Ovación

"Somos un equipo que nunca dejó de trabajar"

Compromiso, responsabilidad y humildad fueron las claves del equipo de primera de caballeros de Universitario, que terminó invicto el torneo Interasociaciones Rosario-Córdoba.

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

Universitario se apropió de la corona y le sienta bien. La primera división caballeros volvió a quedarse con el cetro en el Interasociaciones Rosario-Córdoba, torneo en el que dibujó una campaña brillante, en la que ganó 14 partidos, cosechó dos empates y no conoció el sabor amargo de la derrota. El capitán del equipo es Emiliano Avaca, uno de los más experimentados del plantel y palabra más que autorizada para hablar del hockey de Uni.

"En este torneo sacamos mucha diferencia, tanto en los resultados como en el juego. Tuvimos un año de juego muy bueno y regular lo que nos permitió tener un resto con los otros equipos y terminar invictos este torneo", reseñó brevemente el líbero académico.

¿Qué estilo de juego tiene Uni?

Creo que el estilo pasa por todos los jugadores. Tiene un sistema de juego que no es fácil de leer y resolver. Somos un equipo que no nos bloquean fácil, porque el sistema nos permite ir rotando en el juego, tiene juego largo, juego corto, juego asociado... Somos un equipo muy ofensivo, con ritmo, con delanteros muy rápidos, volantes que acompañan muy bien y dos laterales que corren por afuera y atacan y defienden con la misma intensidad. Es agresivo en todo sentido, con pelota y sin ella.

¿Ese sería uno de los secretos de este Uni y por qué está dónde está?

Sí. No llamamos la atención por las individualidades. Creo que si lo mirás ves que hay una línea de juego bien marcada. Sabemos a lo que jugamos y eso hace que sea un equipo complicado. Y jugamos tranquilos. Hay equipos que dependen de uno o dos jugadores, que cuando los bloqueás se les terminó el partido. No es nuestro caso. Nosotros no dependemos de algún jugador que si sabés que está en un nivel bajo estás al horno. No somos un equipo de muchos cambios en un partido y si mantenemos la intensidad en el juego es porque el trabajo físico es óptimo.

La perla negra fue la caída en la semi del Argentino de Clubes. ¿Qué les dejó esa derrota?

Fue un cachetazo. Para mí ganar ese campeonato era muy importante, porque estaba jugando con chicos a los cuales había entrenado en juveniles y con un amigo adentro de la cancha, que no sé si el año que viene va a seguir jugando. Era el año, estábamos bien, firmes, pero nos tocó perder. Sinceramente cuando pasó no sabía cómo íbamos a reflotar la cosa, porque fue un dolor muy grande. Los más grandes fuimos los que quedamos más golpeados y fueron los más chicos los que nos salieron a bancar. Eso me hizo ver que por algo el equipo está así de fuerte. No nos quedamos con eso y le apuntamos a los dos objetivos que quedaban: uno era el torneo Rosario-Córdoba y el otro, el Rosario-Paraná.

¿Qué esperás del Interasociaciones en Paraná?

Vamos a tratar de conseguir el bicampeonato. Estamos bien, tranquilos, pero no relajados. Los equipos de Paraná de a poquito van creciendo e intentan tener otro juego. Antes, los equipos que tenían un nivel más bajo quizás eran más mezquinos y jugaban a ver qué pasaba. Ahora, veo en esos equipos que intentan jugar y se equivocan pero con intención de juego. No tienen miedo al error y eso está bueno. Esto hace que el juego crezca y se complique un poquito más.

¿Por dónde pasan los desafíos?

Uni tenía una historia muy grande, era un equipo con mística que de a poco la fue perdiendo. Para los que fuimos parte de esa historia en su momento y quedamos en el medio, en lo que fue la transición, fue duro. Costó. Por eso, los que ahora somos "los grandes", intentamos transmitirle a los más chicos cuál era esa mística de Uni. Por suerte hoy esa mística está volviendo y particularmente estoy muy contento porque estuve en todo ese proceso. Esta bueno cuando estás arriba y también "tocar fondo", porque ambas son realidades que tenés que vivir. Cuando estás arriba todos te quieren ganar, y está bien. Y cuando estás abajo, para llegar arriba, tenés que laburar, no hay otra. Nosotros somos un equipo que nunca dejó de trabajar, siempre con compromiso, responsabilidad y humildad, esa humildad que nos enseñó el viejo Charly Young desde chicos y la fuimos transmitiendo de generación en generación. Esa semilla, que en su momento nos enseñaron a plantar, hoy está dando sus frutos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});