Enfoque

Rosario tiene una montaña de ordenanzas que no se cumplen: ¿cuáles son?

En las últimas décadas numerosas normas aprobadas por el Concejo nunca fueron reglamentadas por la Intendencia, con lo cual no entraron en vigencia, o directamente no fueron implementadas. Solo a modo de ejemplo acá va el detalle de unas 20.

Lunes 19 de Julio de 2021

Yo apruebo ordenanzas, tú apruebas ordenanzas, la Intendencia las incumple. El Ejecutivo municipal de Rosario tiene la atribución de poder vetar total o parcialmente una decisión del Concejo Municipal. Pero en los hechos también emplea otros mecanismos para desconocer ordenanzas que se sancionan, con las cuales evidentemente no comulga, los que algunos especialistas del derecho llaman “veto encubierto”. Se trata de no reglamentar las ordenanzas para que no entren en vigencia o directamente desconocerlas y no cumplirlas. Es decir, la norma termina siendo letra muerta.

Así, año tras año se siguen apilando en Rosario ordenanzas sin cumplir por parte de la Intendencia. Acá van solo 20 a modo de ejemplo. Pasen y vean:

1. Habilitación, uso y control de los inmuebles destinados al alojamiento turístico temporario: el Concejo aprobó el 17 de junio de 2010 la ordenanza N° 8.543, originada de un proyecto del entonces edil Jorge Boasso, para regular los alquileres temporarios de departamentos para turistas y viajeros (llamados condohoteles). Se lo planteó como una necesidad para terminar con la competencia desleal y que haya igualdad de condiciones con los hoteles tradicionales. Pero la Intendencia ni siquiera reglamentó esta norma. Y diez años después, el 17 de diciembre de 2020, se aprobó una nueva ordenanza sobre el tema, la N° 10.138 (de los concejales del Frente de Todos), que amplía la normativa al regular las plataformas digitales que gestionan estos inmuebles destinados al alojamiento turístico temporario (AIRBNB, etcétera). Pero aún no se aplica (ver acá).

2. Nombramientos de jueces de faltas por concurso público: el Concejo sancionó el 2 de octubre de 2015 la ordenanza N° 9.303, basada en un proyecto de Diego Giuliano, Roberto Sukerman, Roy López Molina, Jorge Boasso y Osvaldo Miatello. Esta norma establece que los jueces de faltas –que juzgan infracciones municipales y aplican multas– serán nombrados por concurso público de antecedentes y oposición. El 22 de octubre de 2015 la entonces intendenta Mónica Fein vetó esta ordenanza argumentando que es atribución del Ejecutivo designar a los jueces de faltas. Pero el Concejo rechazó el veto el 15 de diciembre de ese mismo año y dejó firme la norma. Se publicó en el Boletín Oficial Municipal, pero hasta el día de hoy no se reglamentó (ver acá).

3. Picódromo: El Concejo aprobó en junio de 2013 la ordenanza N° 9.072 que habilita las pistas de velocidad para deportistas amateurs en determinados sectores de la ciudad. Surgió de un proyecto de Héctor Cavallero, Roy López Molina, María Eugenia Schmuck y Miguel Zamarini. El proyecto consideraba “imprescindible otorgar a esa actividad un marco de control para minimizar al máximo el riesgo de accidentes y brindar así un espectáculo seguro tanto para los pilotos como para el público asistente”. La Intendencia tardó tres años en reglamentar la norma. Lo hizo recién el 10 de mayo de 2016. En ese tiempo dos grupos empresarios que se mostraron interesados en construir el picódromo terminaron por desistir de la inversión. A ocho años de esta ordenanza, la ciudad sigue hoy sin tener un picódromo (ver acá).

4. Ordenamiento vial para ciclistas: el 8 de mayo de 2003 el Concejo sancionó la ordenanza N° 7.513, que establece una serie de normas para la circulación de los ciclistas. Entre otras cosas, crea el Registro de Propietarios de Bicicletas, donde se inscribirán todos los rodados y se asentarán las transferencias. El número registral de cada bicicleta deberá estar grabado en el cuadro de la misma. También establece reglas de circulación para los ciclistas, como la obligación de usar casco protector y la prohibición de transportar a otras personas, circular con auriculares en funcionamiento y transitar por el cantero central de Oroño y las peatonales. La ordenanza cumplió 18 años, pero aún no se puso en práctica. La Intendencia no la reglamentó (ver acá).

5. Cementerio de mascotas y Guardería Municipal Transitoria de Animales: el 16 de noviembre de 1994 el Concejo aprobó las ordenanzas N° 5.904 y N° 5.905, que dispusieron la creación en un predio de la zona noroeste de la ciudad de una Guardería Municipal Transitoria de Animales, con capacidad para 250 ejemplares, y un cementerio para pequeñas mascotas. La Intendencia no implementó esas ordenanzas y en 2010 las asociaciones proteccionistas de animales le iniciaron un juicio. La Justicia terminó condenando en agosto de 2011 a la Municipalidad obligando a crear una guardería transitoria para perros y gatos, y le dio un plazo de un año para poner en marcha el cementerio de mascotas. Ni así la Intendencia cumplió. Con lo cual la Justicia le impuso una multa diaria por no acatar el fallo. Incluso el representante legal de las organizaciones proteccionistas solicitó por esa época que fuera la propia intendenta Fein quien se hiciera cargo de manera personal, con su patrimonio, de esta infracción. El tiempo pasó, y finalmente el 17 de diciembre pasado el Concejo aprobó otra ordenanza, la N° 10.159 (derogando la 5.905), basada en un mensaje de la Intendencia, que crea el Crematorio de Animales como solución para la disposición final de las mascotas muertas. Pasaron 27 años y cientos de miles de pesos de multas con fondos públicos (ver acá).

6. Plan de Emergencia y Evacuación para edificaciones: el 15 de octubre de 2015 el Concejo sancionó la ordenanza N° 9.448 (iniciativa del bloque socialista) referida a la seguridad en las edificaciones. Desde 2018, el concejal Carlos Cardozo viene reclamando a la Intendencia que “de manera inmediata” se reglamente y ponga en práctica esta norma. Sin embargo, hasta ahora no sucedió. “Estamos ante un caso más de incumplimiento de ordenanzas a los que nos tiene acostumbrados el municipio”, dice Cardozo (ver acá).

7. Programa de prevención social del delito: el Concejo sancionó el 1° de septiembre de 2016 la ordenanza N° 9.614 (basada en un proyecto del edil Eduardo Toniolli) con el fin de impulsar la creación y continuidad de proyectos de intervención territorial orientados a la prevención social de la violencia letal y el delito. También buscaba producir conocimiento en relación a la temática, para el diseño de políticas orientadas a abordar el fenómeno de la violencia urbana. La ordenanza no fue implementada bajo el insólito argumento de que había un programa provincial en marcha sobre la temática.

8. Basura cero: el Concejo sancionó el 21 de noviembre de 2008 la ordenanza N° 8.335 (proyecto de Carlos Comi) por el cual la ciudad adopta el concepto de “Basura cero”. Se establece un cronograma de reducción progresiva de la cantidad de residuos depositados en los rellenos sanitarios. Para el 2010 se había fijado la meta de reducir un 15% el peso de los residuos sólidos urbanos dispuestos en esos rellenos, para el 2012 un 25% y un 50% para el 2017. Y se prohibía para el 2020 la disposición final en rellenos sanitarios de materiales tanto reciclables como aprovechables, incluyendo los residuos orgánicos. Nada de lo establecido se cumplió. Hoy se entierra el triple de residuos establecido en la ordenanza, y una cantidad importante es material reciclable. Dicha ordenanza se está violando sistemáticamente todos los días (ver acá).

9. Fondo Municipal de Tierras: el 15 de diciembre de 1997 el Concejo aprobó la ordenanza N° 6.493, que instaura un “banco de tierras”. Sin embargo, nunca se creó como lo establecía la norma. La misma apuntaba a generar una reserva de terrenos para la construcción de viviendas sociales y espacios verdes. Establecía la incorporación de 20 hectáreas al año e implementaba una cuenta bancaria especial para capitalizar el dinero de las compensaciones de los urbanizadores privados (por ejemplo, los de Puerto Norte). Esos dineros que tenían un fin específico terminaron diluidos en Rentas Generales (ver acá).

10. Programa mujeres choferes del transporte urbano: el Concejo aprobó el 23 de mayo de 2019 la ordenanza N° 9.979 (impulsada por María Fernanda Gigliani) que establece la gradual incorporación de mujeres en el plantel permanente de choferes del transporte urbano de pasajeros. La norma se reglamentó, pero hasta ahora las pocas incorporaciones fueron por amparos de la Justicia y no por la ordenanza (ver acá).

11. Jardines maternales municipales: el Concejo sancionó el 22 de diciembre de 2016 la ordenanza N° 9.696 (propuesta por la edila Norma López) que crea jardines maternales para niñas y niños de 0 hasta los 4 años cumplidos. Los mismos tendrán por finalidad brindar cuidado, atención, educación y desarrollo integral a estos menores. Propone aprovechar las estructuras edilicias de los Centros Municipales de Distrito o cualquier otro espacio físico que se considere adecuado. Estos jardines maternales municipales brillan por su ausencia (ver acá).

12. Registro de cultivadores de cannabis: el Concejo aprobó el 1° de octubre de 2020 la ordenanza N° 10.090 (impulsada por el bloque de Ciudad Futura), que establece un marco regulatorio para el acceso seguro del cannabis y sus derivados como recurso terapéutico. Y crea el registro voluntario de usuarios y cultivadores de cannabis. La norma no fue implementada (ver acá).

13. Creación de la Plaza Pública de las Ciencias: el 12 de julio de 2016 el Concejo estableció la ordenanza N° 9.589 (de los ediles Sebastián Chale y María Eugenia Schmuck). La norma crea la Plaza Pública de las Ciencias, en el ex parque de diversiones de 27 de Febrero y Moreno, cerrado en 2013 tras la muerte de dos chicas tras la caída de una taza de “La vuelta al mundo” producto de la falta de mantenimiento y controles. El mismo será un espacio lúdico e interactivo, que se dispondrá como parque de juegos con exposiciones permanentes y temporales. Si bien hubo anuncios, nunca se concretó (ver acá).

imageconcejo.jpg

14. Sistema de Control Económico Financiero de Inversiones: el Concejo aprobó el 29 de abril de 2014 la ordenanza N° 9.204 (de Roy López Molina, Alejandro Rosselló, Carlos Cardozo, Diego Giuliano y Ana Martínez), por la que se crea el sistema para que el municipio fiscalice los dineros de las grandes inversiones. Así, la Intendencia debe requerir información para determinar el origen de los fondos que se pretenden invertir en Rosario en la concreción de grandes emprendimientos. El objetivo es detectar la presencia de activos de origen ilícito. La norma se implementó “a medias y mal”, según López Molina (ver acá).

15. Expensas claras: el Concejo aprobó el 15 de diciembre de 2016 la ordenanza N° 9.679 (impulsada por Norma López). Establece que copropietarios de una propiedad horizontal puedan acceder a través de su correo electrónico al detalle de las contrataciones y arreglos del edificio, además de todos los comprobantes de los pagos realizados. Esta ordenanza promueve la utilización de un formulario único, con un mínimo de ítems que deben respetar los administradores de los edificios para la liquidación de las expensas. Esta ordenanza tampoco se puso en marcha (ver acá).

16. Mercado justo: el Concejo aprobó el 21 de mayo de 2020 la ordenanza N° 10.051 (impulsada por Ciudad Futura), que crea una única plataforma digital donde poder comprar bienes y servicios para la ciudad. El fin es unir al que necesita algo con el que lo tiene o lo produce y el que lo envía, haciendo que el movimiento económico quede en Rosario (hoy concentrado en la plataforma privada Mercado Libre y en las apps de delivery). No fue implementada.

17. Creación del séptimo distrito: el Concejo sancionó el 17 de septiembre de 2020 la ordenanza N° 10.082 (presentada por López Molina), que crea un nuevo Centro Municipal de Distrito, enfocado en la protección y planificación de las islas que están frente a la ciudad para que formen parte del plan urbano y la normativa de la ciudad. Este nuevo distrito dependerá del Distrito Centro para no generar gastos. No se reglamentó (ver acá).

18. Programa de inclusión digital y formación económica-financiera de sectores populares y adultos mayores: el Concejo sancionó el 10 de agosto de 2016 la ordenanza N° 9.598 (presentada por María Fernanda Gigliani), que crea este plan para que todos los sectores de la sociedad conozcan el funcionamiento de las herramientas bancarias (tarjetas, homebanking, aplicaciones, etcétera). No se cumplió (ver acá).

19. Exhibición de la lista de precios de bares y restaurantes: se basa en el decreto 25.083, aprobado en 1960 y aún vigente, por el cual obliga a todos los locales gastronómicos a exhibir los precios de sus menús en el frente del local, en un lugar de la vidriera, apoyados en un atril o colgados en la ventana. Son escasos los bares y restaurantes de la ciudad que respetan esta norma. Y el municipio no la hace cumplir (ver acá).

20. Asignación económica para víctimas de violencia de género: el Concejo sancionó el 13 de diciembre de 2018 la ordenanza N° 9.960 (presentada por Norma López), que contempla la creación de un registro de mujeres beneficiarias que deberán cumplir ciertos requisitos a evaluar por el Área de Atención en Violencia de Género de la Municipalidad. Nunca se implementó este programa (ver acá).

Hace algunos años, el entonces concejal Boasso, filoso, propuso crear el “Registro público de ordenanzas incumplidas”. Aunque admitía que esta iniciativa conllevaba un gran riesgo: que tampoco se cumpliera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario