Información Gral

Ricachones argentinos tiraron un cordero desde un helicóptero en Uruguay

El video subido por el dueño de la vivienda donde cayó el animal armó una polémica y fue repudiado. El episodio ocurrió San Ignacio.

Jueves 16 de Enero de 2020

Una polémica se extendió hasta anoche en las redes sociales luego que se viralizara un video donde arrojan un cordero desde un helicóptero a una pileta de un empresario argentino en la costa turística uruguaya. Las imágenes generaron un fuerte rechazo y repudio.

El hecho ocurrió en la quinta que Federico Alvarez Castillo, dueño de la marca "Etiqueta Negra", tiene en San Ignacio, Uruguay. Junto a él estaba su mujer, la modelo Lara Bernasconi.

Según narró el empresario, escucharon un ruido raro de motores y salieron al jardín a ver qué pasaba. Allí, decidió filmar lo que estaba ocurriendo y capturó la escena del cordero cayendo en su pileta. El video dura ocho segundos.

"Al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto. Por tal motivo repudiamos este tipo de acciones y estamos trabajando para que se esclarezca de inmediato esta situación", escribió Alvarez Castillo en Instagram.

Embed

El paso de las horas se encargó de esclarecer que quien comandaba el helicóptero y arrojó el cordero se trató de un amigo suyo: Eduardo "Pacha" Cantón, ejecutivo con inversiones en Carmelo, Uruguay, desde los años `90, dueño de helicópteros y de dos helipuertos y hasta hace cuatro años del aeropuerto internacional de esa ciudad, que ahora es del Estado.

Se trató, en definitiva, de una broma de ricachones. Castillo le había dicho a su amigo que tenía ganas de comer un asado y éste le respondió que se encargaba de mandarle el animal. El intercambio literal habría sido el siguiente: "Me debés un cordero, che". Respuesta: "te lo tiro esta tarde".

En efecto: Cantón se lo arrojó desde la altura y lo embocó en el medio de la pileta desparramando agua a los cuatro costados.

Como titularon varias webs ayer, fue un "delivery canchero".

En las redes luego estalló la polémica sobre si el el animal estaba vivo o muerto. Hasta el mediático veterinario Juan Enrique Romero opinó no solo que el cordero arrojado desde el helicóptero estaba vivo, sino que murió al caer. "Es de una crueldad inadmisible", dijo el profesional, y explicó:"Si lo ponen en máxima cámara lenta van a ver que el animal mueve las patas, si estuviese muerto estaría con rigor mortis (rigidez de muerte)".

Candelaria Tinelli subió en sus historias de Instagram el video y escribió: "Enfermo mental". La postura de la joven cobró valor porque su padre, Marcelo Tinelli, mantiene una relación de años con Alvarez Castillo además de vestirse con "Etiqueta Negra" en sus programas.

alvarez castillo.jpg

Nicole Neumann, visiblemente enojada, se descargó por televisión: "Me encantaría saber quién es el tarado mental que logró hacer tanta plata teniendo como pasatiempo tirar un chancho por el aire. ¡La verdad es que no lo puedo entender!". "También esto es punible así que espero que se ejecute porque, ya arrancando por el maltrato animal, tendría que ser una pena bastante severa", agregó.

Julieta Prandi también se mostró indignada por lo sucedido: "El primer impacto al ver el video me recordó a la última Dictadura. Me recordó a la gente que tiraron en el río. Súper cruel. Es un horror sin justificación. Me parece espantoso. Horrible".

Según el diario El País de Uruguay, "Pacha" Cantón es dueño de dos helipuertos y de los complejos Puerto Camacho y El Faro; y también propietario de "La Toscanita", una zona de casas con viñedos al estilo de La Toscana italiana. También posee un complejo de 20 chacras llamado "Tierra de caballos" y "Pinares del hotel", ubicado alrededor del Carmelo Resort y Spa. Todos esos emprendimientos componen el Cantón Estate.

En febrero de 2012 protagonizó una tragedia comandando un yate de bandera uruguaya en el Delta de San Fernando. Embistió una canoa en la que viajaba una familia. Como resultado murieron una niña de dos años y su madre, de 26.

Días después del accidente, el empresario escribió una carta a sus amigos en la que dio su versión del hecho. Contó que, pese a su falta de experiencia, brindó asistencia a la familia afectada y la trasladó al hospital más cercano. Afirmó haber sentido "que la señora se murió en mis brazos al llegar" y que se encargó de llevar a la niña al "mejor lugar posible".

etiqueta. Federico Álvarez Castillo

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario