Narcotráfico

Pullaro tiró contra la Justicia y reclamó la ley de narcomenudeo

El ministro de Seguridad se refirió a la lucha territorial que disputan segundas líneas de algunas bandas y de lo hecho en Santa Fe contra el narcotráfico.

Viernes 06 de Julio de 2018

La responsabilidad del Ministerio de Seguridad y la Policía de Investigaciones (PDI) en torno a la ola de violencia que se ha acrecentado en la ciudad, críticas al Código Penal de la Nación, el apoyo a la ley de narcomenudeo, la disputa de territorios por parte de bandas delictivas y la persecución al lavado de activos fueron temas abordados ayer por el titular de la mencionada cartera provincial, Maximiliano Pullaro, en una conferencia de prensa.

Con voz pausada y tono de preocupación, el ministro dijo que "es responsabilidad del Ministerio y de la PDI, en función de lo que mandan los fiscales, ayudar a que se esclarezcan hechos graves como el que le costó la vida a una nena de 5 años (por el caso de Maite Ponce, baleada mientras dormía en su casa del barrio El Churrasco) y que tiene como protagonistas a individuos a los que no sólo no les importa la vida de los demás sino sus propias vidas". En ese sentido, argumentó que "vamos a detener a los culpables y ponerlos a disposición de la Justicia, pero también vamos a tratar de determinar la trama criminal que pudiese haber detrás de hechos como ese para detectar quiénes son los autores intelectuales del crimen".

Al respecto, Pullaro fue crítico con el Código Penal de la Nación al manifestar que "un hecho como el que le costó la vida a esa nena, que es balear el frente de una casa, tiene una expectativa de pena de 1 a 3 años y es excarcelable, por lo que es muy probable que si se detiene al culpable éste salga de la comisaría antes de que termine el turno de trabajo del policía que lo apresó".

"Por eso, creo que con los niveles de violencia que hay en el país y en Santa Fe, hay discusiones que ya están agotadas. En la provincia es mi responsabilidad trabajar para ver como frenamos esos índices, pero los delincuentes tienen que estar presos y cumplir el total de las penas impuestas", aseveró el ministro. Y agregó: "A mi me parece irracional que una persona que pasa por delante de una casa y dispara un arma de fuego causando la muerte de una criatura tenga una expectativa de pena tan baja".

Narcomenudeo

En otro orden, Pullaro dijo que en los últimos años la provincia "se ha enfocado en desarticular las principales bandas narcocriminales y detener a sus cabezas, por eso hoy están tras las rejas los traficantes más relevantes o visibles tanto de Santa Fe como de Rosario", pero aclaró que "si esos delincuentes tienen ciertos beneficios es por lo que la Justicia decide y no por lo que nosotros hacemos".

Asimismo reconoció que "hay segundas o terceras líneas de esas bandas que hoy pretenden manejar el negocio criminal y por eso nosotros, en función del tiempo que demanda una investigación, apuntamos a desmantelarlas". Pero entró en colisión con la Justicia Federal al sostener que "en los barrios la gente muchas veces indica dónde y cómo funcionan los puntos de venta de drogas y yo les puedo decir que el 90 por ciento de esas denuncias están judicializadas o se están investigando, pero lo que demanda una pesquisa federal lleva más tiempo que el que los vecinos y nosotros toleramos".

Al respecto, explicó que "por eso es necesario contar con una ley de narcomenudeo como la que solicitó el gobernados Miguel Lifschitz al inaugurar el último período de sesiones de la Legislatura para permitir a este Ministerio y a la policía santafesina, con apoyo de las fuerzas federales, ir contra esos puntos de venta con más agilidad y rapidez. Esto no es ir contra el consumidor o los perejiles, es ir contra el negocio de la droga, contra la desarticulación de los puntos de venta que la gente denuncia. Porque si hay algo que genera violencia en la provincia es la pelea de los territorios por ese narcomenudeo".

"Además —continúo el ministro— es necesario una lucha contra el narcotráfico desde una mirada global, que apunte principalmente al lavado de activos, que se pueda saber quiénes son los verdaderos dueños del negocio, que no son los pibes que se matan por uno o dos gramos de droga".

Finalmente se refirió a los últimos ataques violentos perpetrados en Rosario y dijo que "no se debe descartar nada, incluso que sean mensaje para las autoridades, pero hay un hilo conductor que nos lleva a pensar que estamos trabajando bien y seguiremos dando pelea contra el delito".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario