Edición Impresa

Central: Medina tiene un edema en el aductor derecho

La semana no arrancó sencilla para Rosario Central. Es que además de las expulsiones de Nahuel Valentini y Néstor Bareiro, y la 5ª amarilla de Nery Domínguez, ahora se sumó otra complicación: Medina se resintió de la lesión que viene acarreando.

Martes 23 de Abril de 2013

La semana no arrancó sencilla para Rosario Central. Es que además de las expulsiones de Nahuel Valentini y Néstor Bareiro, y la 5ª amarilla de Nery Domínguez, ahora se sumó otra complicación: el delantero Antonio Medina se resintió de la lesión que viene acarreando y es difícil que pueda llegar en condiciones físicas al encuentro del viernes por la noche frente a Crucero del Norte, en el Gigante de Arroyito.

Así, mientras Russo manejaba opciones para las variantes obligadas, lo cierto es que el foco de atención giró y se colocó sobre la evolución de Tony, quien no participó del entrenamiento que se llevó a cabo ayer en el country de Arroyo Seco.

Debido a las molestias que refería el atacante, el cuerpo médico decidió realizarle estudios después del mediodía para conocer más en profundidad la gravedad de la situación. Lo concreto es que la ecografía que le practicaron evidenció un edema muscular en el aductor de la pierna derecha y todo entró en zona de atención pensando en el próximo compromiso.

Por lo pronto, Medina deberá afrontar trabajos kinésicos durante la semana y el cuerpo médico anunció que seguirá de cerca su recuperación.

En tanto, mañana se realizará el ensayo tradicional de fútbol y allí seguramente surgirán más novedades. De todas maneras, más allá de que ninguna voz oficial se atrevió todavía a sentar posturas definitivas, todo indica que su presencia ante Crucero del Norte es una gran incógnita.

Vale recordar que Medina ya traía molestias sobre la misma zona muscular. Incluso la semana pasada estuvo trabajando en forma diferenciada (junto a Nery Domínguez y Hernán Encina) y el jueves Russo decidió que actúe desde el arranque en la visita a Douglas Haig.

En la práctica de ayer, el Chucky no fue exigido, más allá de que fueron sólo tareas regenerativas para los que jugaron el sábado en Pergamino. Al mediodía se retiró con evidentes rastros de dolor y el médico Pablo Colella contó que iba a ser sometido a estudios. Por la tarde, esos exámenes mostraban un edema.

Con este cuadro de acción, Russo tendrá que analizar quién puede ocupar el lugar del chaqueño. Como el paraguayo Bareiro está expulsado, las opciones corren por jugadores con otras características. En ese sentido, una chance es utilizar al pibe Coniglio como segunda punta aunque ese no sea su rol natural.

Otra posibilidad es incluir a Carrizo en el medio y adelantar unos metros a Lagos para que acompañe a Toledo. Y otra alternativa sería poner a Pablo Becker en la delantera, tal como fue probado en el fútbol que realizaron ayer los suplentes contra el selectivo.

Como el entrenamiento de ayer no arrojó muchas pistas en relación al duelo con los misioneros, el avance de los trabajos futbolísticos en la semana irán arrojando un poco de luz sobre estas variantes que se menejan en el fuero interno del cuerpo técnico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS