Central

Que el presente y el rival no lo devore a Central

El equipo de Diego Cocca, de irregular funcionamiento, ante un Vélez que sabe lo que quiere.

Domingo 20 de Octubre de 2019

Central tiene una cita impostergable con el triunfo. También con el compromiso de mejorar la producción colectiva debido a que la cosecha viene siendo bastante raquítica. Sobre todo luego de una semana por demás de efervescente a nivel político. No tendrá un reto sencillo. Recibirá a Vélez, que si algo tiene es un estilo bien definido y una impronta que apichona a cuanto contrincante tiene frente a sus narices. Diego Cocca sabe que los siete empates al hilo son como eslabones de una pesada cadena que cuelga sobre su cuello y arrastra al equipo por la zona del descenso. También es cierto que tiene el plus de conducir al único invicto de la Superliga. Como además que esta tarde no puede permitirse tomarse una nueva licencia con la victoria.

   Diego Cocca sigue buscando la fórmula para tapar la grieta que padece Central en la zona izquierda del mediocampo. Ya probó con Diego Zabala y Joaquín Pereyra. Pero ninguno pudo satisfacer las necesidades básicas del entrenador.

   Ahora movió el tablero táctico y hoy hará debutar en el Gigante desde movida a Nicolás Colazo. El ex Tigre suplirá la plaza dejada por el juvenil volante paranaense, quien por motivos desconocidos ni siquiera concentró para esta velada. Otro a seguir es al Colo Gil, quien entrenó aparte toda la semana por una distensión y seguirá llamativamente entre los once igual.

   Habrá que ver cuál será la estrategia auriazul a emplear cuando sea momento de jugar por los porotos. Porque Vélez no vendrá de paseo a los pagos de Arroyito. Intentará dejar su huella bien marcada y ratificar que no en vano es uno de los conjuntos más punzantes y dinámicos que exhibe el certamen local de la mano del Gringo Heinze.

   Central ya avisó que no acusará al golpe por golpe. También parece tener en claro que deberá estar en permanente alerta por las bandas debido a que los del Fortín son verticales y se movilizan a gran velocidad por cada rincón del rectángulo de juego. Sea de local o visitante. Van al frente sin medir posibles daños colaterales.

   Hasta el momento esa dosis le viene dando buenos resultados porque ganó cinco de los últimos seis desafíos que afrontó. Hoy tratará de seguir de racha en un Gigante urgido, al menos, de una alegría deportiva.

   Y si algo más tiene en contra el canalla es la irregularidad que lo azota desde hace siete presentaciones. Salvo ante Racing, después mostró muy poco desde el juego a nivel colectivo. No obstante, viene salvando la ropa porque no pierde. Aunque eso no lo exonera de la zona del descenso en la que es un abonado fijo desde que comenzó el torneo. Por lo tanto, hoy no tiene permitido sumar poco otra vez porque el horno no está para bollos en líneas generales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario