Edición Impresa

Gracias, Estela de Carlotto

Gracias por demostrarnos tanta valentía y coraje en esta búsqueda sin pausa por tu nieto Guido y por todos los otros nietos que se recuperaron y los que aún faltan encontrar.

Miércoles 03 de Septiembre de 2014

Gracias por demostrarnos tanta valentía y coraje en esta búsqueda sin pausa por tu nieto Guido y por todos los otros nietos que se recuperaron y los que aún faltan encontrar. Gracias porque una vez más la verdad sale a la luz y el amor siempre triunfa sobre el odio. Gracias porque esta es una gran victoria contra la muerte que pregonaron los genocidas creyendo que robando bebés y asesinando a sus madres, la impunidad iba a ser eterna y que la historia y la sociedad los absolvería. Gracias también a Néstor y Cristina, dos grandes patriotas que profundizaron la política de derechos humanos que había iniciado nuestro primer presidente de la democracia Dr. Raúl Alfonsin. Estela nos demuestra con su ejemplo que la única lucha que se pierde es la que se abandona, como sostenía nuestro querido Che Guevara. Gracias una vez mas Estela por tu amor, tu eterna sonrisa, tus ganas de vivir en estos últimos 37 años para mantener la memoria permanente y también para que estas lacras que asaltaron el poder y efectuaron los mayores delitos de lesa humanidad sigan pagando por sus crímenes dentro del ámbito de la Justicia de la democracia y que tengan esta oportunidad que como verdugos jamás le otorgaron a sus víctimas, aquellos que se creyeron dueños de la vida y de la muerte. A partir del pasado 5 de agosto, la Argentina ya no es la misma, nuestro país cambió y cambió para bien. Estela de Carlotto es un símbolo de lucha y de paz, una mujer que quedará grabada en la memoria histórica de nuestra sociedad. Las próximas generaciones tendrán en las Abuelas de Plaza de Mayo un ejemplo valioso a estudiar para el bien de la humanidad. Una vez mas, gacias Estela.

Héctor Darío Gutiérrez Sciortino, DNI 12.523.235

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario