POLICIALES

Tres condenados a perpetua por seis crímenes de la saga de enfrentamientos entre Funes y Caminos

El ex jefe de la barra de Newell's "Jija" Avejera, Enrique "Cable" Solís y José Pucheta fueron sentenciados en juicio oral

Viernes 23 de Abril de 2021

Una serie de hechos de extrema violencia enmarcados en el sangriento enfrentamiento entre la banda de los Funes-Ungaro contra la de los Caminos-Tubi Segovia desembocó ayer en penas de prisión perpetua para el ex jefe de la barra brava de Newell's Emiliano Javier “Jija” Avejera, Enrique Adrián “Cable” Solís y José Damián Pucheta. Los tres estaban acusados por diferentes grados de participación en uno o más de los seis crímenes —dos de ellos “por error”— y cuatro tentativas de homicidio ocurridos entre noviembre de 2016 y febrero de 2018 que fueron analizados en un juicio oral ante un tribunal conformado por los jueces Rafael Coria, Nicolás Foppiani y Patricia Bilotta que ayer emitió su veredicto y en los próximos días dará a conocer los fundamentos.

Avejera, de 28 años, fue condenado por el crimen de Jonatan “Bam Bam” Funes y por instigar el de Javier Lisandro Fleitas, hecho que finalmente no se ventiló en el debate porque el acusado aceptó una condena en un juicio abreviado. Solís, de 36, fue condenado por distintos tipos de participación en los homicidios de Lorena Ojeda, los hermanos Jonatan y Ulises Funes y el doble crimen de Sofía Barreto y Luis Hernán Tourn. Y por este último recibió su condena Pucheta, de 23 años.

“Fueron investigaciones realizadas en un marco muy complejo. Pasó bastante tiempo desde esos hechos hasta ahora y seguro que muchos recordarán los momentos de zozobra que han causado en la sociedad rosarina, por la violencia demostrada. Pero hoy se obtiene la consecuencia que uno esperaba para quienes los perpetraron”, dijo luego de conocer la sentencia el fiscal de Homicidios Ademar Bianchini, quien junto con sus pares Alejandro Ferlazzo y Luis Schiappa Pietra llevaron adelante las acusaciones, por las cuales habían pedido prisión perpetua.

>>Leer más: Arranque trabado de un juicio oral en el que se ventilan seis homicidios

Los hechos ventilados en el juicio se enmarcaron en el sangriento enfrentamiento entre las bandas que por entonces conformaban René “Brujo” Ungaro y los hermanos Funes contra la alianza entre los descendientes del ex jefe de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos y Rubén “Tubi” Segovia, quien luego resultara asesinado por gente de su confianza en la celda de Coronda donde estaba preso.

Además de los homicidios analizados en este juicio la disputa originó al menos una veintena de asesinatos, entre ellos el de una hermana de Segovia, Marcela Díaz, por el cual está imputado Alan Funes y que es parte de los legajos que se ventilan que por estos días en un juicio oral que lo tiene sentado en el banquillo junto con Ungaro por el manejo de una banda delictiva desde la cárcel.

Secuencia

Siguiendo un orden cronológico el primero de los hechos analizados en el juicio que terminó ayer fue el crimen "por error" de Javier Lisandro Fleitas, asesinado a las 22.30 del 10 de noviembre de 2016 en Callao y Mister Ross. Por este hecho estaba acusado Avejera, a quien Segovia le encargó la operación con la intención de matar a Lautaro “Lamparita” Funes. Jija organizó el ataque en el que los tiratiros confundieron el objetivo y por eso fue condenado como instigador a once años y medio de cárcel en un procedimiento abreviado acordado apenas comenzado el juicio oral.

>>Leer más: Condenan a ex jefe de la barra de Newell's que instigó un crimen por error

El siguiente episodio fue el crimen de Lorena Ojeda, uno de los cinco hechos por los que sentenciaron a Solís. También fue encargado por Tubi Segovia desde la cárcel para evitar que una hermana de la víctima, Brisa, lo implicara al presentarse en una rueda de reconocimiento por el homicidio de su novio Jonatan Rosales.

Por ello el 16 de diciembre de 2016 envió a cinco personas para que impidieran que la joven aportara su testimonio. Sin embargo, la operación terminó con la muerte de la persona que fue a abrir la puerta, que resultó ser Lorena. Por este hecho Solís fue condenado como partícipe secundario y antes ya habían admitido su culpa en un abreviado Cristian Mario González y Fernando Andrés Caminos.

Cable también fue condenado por cuatro tentativas de homicidio perpetradas en dos hechos del 1º de enero de 2018. El primero, cerca de las 20.30 en un barrio de quintas de Alvear, fue un ataque en el que resultó herido el Jorge, el padre de los hermanos Funes.

El otro ocurrió horas más tarde cuando una balacera contra gente que cenaba en la vereda de Abanderado Grandoli al 3600 terminó con el doble crimen de Sabrina Barreto y Luis Hernán Tourn y dejó heridos a otros tres comensales. En este caso Solís fue sindicado al volante de un Chevrolet Corsa gris con vidrios polarizados desde el cual partieron los disparos, lo que le valió una acusación de partícipe primario. Entre los dos tiradores, según convalidó el fallo de ayer, estaba Pucheta, de 23 años.

>>Leer más: Seis crímenes resonantes se analizan desde hoy en un juicio oral con tres acusados

Cable Solís también fue juzgado por los crímenes de los hermanos Ulises y Jonatan Funes. El primero fue asesinado el 7 de enero de 2018 frente a la casa de su novia en Garay al 1400 y Solís fue acusado de disparar desde un Fiat Siena. Y el otro ocurrió minutos después de las 14 del 5 de febrero de 2018, cuando la víctima salía de visitar a sus hermanos Lautaro y Alan, presos en la cárcel de Piñero, y fue emboscado por los ocupantes de una Ford Ecosport robada a metros del penal, en el cruce de las rutas 14 y A-012. Según la acusación Bam Bam bajó del auto para escapar corriendo pero cayó sin vida alcanzado por balas que disparó Avejera.

Delitos

La pena de prisión perpetua para los tres acusados implicó una serie de delitos detallados ayer por fuentes judiciales, a la espera de conocer los fundamentos del fallo. Así, a Solís se lo condenó como partícipe primario de dos homicidios y tres tentativas de asesinato agravados por el uso de arma de fuego y calificados por el concurso premeditado de tres o más personas. La condena incluye su papel como partícipe secundario de un homicidio críminis causa —para procurar la impunidad de otro delito— con el concurso premeditado de dos o más personas.

A Avejera lo condenaron como coautor de diversos delitos como homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el concurso premeditado de más de dos personas; encubrimiento agravado por ánimo de lucro y por tratarse de un delito especialmente grave; daño agravado por ser cometido en despoblado y en banda, todos por el crimen de Funes. Y por el de Fleitas la pena que acordó fue por un homicidio agravado en carácter de instigador.

En tanto, por disparar contra una mesa en la que había personas cenando, a Pucheta lo acusaron como coautor de los delitos de homicidio (dos hechos) agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el concurso premeditado de tres o más personas (dos hechos) y los tres hechos de tentativa de homicidio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario