el debilitamiento del piso político del chavismo, en el poder desde enero de 1999. Maduro logró la reelección con casi 68 por ciento de los votos emitidos, pero las 14 naciones del Grupo de Lima, la Unión Europea y varios miembros del poderoso G-20 desconocen la validez de esos comicios. Estados Unidos agregó sanciones: limitó por decreto la capacidad de Venezuela de vender activos estatales, incluida deuda pública y bonos.

De esta forma, Maduro logró otro sexenio en el poder, pero su aislamiento internacional ha crecido con lo que podría ser una victoria pírrica. La supervivencia del mandatario y del régimen chavista seguirá dependiendo de una economía arrasada por la peor crisis de la historia venezolana y por la "mano dura" con que somete a los opositores, como se vio en la ola de protestas masivas de 2017 que se saldó con más de 130 manifestantes asesinados.

25_AP_70812719__22-05-2018__4.00x10.30.jpg
elocuente. Una mesa electoral en Caracas el domingo, a la espera de los votantes que no fueron. Se cree que la abstención fue récord. <br>
elocuente. Una mesa electoral en Caracas el domingo, a la espera de los votantes que no fueron. Se cree que la abstención fue récord.

Una mesa electoral en Caracas el domingo, a la espera de los votantes que no fueron. Se cree que la abstención fue récord.

"El gran perdedor es el gobierno con esta participación tan baja", afirmó el director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, al reconocer que a pesar de todas las acciones del oficialismo para presionar a los empleados públicos y a los sectores pobres —con programas de venta de alimentos subsidiados, el llamado "carnet de la patria" y los diferentes bonos entregados en los últimos meses— no tuvo mayor éxito para movilizar al electorado.

Con el colapso de la industria estatal petrolera, corazón económico del país, sumado a la desbocada inflación de 13.776 por ciento para este año según estimaciones del Congreso, único poder en manos opositoras, mientras se vuelve cada vez peor la escasez de alimentos y medicinas, además de una severa recesión, el panorama económico y social para el gobierno tiende a complicarse.

Hasta ahora, el respaldo que obtenía Maduro de las bases del chavismo le había garantizado la estabilidad política. Con los dudosos resultados del domingo surgen preguntas sobre si podrá mantener esos apoyos.

Oficialmente, según cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE), el mandatario logró 6,1 millones de votos, lo que representa una merma de más de un millón de sufragios en comparación con los comicios de 2013, cuando ganó con 7,5 millones. En aquella oportunidad se reportó una abstención de 20 por ciento. "Su piso político se ha movido", dijo Seijas, y agregó que los resultados revelan que las aguas internas del chavismo "no están calmadas".

Por otra parte, los tres candidatos que se presentaron como opositores sacaron como se preveía magros resultados. Henri Falcón, el principal rival de Maduro, solo logró 1,9 millones de sufragios (21 por ciento), según el Consejo Nacional Electoral. Falcón desconoció los resultados y reclamó nuevas elecciones. Ante la oposición mayoritaria, Falcón quedó como un candidato funcional a los objetivos del régimen, de legitimar las elecciones con un barniz de competencia electoral que realmente no existió: todos los candidatos competitivos estaban prohibidos. Varios han optado por el exilio para escapar a la cárcel, como el alcalde de Caracas Antonio Ledezma, y otros están presos en su domicilio, como el popular Leopoldo López. Por esto, y por la falta de garantías y controles, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) que agrupa a la práctica totalidad de la oposición no se presentó.

Con estos resultados, para la oposición se ha "abierto una oportunidad", señaló Seijas añadiendo que la posibilidad de que puedan aprovechar este momento dependerá de los pasos que den en las próximas horas.

La consultora electoral y de opinión pública Meganálisis, que venía dando sondeos sobre la opinión de los venezolanos sobre estos comicios (ver gráfica), ayer publicó datos abrumadores sobre los resultados electorales. La consultora, con presencia en Venezuela desde 1979, afirmó en su informe definitivo que la participación fue del 17,32 por ciento, 3.594.040 votantes; en contraste, la abstención fue de 82,68 por ciento, equivalente a 17.156.769 electores. Resulta imposible chequear de manera independiente esta información, así como la del estatal CNE.

Se debilitó el piso histórico

del chavismo. Maduro logró otro período, pero creció su aislamiento

externo e interno

Sigue en la página 26

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});