La ciudad

El Ministerio de Trabajo recogió el guante por las denuncias de violencia a encargados de la Escuela Ceferino Namuncurá

La delegada regional, Rita Colli, dijo que dos inspectores de su repartición y ella misma fueron agredidos por responsables del establecimiento

Martes 28 de Septiembre de 2021

Seis docentes presentan denuncias penales por violencia laboral contra los responsables de la Nueva Escuela Particular Ceferino Namuncurá de Presidente Perón 5038 , tal como lo publicó este lunes La Capital . Además, otros tres docentes renunciaron por las mismas causas, la comunidad educativa hace tiempo conoce y manifiesta por lo bajo los destratos, el Sindicato de Docentes Particulares (Sadop) acompañó las denuncias y pidió la intervención del establecimiento educativo, pero el Ministerio de Educación aún no sentó posición ante este panorama, que seguramente será tema en la próxima reunión virtual paritaria del viernes 1 de octubre, a las 11.

Sí, en cambio se expresó este martes sobre el conflicto la dirección regional en Rosario del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Rita Colli, quien dijo que cuando recibió los expedientes a principio de mes con las quejas de las docentes llamó "inmediatamente" una reunión interjuridisccional entre su área, otra de Educación y el gremio, para tratar el tema y envió a dos inspectores a constatar los hechos al colegio.

"Ambos fueron agredidos verbalmente y un representante legal y secretario de la escuela se presentó en mi despacho y me pidió explicaciones en malos términos: con alto nivel de violencia y ningún apego a las normas", le dijo Colli a este diario.

Un capítulo más de malos tratos, según las denuncias, que se suman a los ya acumulados contra el matrimonio de Carlos Alegre (portero) y Liliana Scime (directora del secundario y maestra de grado), junto al hijo de ambos, Leandro Alegre (representante legal de la primaria y secretario). Todos integrantes de la ONG desde la que se sostiene el colegio y a la que pertenecen todos al frente de la institución si bien en los papeles, según aseguran desde el gremio, figura como responsable Melina Laurito (representante legal del secundario y directora de la primaria).

>> Leer más: Sadop denuncia violencia laboral y pide intervenir a la Escuela Ceferino Namuncurá

Sadop hizo conocer esta semana un comunicado en el que denunciaba "violencia laboral" en algunos establecimientos educativos particulares, desde el retorno a la presencialidad . Pero las expresiones off the récord de algunas docentes, por temor a las represalias, visibilizó como el más "grave" de los casos al de la Nueva Escuela Ceferino Namuncurá (N ° 1451, en el nivel primario y N ° 3164, para el secundario ). Allí se registra hostigamiento contra el personal docente y también sobre el alumnado moroso. Gritos y violencia psicológica y simbólica parece ser el histórico clima que reina en esta escuela que fue "cerrada durante la gestión del ex gobernador Reutemann, reabierta en el gobierno de Obeid y que logró tener el secundario durante la gestión de Binner", según apuntó Colli .

Este martes la acción sindical continúa en las puertas del Ministerio de Educación local donde se volanteó bajo el lema: "Basta de violentos en escuelas privadas".

Volante2.jpg

No obstante desde el gremio, aseguraron que hasta ahora nadie desde Educación recogió el guante ante las seis denuncias penales y las tres renuncias docentes que se hicieron públicas.

Desde Trabajo

"En julio nos enteramos que una delegada gremial del colegio, que fue elegida en la vereda por sus pares porque los directivos no permitieron la elección en su momento, había sufrido una nueva violencia laboral. El expediente siguió su curso. Pero cuando hace unos días me acercaron datos sobre una nueva escalada de violencia de varias docentes convoqué a una reunión interjurisdiccional que se realizó el viernes 17 pasado ", dijo Colli.

- ¿Cómo puede ser que hayan pasado los años, las distintas gestiones y en esta escuela hayan seguido las irregularidades y la violencia desde la patronal a sus maestros?

Es la pregunta del millón, por eso actuamos lo más rápido que pudimos, esto no puede seguir así como si nada. Pero luego de la reunión, cuya acta ya trasladé al ministro de Trabajo, dos inspectores sufrieron agresiones. La gente al frente del colegio depende de una asociación que debe tener idoneidad económica, solvencia moral y ética, estos dos últimos requisitos no se estarían cumpliendo. Ahora Educación y la Justicia tendrán que hacer su parte.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario