Policiales

La provincia pagará entre 10 mil y 250 mil pesos a quienes aporten datos sobre la existencia de armas de fuego ilegales

Durante la presentación de la Unidad de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego, el ministro Pullaro y el gobernador Lifschitz destacaron la puesta en marcha de un plan para reducir el circuito ilegal de armas.

Miércoles 22 de Agosto de 2018

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, confirmó hoy que el gobierno provincial pagará sumas que van de los 10 mil a los 250 pesos a aquellas personas que aporten datos a partir de denuncias sobre la existencia de armas de fuego que forman parte del circuito ilegal.
Pullaro participó, junto al gobernador Miguel Lifschitz, este mediodía de la presentación de la nueva Unidad de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego, que tiene por objetivo realizar controles en armerías, cotos de caza, y otros establecimientos en los que se usen armas de fuego.
Conferencia de prensa de Pullaro y Lifschitz sobre desarme

Pullaro reveló datos estadísticos sobre la cantidad de armas ilegales en la provincia. "En Santa Fe hay unas 100 mil personas con tenencia de armas de fuego y 150 mil armas registradas en el orden nacional. Según información del Estado nacional, por cada arma de fuego legal hay dos ilegales, con lo cual. podemos estar hablando de 400 mil armas que tenemos en Santa Fe".
"En Rosario estaríamos hablando de un 30 por ciento de ese mercado informal", señaló el ministro, y agregó: "En los últimos 30 meses en procedimientos de calle la policía secuestró 2.700 armas y, en diferentes investigaciones, unas 300 armas más. Entendemos que eso no alcanza y por eso lanzamos este ambicioso plan para seguir desarmando a la sociedad. La intención es que no se cometan hechos de violencia o ilícitos con armas de fuego".
Asimismo, Pullaro indicó que la política de desarme es una de las preocupaciones centrales de su cartera. "Durante estos 33 meses de gestión trabajamos fuertemente, primero en tener una correcta fiscalización de lo que son todos los arsenales que tiene la provincia, especialmente de la Policía de Santa Fe -indicó-, haciendo profundas auditorías en diferentes direcciones policiales, en las diferentes policías especiales, dentro del Departamento Logística y dentro de las 19 unidades regionales del territorio provincial".
pullalif.jpg

"Posteriormente llevamos adelante, en un hecho inédito en el país, lo que son pericias balísticas de armas de puño de los miembros de la Policía de Santa Fe, llegando a fiscalizar casi 14 mil armas", detalló.

Por otra parte, afirmó que se "trabajó fuertemente para sacar armas de circuitos informales, haciendo fiscalizaciones sobre diferentes comisarías en donde existían armas que pertenecían al viejo sistema penal", y siguió: "Así logramos sacar de esos lugares casi 3.200 armas y ahora esperamos para que sean destruidas. También llevamos adelante lo que fue la destrucción de armas de la Policía de Santa Fe, que estaban en desuso y que no estaban aptas para el uso. En 2017 eliminamos 2.900 armas y este año lo hicimos con otras 1.600 armas".
pullarmas.jpg

El ministro dijo que el objetivo es "trabajar en campañas de concientización de lo que es el desarme y lo que es la entrega voluntaria de armas" y destacó que, para poder lograrlo, "es necesario poder combatir los circuitos ilegales".
"Dentro de la agencia que estamos poniendo en funcionamiento, vamos a trabajar con un protocolo que cada persona que sepa de la existencia de un arma de fuego ilegal pueda llevar adelante una denuncia en los centros territoriales de denuncia las que serán giradas a la Fiscalía para que se lleve adelante una profunda investigación", abundó.

En ese sentido, remarcó que "en caso de que la Justicia ordene allanamientos y se encuentre un arma de fuego, el Estado santafesino pagará sumas que irán entre los 10 mil y los 250 mil pesos en función de la cantidad de armas y municiones que sean encontradas en estos diferentes procedimientos que llevará adelante la Policía de la provincia".
Lifschitz responsabilizó a las organizaciones narcocriminales por la gran presencia de armas del circuito ilegal y apuntó "particularmente el narcomenudeo y la distribución de droga en los barrios, que termina generando recursos económicos, que se vuelcan en economías informales y que alimentan los circuitos de violencia"
"También llevamos adelante lo que fue la destrucción de armas de la Policía de Santa Fe, que estaban en desuso y que no estaban aptas para el uso. En 2017 destruimos 2.900 armas y este año destruimos 1.600 armas".
Lifschitz dijo que el nivel de violencia que se ve hoy en la sociedad "no sería posible sin la presencia de armas, armas de guerra, de grueso calibre, que son las que llamativamente llegan a las manos de muchos de estos grupos con mucha facilidad".
"Esta presencia armada permiten a las bandas tener altísimos niveles de letalidad en su accionar", enfatizó el mandatario santafesino, y concluyó: "Así como reclamamos mayores competencias en materia de narcomenudeo, y hemos planteado la necesidad de tener más herramientas en la Legislatura, en manos de la Justicia provincial, también queremos ampliar nuestra capacidad de acción sobre el circuito ilegal de armas de fuego".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario