POLICIALES

Cómo cayó uno de los presuntos tiradores que balearon al testigo contra Esteban Alvarado

Gabriel G. fue detenido el mismo jueves cuando intentaba recuperar una moto que había dejado estacionada en la esquina del taller mecánico de la víctima

Martes 02 de Febrero de 2021

Uno de los tres detenidos por el ataque a tiros contra Carlos Argüelles fue imputado por tentativa de homicidio. Se trata de Gabriel Damián G., de 30 años, quien fue detenido minutos después del ataque a bordo de una Peugeot Partner gris junto con otras dos personas: Gianfranco A., de 24; y Mailen C., de 25, quienes fueron imputados por encubrimiento.

En ese marco el juez Gustavo Pérez Urrechu le dictó a Gabriel G. prisión preventiva efectiva por el plazo de ley y a los otros dos una medida no privativa de la libertad por 90 días que consiste en una firma semanal en sede judicial hasta el próximo 1º de abril.

Según la acusación formulada por el fiscal Matías Edery, sobre las 20 del jueves pasado Gabriel G. dejó una moto Zanella RX estacionada en Garay y Constitución con las llaves en el tambor, a metros del taller mecánico donde estaba trabajando Argüelles, y se subió a un auto Suzuki Fun dominio EDY 724 junto a personas aún no identificadas.

>>Leer más: La historia de un testigo protegido que denunció un ataque a balazos

A bordo del Suzuki, según el fiscal, Gabriel G. y sus acompañantes siguieron la Ford EcoSport en la que Argüelles, al volante, iba con su familia. Al llegar a la cuadra de Gaboto al 5500 los ocupantes del Suzuki efectuaron “al menos cuatro disparos con la intención de darle muerte a Argüelles”. Tres de los balazos impactaron en un parante y en la puerta delantera derecha del auto de la víctima.

Por su parte Gianfranco A. y Mailen C. fueron imputados de encubrimiento por haber colaborado con los autores del atentado. Según la imputación de Edery, y luego de que Gabriel G. dejara estacionada la Zanella en la esquina del taller donde trabaja Argüelles, esas dos personas acompañaron a Gabriel G. en una Peugeot Partner dominio LCE 202 a retirar la moto y llevarla a un pasillo de Cafferata 2953 donde luego sería secuestrada.

Lo vieron

Entre las evidencias presentadas se puede reconstruir cómo fue que cayó el sospechoso imputado ayer de haber sido uno de los que dispararon contra el auto. Es que Gabriel G. fue visto por vecinos del taller donde estaba la víctima cuando dejó una moto en la esquina, subió al auto desde el cual le dispararon al mecánico, y luego volvió a buscar la moto junto con quienes quedaron imputados de encubrimiento.

Al respecto se refiere un llamado al 911 que ingresó a las 20.10, minutos antes del ataque. Mediante esa comunicación vecinos indicaron que habían dejado una moto abandonada en Garay y Constitución. Personal policial fue hasta el lugar y al llegar, sobre las 20.10, vieron estacionada allí una moto Zanella negra que no tenía patente. El rodado, que no parecía tener impedimentos para circular, tenía sobre el tambor unas llaves y un casco negro.

Mientras estaban observando la moto los policías escucharon por la frecuencia policial que se habían producido disparos de arma de fuego en la zona de Gaboto y Liniers, por lo que subieron la móvil y fueron hacia ese lugar. Una hora más tarde, sobre las 21.17, ingresaron dos llamados al 911 que daban cuenta de que habría personas que se estaban llevando la moto que había sido abandonada en Garay y Constitución. Uno de esos llamados indicaba que la estaban cargando en una Peugeot Partner.

Al respecto, una vecina de esa zona relató que a las 20 había visto a un muchacho alto y robusto dejar la moto junto con el casco y las llaves que se puso a hablar por teléfono, para luego irse caminando por Constitución y subirse a “un auto gris nuevo”. Luego de eso relató que policías que llegaron al lugar observaron la moto y se fueron, llevándose las llaves. Y que más tarde aparecieron dos hombres, de quienes aportó sus descripciones, subieron la moto a un utilitario y se fueron.

Sobre las 20.20 llegaron al lugar los policías que una hora antes habían visto la moto en esa esquina. En el lugar los vecinos corroboraron que dos hombres habían llegado al lugar en un utilitario como el descripto en el llamado, cargaron la moto y se fueron. Además los vecinos refirieron que quienes habían llegado en la Partner vivirían en Cafferata entre Rueda y Amenábar.

Entonces los policías fueron hacia allí y al llegar al cruce de Cafferata y Rueda vieron una Partner gris con dos hombres y una mujer conduciendo en contramano y a gran velocidad. Así fueron detenidos el conductor, Gianfranco A., y sus acompañantes: Mailen C. y Gabriel G.

Según el acta confeccionada por los policías que intervinieron, Gabriel G. afirmó que había dejado la moto en un pasillo ubicado en Cafferata 2953. Otro detalle que anotó uno de los oficiales fue que “en todo momento” el sospechoso se mostraba ofuscado, manifestaba que actualmente vivía en Tablada y que temía por su integridad y la de su familia.

Finalmente la moto fue hallada estacionada en la mitad del pasillo referido por Gabriel G. y por sus guarismos los investigadores confirmaron que se trataba de la misma que había sido descripta por los vecinos de Garay y Constitución.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario