Economía

La CGT rechazó el proyecto de reforma laboral del gobierno y pidió cambios

Los dirigentes de la central obrera le manifestaron al l ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que con el nuevo esquema "se pierden derechos".

Sábado 04 de Noviembre de 2017

La Confederación General del Trabajo (CGT) le advirtió ayer al gobierno que rechaza el proyecto de ley de reforma laboral tal como está redactado porque "se pierden derechos", aunque aceptó conformar mesas técnicas para continuar negociando la iniciativa.

Así se estableció en una reunión que mantuvieron los dirigentes de la conducción de la central obrera con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en la sede de la cartera laboral.

"No aceptamos la ley tal cual está, tenemos que seguir debatiendo porque así como se redactó se pierden derechos", sostuvo Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato, al retirarse de la reunión.

El primer encuentro de las mesas técnicas conformadas por funcionarios y sindicalistas y sus equipos para seguir revisando el borrador de la reforma laboral fue convocado para el próximo lunes.

Del encuentro, que duró menos de una hora, participaron por la CGT los miembros del triunvirato Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, además de Andrés Rodríguez, Armando Cavalieri, Omar Maturano, Rodolfo Daer y Francisco Guitérrez.

□Triaca estuvo acompañado por el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y los referentes del PRO en el Senado, Federico Pinedo, y en Diputados, Nicolás Massot.

Allí, Daer dijo que la central obrera planteó "quejas porque veníamos conversando algunas cuestiones (blanqueo laboral y capacitación) y en la reforma apareció el tema de la ley de contrato de trabajo".

"Algunas cosas son inclaudicables, cambiar la filosofía tutorial de la ley laboral es impensable, lo que está en juego son los derechos de los trabajadores", sostuvo Daer sobre el proyecto que en uno de sus puntos busca igualar el estatus del trabajador y quien lo contrata y, sobre el mismo punto, Schmid agregó: "la relación capital-trabajo entendemos que es una relación asimétrica y eso lo queremos mantener".

A su vez, Daer evitó adelantar si considera que se va a llegar a un acuerdo si finalmente el oficialismo acepta los cambios que propondrá la CGT a la reforma laboral: "No tenemos apuro de llegar a un consenso o no, esto cambia mucho la vida de la gente así que hay ser cautos", respondió.

"El blanqueo y la capacitación permanente son cuestiones que ya están acordadas, pero los cambios de la ley de contrato de trabajo encendieron las luces rojas, por lo que vamos a empezar a discutir la semana que viene", sostuvo Schmid, que entre los puntos del proyecto.

En tanto, Daer no coincidió con la postura de las dos CTA acerca de que el proyecto del gobierno de Mauricio Macri es similar a las reformas laborales de Brasil y Francia: "Esta no es la reforma brasileña, acá queda en pie la negociación colectiva, es muy diferente", advirtió.

El proyecto volvió a agitar las tensiones internas de la central, entre aquellos dirigentes dialoguistas que quieren negociar (gordos e independientes) y otros más opositores al gobierno (moyanismo) que la rechazan de plano e incluso propondrían convocar a movilizaciones o medidas de fuerza contra la iniciativa, como ya lo hicieron las dos CTA.

Esto quedó de manifiesto ayer, cuando poco antes de la reunión con Triaca, un grupo de dirigentes del moyanismo encabezó un acto en la sede de Azopardo con intendentes del peronismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario