Central

Central no alcanzó lo que mereció por su juego ante Vélez

Aun sin juego, el canalla hizo méritos para sumar pero Vélez lo golpeó.

Lunes 21 de Octubre de 2019

El cabezazo de Riaño en el travesaño a segundos del final le hubiera puesto la cuota de justicia a un resultado que pareció demasiado castigo para un Central que tuvo ráfagas de intensidad, aunque sin la cuota de fútbol necesaria, pero que con eso debió alcanzarle para sumar uno más de esos tantos empates que muchas veces fueron tomados con mala cara. Ayer el punto le hubiese significado no sólo mantener el invicto habiendo sorteado a un rival de fuste, pero el remate cruzado de Leandro Fernández contra el palo derecho de Ledesma lo dejó huérfano de sensaciones positivas y, lo que es peor, en una zona más compleja aún en los promedios.

Central no siempre pudo hacer el partido que Cocca imaginó en la previa. Es más, se acomodó bastante tarde al mismo. Lo corrió casi siempre desde atrás, especialmente en un primer tiempo en el que Vélez tuvo dinámica, pero no final de jugada. Porque al canalla no sólo le costaba generar, sino también fortalecer la retaguardia. Rinaudo intentó mantenerse siempre sobre Domínguez pero en la medida que el juvenil se le alejaba, Vélez le movía la pelota de un lado hacia el otro sin demasiados inconvenientes, en parte porque el resto de los volantes canalla no colaboraban.

74770272.jpeg.thumb.jpg
Fricción. Zabala intenta despegarse de la marca pegajosa de Guidara.
Fricción. Zabala intenta despegarse de la marca pegajosa de Guidara.

Pero lo que es peor, a Central le fue complejo manejar la pelota para así generar peligro. Con Rius liviano por derecha, Gil intrascendente por el medio y Colazo desaparecido por izquierda, Gamba y Riaño quedaron lejos del resto. Apenas un remate cruzado de Gil, que Alexander Domínguez contuvo contra el palo izquierdo. Para fortuna del canalla, Vélez tampoco estuvo en su mejor día.

Pero el canalla deberá replantearse porqué Brítez termina siendo el jugador más punzante en el área de enfrente. El lateral fue el mentor de las acciones más peligrosas (en una fue víctima de un penal) en un amanecer del segundo tiempo en el que el equipo fue con mucha más decisión, pero apenas con una ínfima cuota de fútbol. Un remate de Gamba que cruzó toda el área sin que nadie pudiera empujarla, un tremendo zurdazo de Colazo que dio en la cara externa de la red y otro remate de Gamba que se desvió en Gianetti y Domínguez manoteó al córner fueron las jugadas mas salientes en medio de esa arremetida canalla, a la que le sobró ganas pero le faltó cabeza.

74770263.jpeg.thumb.jpg
Fuerza aérea. Noravetti y Caruzzo buscan imponerse de arriba. Con la lucha no alcanzó.
Fuerza aérea. Noravetti y Caruzzo buscan imponerse de arriba. Con la lucha no alcanzó.

   Ya con Ortigoza en cancha el equipo se hizo más lento todavía, pero aun sin correr peligro Vélez metió la estocada, con el derechazo de Fernández contra el palo derecho de Ledesma, en lo que fue el primer tiro de peligro sobre su arco. Igual a esa altura Heinze notó que el mediocampo canalla lucía más lento y su parte fue darle pista a Thiago Almada. Fue así como Vélez equilibró el dominio del partido. La visita pudo incluso liquidarlo, pero Ledesma le ahogó el grito al propio Almada.

Con lo que le quedaba de resto físico y de vergüenza ajena más que claridad Central fue, pero a esa altura lo hacía ya como podía, incluso con Novaretti volcado como centrodelantero. Llegó ese centro en el que Riaño se anticipó a Domínguez, pero el travesaño se interpuso, como lo hizo Giménez sobre la línea tras el cabezazo de Novaretti.

74770269.jpeg.thumb.jpg
Mazazo. Domínguez burló a Novaretti y Fernández a Caruzzo para vencer a Ledesma, abajo a su derecha.
Mazazo. Domínguez burló a Novaretti y Fernández a Caruzzo para vencer a Ledesma, abajo a su derecha.

   Aunque es cierto que la suerte le fue esquiva, ayer el problema de Central no fue la mala fortuna. Sí quizá su incapacidad para meterle más lucidez a un juego que no encontró ni con Gil, ni con los volantes externos y mucho menos con Ortigoza. De haber empatado hubiera reforzado la idea (aún puede hacer alarde de ello) de que es un equipo difícil de ganarle, pero para el momento que vive necesita de otra cosa, de algo que lo haga avanzar y que otra vez alcanzó.

Gil hasta donde pudo, Ortigoza lo que pudo

Leonardo Gil jugó hasta cuando aguantó. Por eso a los 15' del complemento Cocca decidió cambiarlo, seguramente porque no lo vio en condiciones producto de la semana particular que había tenido el Colo, entrenando muchas veces de manera diferenciada. Y tal como lo había ensayado en la previa, el DT le dio pista a Ortigoza. Eso sí, el hábil volante no fue solución ni mucho menos. Jugó donde siempre: lejos del arco. Cuando lo encararon pelota al pie lo superaron y sobre el final entregó mal una pelota en la que casi genera una contra peligrosa a favor de Vélez.

Gamba, tocado

Lucas Gamba pidió el cambio en el segundo tiempo. El delantero sufrió una molestia en el posterior izquierdo y por eso será evaluado durante la semana para ver si puede llegar en condiciones al partido del martes de la próxima semana, frente a Estudiantes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS