Edición Impresa

Uruguay inicia su experiencia de cultivo y venta legal de marihuana

Política de drogas. Los ciudadanos podrán comprar la hierba en cigarros en la red de farmacias. El Senado aprobará hoy la ley. Así, el país se convertirá en el primero en el mundo en regularizar la distribución de cannabis.  

Martes 10 de Diciembre de 2013

Uruguay se convertirá hoy en el primer país del mundo en regularizar la producción y distribución de marihuana, una vez que el Senado apruebe un proyecto con el que el presidente José Mujica pretende abrir un nuevo capítulo en la lucha contra el narcotráfico.

La nueva ley, que se espera que se apruebe en la Cámara alta con los votos del oficialismo, permitirá a los ciudadanos cultivar plantas de cannabis o comprar en farmacias hasta 40 gramos por mes siempre y cuando estén registrados en una nómina gubernamental.

También quedarán habilitados clubes de marihuana con un mínimo de 15 y un máximo de 45 miembros y 99 plantas.

La iniciativa, que en julio ya recibió la aprobación de la Cámara de Diputados, busca quitarle mercado a los narcotraficantes en un país donde el consumo de marihuana es legal.

El precio sería similar al del mercado negro, pero los compradores en el mercado regulado obtendrían un producto controlado y a través de un canal seguro.

La venta regulada (a residentes en Uruguay mayores de 18 años) se haría en principio a través de la red de farmacias, aunque todavía no está totalmente claro ese aspecto.

El gobierno realizará un monitoreo del mercado negro y, de ser necesario, bajará los precios.

"No se tratará de instaurar un sistema de fumo libre", ha dicho Mujica. "Quien se pase de la raya será tratado por los médicos", agregó el mandatario el domingo pasado.

"Esto es una plaga, como el cigarro, y te ofrezco legalmente una ración y si te pasas de la raya te tengo registrado y te voy a tener que atender médicamente", dijo, a la vez que lanzó una campaña mediática sobre los efectos nocivos del consumo de drogas.

El presidente uruguayo defiende su iniciativa porque considera que las políticas represivas que se han aplicado en el mundo no han dado resultados y qué ése no es el único camino.

Por eso, además, solicitó el apoyo de otros países. "Yo espero que nos den una mano y que aprendamos entre todos".

La sesión comenzará a las 9.30 hora local (8.30 de Argentina), y el proyecto sobre cannabis será el segundo punto de la orden del día.

La nueva ley tendrá los votos solamente del gobernante Frente Amplio (FA), ya que la oposición se resiste a acompañarla, con el argumento de que no solucionará el problema y que además, tiene algunos artículos inconstitucionales.

Mientras el Senado debata la norma, distintas organizaciones sociales han convocado a una manifestación de apoyo a la ley, que rodeará el Palacio Legislativo desde las 19 bajo el lema de "la última marcha con la marihuana ilegal".

El director de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, explicó que la producción de marihuana se realizará en invernáculos y se proyecta que haya entre uno y 10 proveedores habilitados.

El funcionario aclaró también que esta ley no significará que se reduzca el combate al narcotráfico por otras vías, como la represión.

Con la aprobación de la ley en el Congreso, habrá que esperar la promulgación del Poder Ejecutivo y la reglamentación correspondiente, lo que podría llevar todo el año 2014.

"Habrá mucho para discutir y mucho para trabajar. Vamos a pasar un verano laburando. No hay nada maravilloso en eso", dijo el presidente Mujica.

"Es una agenda de ampliación de derechos y, en particular, una nueva estrategia que intenta generar nuevos instrumentos para tener una sociedad más segura", dijo el legislador oficialista Julio Bango.

En Uruguay, una tercera parte de la población carcelaria está vinculada con el narcotráficosegún las autoridades.

El respaldo público a la iniciativa de Mujica ha crecido desde que el Congreso comenzó a tratarla, pero el rechazo es aún considerado mayoritario.

De acuerdo a una reciente encuesta de Equipos Consultores, un 27 por ciento de los uruguayos apoya la regulación (en junio era un 21 por ciento) mientras que un 58 por ciento rechaza la idea.

"Es desastroso", dijo un opositor

El senador Alfredo Solari, del tradicional Partido Colorado, calificó al proyecto como "desastroso" debido a que pone al Estado a competir con el narcotráfico. "¿Cuál es el efecto de esa competencia?: aumentar el tamaño del mercado. Desde el punto de vista de la salud pública, ¿queremos aumentar el tamaño de mercado de una droga que sabemos qué efectos tiene?"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS