Información Gral

Los otros mundiales

La selección argentina tiene el equipo más veterano, en el país que come más carne. Bosnia es la nación con mayor desempleo.

Jueves 12 de Junio de 2014

La selección argentina, el equipo más viejo del Mundial, con un promedio de edad 28,9 años, y del país que come más carne, con 570 kilocalorías por habitante, debutará el domingo contra Bosnia Hertzegovina, la nación con mayor desempleo, con una tasa del 44,3 por ciento. Por eso, uno espera que a nuestros muchachos más veteranos, que llegan muy bien comidos, Bosnia no les dé tanto laburo.

El Mundial Brasil 2014, que desde hoy desvelará al planeta fútbol, arroja algunos datos interesantes tanto de la redonda como del resto del mundo, como que los pibes de Ghana, con un promedio de edad de 25,8 años, saldrían campeones en ese rubro, así como en el de cantidad de ingesta de fruta, con 350 kilocalorías por cabeza por día; del mayor gasto en educación, con un presupuesto del 8,1 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), y del país donde hace más calor, con 26,7 grados de promedio, según un relevamiento hecho ayer entre los 32 países participantes por el diario estadounidense Wall Street Journal.

Así, en el mundial del diario, los muchachos belgas son los más altos, con 1,85 metro de promedio y los de mayor tasa de población urbana, con el 98 por ciento, a diferencia de los chilenos, que son los más petisos, con 1,76 de promedio.

Con 79,6 kilos de promedio, los nigerianos son el equipo más pesado, en el extremo opuesto a los mexicanos, el conjunto más liviano, con sólo 70,6 kilos, y el país con más usuarios de Twitter, con 1,42 millón de usuarios.

Alemania fue la selección más goleadora de las eliminatorias, con un impresionante promedio de 4,5 tantos por partido mientras España aparece como la defensa más segura, con apenas 0,4 gol en contra por encuentro.

El local Brasil surge claramente como el equipo con el mejor desempeño en los mundiales, con 216 puntos, pero para consuelo argentino no aparece como ganador en ningún otro rubro.

El gigante Estados Unidos gana varios mundiales menos en fútbol. A saber: es el país con mayor cantidad de habitantes, con 318,9 millones; así como de aeropuertos, con una tasa de 4,24 cada 100 mil habitantes; el de mayor Producto Bruto Interno (PBI) per cápita, con la friolera de 53.101 dólares por habitante, y el de mayor número de autos por cabeza, a razón de 786 vehículos cada 100 mil personas.

Claro que los estadounidenses también saldrían campeones mundiales por su tasa de obesidad del 33 por ciento de la población adulta, así como en el consumo de azúcar de 569 kilocalorías por persona por día, en las que deben incluir las famosas donnas del jefe Gorgory, el policía de los Simpsons, y en ser los que más emiten monóxido de carbono, con la brutalidad de 17,6 toneladas por cabeza, producidas en gran parte por ese loco berretín por vestirse con el auto y no sacárselo ni para dormir.

En la otra punta de la tabla Costa de Marfil ganaría el mundial de los países más pobres, con un PBI de apenas 1.818 dólares por cabeza, unas 25 veces menos que el de los Estados Unidos.

Un verde Japón. El Indio Solari, el técnico rosarino con más mundiales como entrenador del equipo sparring de la selección argentina, tiene una anécdota fantástica de los japoneses de la época en la que dirigió a Yokohama Marinos: "Un día un amigo argentino se olvidó una cámara filmadora en una estación de trenes. «Vamos a buscarla porque va a estar ahí», le dije convencido, ante la risa incrédula de mi amigo, que creía que le estaba haciendo una broma. Tomamos el tren de vuelta, fuimos hasta el asiento donde habíamos estado y, creer o reventar, la cámara estaba ahí, después de un par de horas, en el lugar exacto donde mi amigo se la había olvidado. Acá nadie toca nada que no sea suyo", sorprendió el Indio, que se crió en Tiro Suizo donde, como decía el extinto pintor rosarino Juan Carlos Mastromauro, "te afanan las medias sin sacarte los zapatos".

Justamente los japoneses, que juntan los papeles del piso antes de irse de la cancha, se asustan cuando el viento arrastra una latita de gaseosa en una calle argentina y hasta crearon los paros con superproducción, son los campeones mundiales por su cantidad de bosques del 67 por ciento del territorio, así como del campeonato de la menor tasa de desempleo, con apenas el 0,3 por ciento. Claro, si no te roban ni una cámara olvidada en una estación de trenes, su país es un gran bosque y casi todos tienen trabajo, cae de maduro que también salgan campeones mundiales de la expectativa de vida, con la increíble marca de 84,5 años.

En el otro mundial, Holanda saldrá campeón aunque hará agua por todos lados, pero por el 18 por ciento de la que cubre su territorio, donde lo verán por internet su mayor cantidad de seguidores, que son 93 cada 100 habitantes, y que también ganan a la hora de tomar leche, con 456 kilocalorías per cápita por día. Bastante más divertidos son los rusos, que se llevan el mundial del consumo de alcohol, con 15,1 litros por cabeza al año, así como el campeonato del frío, con un promedio de 0,9 grados bajo cero, y el certamen de la cantidad de teléfonos celulares, con 1,84 millones de aparatos.

Los coreanos del Sur son campeones mundiales de la cantidad de habitantes, con una densidad de población de 486,8 pesonas por kilómetro cuadrado, quienes también ganan a la hora de comer ensalada y ganan el mundial de la ingesta de vegetales con una marca de 179 kilocalorías por cabeza por día.

En cambio, los australianos, que casi nos dejan afuera en el repechaje del Mundial Estados Unidos 1994, se imponen en la Copa de la menor densidad de población, con sólo 2,9 habitantes por kilómetro cuadrado.

Los suizos, siempre tan correctos, salen campeones mundiales de la menor tasa de desempleo, con una campaña de 2,9 por ciento, y de los premios Nobel por cápita, con 3,1 laureados cada 100 mil habitantes.

Los ingleses, nuestro clásico rival después de Brasil, son campeones mundiales de la menor tasa de muertos en accidentes de tránsito, con 3,7 víctimas fatales cada 100 mil habitantes, y los glamorosos franceses ganan la copa de los turistas extranjeros, donde dejar viajar a los visitantes y reciben 83 millones por año.

Y Costa Rica se lleva el mundial de la mayor cantidad de lluvia, con 2926 milímetros al año, y el de mujeres en el gobierno, con el 39 por ciento de los escaños del Parlamento, con lo cual los dirigentes ticos viven en el paraíso: cuando llueve se quedan a mirar Brasil 2014 por tele y, además, casi la mitad de las minas están en el Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario