Información Gral

Aborto: un 44 por ciento está a favor de despenalizarlo y 41 por ciento, en contra

El ajustado resultado es de una encuesta nacional. La opción cambia mucho según sexo y edad. Leve mayoría contraria entre las mujeres: 44 por ciento a 43 por ciento

Sábado 03 de Marzo de 2018

El 44 por ciento de los argentinos está a favor de la despenalización del aborto, mientras que el 41 por ciento rechaza legalizar la interrupción de un embarazo, con un 15 por ciento de la población que aún no tiene una opinión formada, según se desprende de una encuesta de la consultora política Opina Argentina, realizada en exclusiva para Popular.

En cuanto a la segmentación por sexo que incluyó la encuesta, las mujeres son quienes más se oponen al aborto, de acuerdo al sondeo. Un 44 por ciento de encuestadas femeninas respondió negativamente, similar al 43 por ciento que se mostró a favor y con un 13 por ciento de indecisas. Entre los hombres el 46 por ciento respaldó que se despenalice la interrupción del embarazo, con un 38 por ciento que estuvo en contra y un 16 por ciento sin opinión formada. Los más jóvenes se muestran de acuerdo con la legalización en mayor proporción que los adultos mayores, donde el resultado se da vuelta para la penalización. Es así que casi la mitad (49 por ciento) de los encuestados en la franja etaria que va de 18 a 29 años se pronunció a favor del aborto legal, con un 37 por ciento en contra.

Esos guarismos comienzan a revertirse entre las personas de entre 30 y 49 años, con un 45 por ciento que quiere que sea legal la interrupción del embarazo y un 40 por ciento que pretende que el tema continúe como hasta ahora. Finalmente, un 46 por ciento de los mayores de 50 años no desean la interrupción del embarazo, frente a un 41 por ciento que sí.

Algo similar se observa en relación al nivel económico de los consultados. A medida que esa condición es más alta, los números son ampliamente superiores para la despenalización en referencia con los sectores más pobres.

De esta manera, prácticamente una de cada dos personas con ingresos menores (49 por ciento) rechaza la legalización del aborto, frente a un 31 por ciento que está a favor. La situación se modifica en el nivel medio, donde el 55 por ciento considera necesaria la legalización, con un 28 por ciento que se opone. En tanto, casi dos de cada tres de los hogares más pudientes se expresaron a favor con un rotundo 62 por ciento, con un 30 por ciento que opinó en contra.

De acuerdo a la encuesta, no registra demasiadas variaciones de acuerdo al perfil de los votantes. Sin embargo, los votantes de Cambiemos son los únicos en los que gana la opción que rechaza la legalización, con un ajustado 44 por ciento, frente a un 42 por ciento que está a favor. Los encuestados vinculados al espacio político de Cristina Fernández de Kirchner se mostraron a favor de la despenalización con un 46 por ciento, frente a un 40 por ciento que la rechazó. Esto, pese a que la ex presidenta es una conocida adversaria del aborto. Durante su mandato prohibió a sus legisladores avanzar con proyectos sobre el tema.

En el medio de ambos partidos estuvieron los identificados con el Frente Renovador de Sergio Massa, que cosechó un 44 por ciento de adhesiones al aborto legal y un 40 por ciento de negativas.

La consultora Opina Argentina se presenta en su página web como "fundada por profesionales con amplia experiencia en el sector público y privado para asesorar gobiernos, partidos políticos, companías y actores institucionales en análisis y medición de opinión pública, desarrollo de campañas electorales y gestión de gobierno". No es una consultora de opinión pública de las más conocidas.

Un gobernador, en contra

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés (UCR-Cambiemos), se manifestó hoy en contra el proyecto de despenalización del aborto que se encamina a debatir el Congreso de la Nación al señalar que hay "que regular cómo vivimos y no cómo morimos".

"Tenemos que regular cómo vivimos y no como morimos", afirmó el mandatario provincial en diálogo con la prensa, a la vez que subrayó que se trata de "una opinión personal".

Valdés remarcó también que cuando fue legislador -dejó su banca en el Congreso el pasado 10 de diciembre- asumió un "compromiso pro vida", al igual que "muchos legisladores que ahora espero que no borren con el codo lo que escribieron con la mano".

No obstante, dejó en claro que todos los bloques de diputados y senadores dejarán la decisión "a libertad de conciencia y cada legislador tendrá que ver cómo se compromete".

Finalmente, el mandatario provincial manifestó que "hay dos sistemas claros para bajar la mortalidad materna: uno es la educación y el otro es el aborto" y se pronunció a favor de "trabajar por la educación y por la vida".

La posición del gobernador correntino revela la diversidad de ideas dentro del radicalismo. En provincias conservadoras como Corrientes y las del Norte, el antiabortismo se impone entre la dirigencia política.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario