Edición Impresa

Barreda volvió a la cárcel porque es "peligroso" para su pareja

Venía gozando del beneficio de arresto domiciliario en Capital Federal. El odontólogo fue retirado de un departamento de Capital Federal, donde vivía, y trasladado a un penal de La Plata.  

Martes 23 de Diciembre de 2014

El odontólogo Ricardo Barrera fue trasladado ayer a la cárcel de Gorina, de la ciudad de La Plata, por decisión del juez platense Raúl Dalto, quien entendió que existe "una situación de riesgo y peligro inminente" tanto para el odontólogo que mató a toda su familia como para su pareja Berta André.

El juez Dalto, entendió que "de acuerdo a lo que se instruyó hasta este momento, el cuadro fáctico es peligroso para Berta André y para Barreda".

"Durante el transcurso de la mañana (de ayer) informamos por vía exhorto al Servicio Penitenciario Bonaerense para trasladarlo a la unidad de Gorina", había precisado el juez en declaraciones a la prensa, horas antes de que se cumpla la orden judicial.

"Berta André fijó domicilio, dio su conformidad, pero no la podría dar hoy debido a sus condiciones de salud", dijo.

Asimismo, manifestó que la decisión de que Barreda vuelva a la cárcel es "hasta que tenga un nuevo domicilio para que siga con la libertad condicional".

Con sus manos esposadas, Barreda fue retirado por una comisión policial, a las 17,45, de una vivienda ubicada en Vidal al 2200, en el barrio porteño de Belgrano, en medio un tumulto con camarógrafos, fotógrafos y movileros que pugnaban por acercarse al cuádruple asesino.

"Me están lastimando la mano", alcanzó a quejarse Barreda mientras, entre apretujones, era conducido al móvil que lo trasladó a la prisión.

Una vecina del edificio, tras presenciar el traslado, contó a los periodistas que Berta, la pareja de Barreda y en cuyo departamento vivió hasta este lunes el odontólogo, se encontraba muy afectada anímicamente por la situación cuando fue retirado el condenado múltiple asesino de La Plata.

"Ella lloraba", afirmó la mujer, quien dijo que Berta era víctima de un constante maltrato por parte de Barreda.

"Le decía todo el tiempo ‘chochán'. Fue la única santa que se hizo cargo de él", indicó.

Ayer la justicia resolvió que Barreda, condenado a prisión perpetua por haber asesinado a su esposa, sus hijas y su suegra, y que gozaba de libertad condicional, vuelva a la cárcel, por considerar que existe "una situación de riesgo y peligro inminente" tanto para el odontólogo como para su pareja, Berta André.

Por su parte, el abogado de Barreda, Eduardo Gutiérrez, se mostró sorprendido por la decisión del magistrado y dijo: "Me parece descabellado".

"Me asombra esta decisión. El único quebrantamiento supuesto es el de fijar domicilio", indicó.

El letrado mencionó que "Berta está con la salud deteriorada, pero Barreda no incumplió con los requisitos de la libertad condicional".

"Barreda está preocupado por la salud de Berta. Supongo que el juez entendió que existe un peligro de convivencia", indicó.

Gutiérrez sostuvo que "en el caso de que Berta fuera declarada insana, el juez debió intimar a Barreda que fije un nuevo domicilio".

El abogado ya adelantó que va a apelar ante un tribunal superior la decisión del magistrado.

En el momento en que se hizo pública la decisión del juez, Barreda se encontraba cortando el pelo en una peluquería cercana a la vivienda donde vivía con su pareja.

A la salida de la peluquería fue abordado por la prensa, pero el odontólogo caminó hasta el departamento de Vidal al 2200 sin formular declaraciones.

Pocas horas más tarde, el odontólogo fue trasladado al penal de Gorina. En 2008, Barreda había obtenido el beneficio del arresto domiciliario que cumplió en el departamento de su pareja Berta.El cuádruple crimen por el que fue condenado lo cometió el 15 de noviembre de 1992.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario