Ovación

El Coloso, bastión de la resistencia

El Newell's de De Felippe se acostumbró a sacar la cabeza del pozo cuando juega en el Parque. Tras la caída en el clásico y la derrota con Racing está obligado a ponerse de pie ante Defensa y Justicia

Sábado 10 de Noviembre de 2018

El Newell's de Omar De Felippe tiene un patrón de comportamiento reiterado. Siempre supo reivindicarse en el Coloso de los magros resultados que consiguió de visitante en lo que va de la Superliga. Y esta vez, el lunes, a las 21.15, recibiendo a Defensa y Justicia volverá a tener que apelar a esa lógica de pagar en efectivo de local la deuda externa que lo agobia. Este es el alto precio que tiene que afrontar la Lepra por vivir en rojo afuera del Coloso. Por ahora en la mayoría de los casos lo consiguió y evitó entrar en cesación de pagos. Claro que contra el escolta del torneo, como es el atrevido Halcón de Florencio Varela que dirige Sebastián Beccacece, no será una tarea sencilla, tampoco imposible.

   Esta vez la misión de reivindicarse en casa tiene algunos ingredientes que potencian la urgencia de ponerse de pie de inmediato. Porque hubo dos caídas en fila durante la semana pasada. Por supuesto que la derrota a manos de Central en la cancha de Arsenal por los cuartos de final de la Copa Argentina fue el porrazo más duro del semestre, ya que además de quedar eliminado del certamen federal fue nada menos que ante el rival de toda la vida, lo que generó un martirio extra en el ánimo de los futbolistas, dirigentes e hinchas.

   Y encima el domingo, Newell's le jugó un partido dignísimo al único líder de Superliga, mereció llevarse algo de Cilindro de Avellaneda, pero Racing terminó ganando 1 a 0, con la colaboración decisiva del juez Silvio Trucco, que obvió dos penales a favor de los rojinegros. Por eso la foja de servicio de las últimas dos excursiones arrojan desde lo numérico un saldo absolutamente negativo. Ahí surge la impostergable necesidad para el lunes de volver a sacar los pies del barro en el Coloso.

   Este Newell's de Omar, que ya avisó que se quedará en los últimos cuatro partidos que restan hasta fin de año, casi siempre logró apagar los incendios en el Parque. En esta Superliga, tras lo que fue la derrota en el estreno 2-0 ante Vélez, igualó 2-2 con Independiente en el Parque. La única vez que se mancó de local fue tras el desaire en Mendoza 2-1 con Godoy Cruz, cuando cayó ante su gente frente a Atlético Tucumán 2-1. Después igualó 0-0 con Belgrano en Córdoba y en el Coloso superó 2-0 a Lanús.

   A continuación repitió la malaria de visitante y Colón lo superó 1-0, pero otra vez sacó fuerzas ante su gente en el triunfo 2-0 con Tigre. Cumplió con el postergado frente a Estudiantes en Quilmes y replicó el desaire fuera de casa con la derrota 1 a 0. Enseguida supo quitar las papas del fuego recibiendo a Argentinos con una formación alternativa y venció de local 2 a 0 al Bicho.

   Luego está la historia reciente de la derrota por Copa Argentina ante Central en Sarandí (2-1) y la caída del domingo frente Racing (1-0). Por ello ahora Newell's deberá apelar a la receta que viene siendo casi infalible de correrse de la arena movediza en su terruño del Parque.

   Hasta ahora el ciclo de De Felippe viene haciendo equilibrio sobre el alambre, apoyado en los pasos que logra dar de local luego de los resbalones que experimenta afuera. Suena a historia repetida. Otra vez tendrá que salir de perdedor ante su público.

   El lunes recibirá a Defensa y Justicia, luego visitará a Aldosivi (25/11), a continuación será local de Patronato (30/11) y cerrará el 2018 en la excursión a San Martín de Tucumán (7/12). Son las cuatro estaciones en las que De Felippe se juega el pellejo de su continuidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});