Edición Impresa

Un policía ebrio mató a dos personas e hirió a 17 en una disco en San Luis

Los concurrentes se tiraban al piso o entraban a los baños para salvarse de los proyectiles. Vestido de civil irrumpió disparando a mansalva en un local de Naschel.

Domingo 16 de Marzo de 2014

Un policía vestido de civil y en estado de ebriedad mató a dos personas, entre ellas un comisario, e hirió a otras 17 cuando ayer a la madrugada ingresó a los tiros a un boliche bailable de la localidad de Naschel, en la provincia de San Luis.
  A raíz del suceso, que conmocionó a ese pueblo de 3.500 habitantes, el gobernador Sergio Poggi decretó tres días de duelo por “el dolor y la consternación” popular.

   Todo se inició alrededor de las 4.30 en el local “Natacha Disco”, situado en la esquina de San Martín e Independencia, de Naschel, ubicada a 120 kilómetros al norte de la capital provincial, adonde el inspector Walter Talquenca (40 años), entró alcoholizado.

   Según el dueño del boliche, Martín Estrada, él estaba en la parte trasera del local cuando vio que el policía “venía disparándole a todo el que se le cruzaba”, en momentos en que en el local había unas 280 personas.

   La gente comenzó a correr hacia los baños y a tirarse en el piso para resguardarse.

   “Cuando me di vuelta, me estaba apuntando a mí, pero terminó disparándole al comisario Julio Barrios, quien lo quiso reducir. Eso nunca me lo voy a olvidar”, aseguró Estrada. El comisario Barrios tenía 43 años.

   Luego de que se abrieran las salidas de emergencia para que la gente pudiera salir, el policía intentó escapar.

   Los análisis determinaron, 12 horas más tarde, que Talquenca tenía 1,67 miligramos de alcohol en sangre, tres veces más que el máximo tolerable para quienes conducen vehículos.

   Talquenca presta servicios en la vecina localidad de El Morro, se informó. También se apuntó que disparó las 13 balas de su cargador pero hubo más lesionados producto de los rebotes en los espacios reducidos.

   El intendente de Naschel, Marcos Bértola, señaló que el policía había estado en el boliche con su esposa, tomó algo, y cuando aparentemente la mujer se fue, él fue a buscar el arma reglamentaria (una pistola 9 milímetros) a su auto, un Renault 12.
  Bértola señaló que “al que primero asesina es al comisario”, a quien “le efectuó un disparo en la cabeza”. Precisó que Talquenca era conocido en el lugar ya que en Naschel vive su esposa y sus hijos.

   Contó que “había cuatro camioneros que fuera del boliche” y a uno de ellos, Fernando Brizuela, le disparó cuando éste quiso evitar que siga accionando el arma. Brizuela era oriundo de la localidad de Rojas y tenía 37 años.

   “Al salir del boliche, fue enfrente al casino y disparó ahí mientras que luego hizo lo mismo contra la comisaría, por lo cual un efectivo que estaba de guardia, desde adentro le disparó en una pierna y lo hiere para poder detenerlo”, aseveró.

   Tras ser detenido, al policía se le efectuaron los estudios correspondientes para determinar si al momento del hecho estaba ebrio o bajo los efectos de alguna droga que haya generado una alteración de su conducta.

   “Es una noticia espantosa, que tengamos que ser noticia por una situación como esta es lamentable, no lo podemos entender”, expresó el intendente Bértola, quien dijo que tuvieron que “salir a buscar médicos particulares del pueblo”.

   Además contó que solicitaron ambulancias a las ciudades aledañas. Con relación al agresor manifestó que se lo veía como “una persona de perfil bajo, tranquila”.

   Además, por orden del juzgado multifuero de Concarán que interviene en el caso, en las próximas horas se le realizarán pericias psicológicas para evaluar su estado mental y se le tomará declaración indagatoria, según informaron fuentes judiciales.

   El gobernador Poggi intervino desde un primer momento en el hecho y dio instrucciones a ministros de su gabinete para que se trasladaran a los hospitales de Villa Mercedes, Concarán, Tilisarao y La Toma, en los que fueron atendidos algunos heridos, en tanto que los de mayor gravedad permanecían en el Hospital de San Luis.

   Poggi dijo estar “conmocionado” y detalló que Talquenca “también está herido porque al momento de detenerlo y perseguirlo hubo una gresca policial porque huía”.

   “El agresor está hospitalizado, bajo la órbita de la Justicia, es decir que está detenido”, manifestó el gobernador puntano, y agregó que aún no se determinaron los motivos de Talquenca para iniciar la balacera.

   Poggi informó que el detenido “es un oficial de años de antigüedad” que si bien desarrolla su actividad en El Morro vive en Naschel y ayer a la madrugada “estaba de franco”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS