Edición Impresa

Roles y mensajes de los narcos presos en el megaoperativo "Azúcar blanco"

Un análisis de los fallos en los que fueron procesadas 19 personas ligadas a una red de venta de drogas en localidades del departamento General López, sur de la provincia.

Domingo 26 de Mayo de 2013

"Azúcar blanco" fue un megaoperativo realizado por la policía provincial el pasado 5 de abril en Firmat, Villa Cañás y Venado Tuerto, localidades del departamento General López. Allí, en una docena de allanamientos detuvieron a 10 personas y se incautaron 6,640 kilos de mcocaína, 3 kilos de marihuana y 50 troqueles de LSD (ácido lisérgico). Con el correr de los días el número de apresados trepó a 19 y la semana pasada los jueces federales Marcelo Bailaque y Carlos Vera Barros les dictaron los procesamientos a todos ellos. Sin embargo, no todos los implicados cumplían las mismas tareas dentro de la "importante red de vendedores de estupefacientes, con fuerte incidencia en el departamento General López, el sur de Santa Fe y la zona limítrofe de Buenos Aires", como lo describió el ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Lamberto, al exponer los resultados del operativo.

De la lectura de las resoluciones en las cuales los magistrados federale dictaron los procesamientos surgen los distintos roles adjudicados a los sospechosos y transcripciones de escuchas telefónicas y mensajes de textos que muestran su forma de trabajar y naturalizan el mundo del comercio de drogas, un negocio que no difiere del mercado legal.

El origen. La causa que llevó al megaoperativo está caratulada "Orozco, Aldo César s/Ley 23737" (la ley antinarcóticos) y fue iniciada por la Fiscalía Federal 3 como un desprendimiento de otra investigación: "Alvarenga, Alfredo y otros s/ denuncia de trata de personas". En ese expediente, el 21 de noviembre de 2011 se ordenó la intervención del teléfono de Franco El venadito A., por una supuesta infracción a la ley de estupefacientes. De acuerdo a la principal hipótesis de la pesquisa, ese muchacho residente en Venado Tuerto estaba relacionado al mundo de la venta de drogas a través de Carlos Emilio Flaco Talle y mediante éste con el firmatense Aldo Totola Orozco, considerado el líder de la organización desbaratada. Según esa hipótesis de trabajo, desarrollada por la Brigada Operativa Departamental VIII de la ex Drogas Peligrosas, Totola era socio de Carlos Andrés El vasco Ascaíni, el hombre que está detenido y procesado como narcotraficante en la misma causa por la que está detenido el ex jefe de la policía santafesina, Hugo Tognoli, como su presunto protector.

El dictamen de 38 carillas firmadas por el juez Bailaque en el que procesó a 12 personas mientras subrogó por licencia al juez original de la causa, Carlos Vera Barros, y en las 21 fojas firmadas por éste al procesar a otros 5 imputados, arrojan como resultado que Totola Orozco lideraba en carácter de organizador el grupo de personas imputadas para comercializar estupefacientes.

"Surge información acerca de que el nombrado y su banda venderían droga en el departamento General López, Rosario, Carreras, Casilda, Villa Constitución, Granadero Baigorria y otras localidades", explica el dictamen. Y fundamenta la sospecha en "innumerables mensajes de texto emitidos y enviados desde la línea de Orozco, quien ordena «cortar», «vender», «mezclar», «comercializar», «picar» drogas como cocaína, marihuana y LSD".

Y agrega el fallo que "Orozco se comunica con su línea superior de abastecimiento, mayormente a través de mensajes de texto". Siempre según la acusación "entre estos abastecedores (de Orozco) se encuentra Carlos Andrés Ascaíni, a quien le compraría LSD" y aclara que "entre Orozco y Ascaíni hay un trato amistoso y se advierten operaciones de compraventa y/o intercambio de estupefacientes de diversas clases".

Lugares y costos. En ese sentido, uno de los lugares que quedó expuesto en la investigación fue un domicilio de pasaje Peatonal B 944, consorcio 6, conocido como "La escalera 23" de Firmat. Allí "se vende, distribuye y almacena droga en un búnker", refiere la investigación policial. Y menciona a tres personas sindicadas como integrantes de la segunda línea de Orozco: Marcos Chalupa López, Jorge Cebolla López y Fernando Ferni Bermaz. Mientras que los demás "tendrían la función de cumplir órdenes de entrega de estupefacientes a los compradores que les impartía Orozco, o vender en sus domicilios, como El flaco Talle y Carlos Daniel Mele Reinoso", explica la resolución.

En una de las escuchas transcriptas, uno de los imputados le dice a su cliente: "La alita (de mosca, la cocaína premium) sale 70 pesos y el cristal 50". Y en otro, al mejor estilo de un delivery de empanadas o pizzas, puede leerse: "Ferni, traeme una bolsa que estoy de mi mama". En otra, una tal Sofía pide que le lleven al trabajo "una (bocha) de 60" pesos. Otro cliente ofrece: "Ferni tengo un celu. Te lo cambio por una común (bochita de marihuna) y un gramo. ¿Qué decís?". Esos elementos son, para el juez, pruebas e indicios "con el grado de certeza exigido en esta etapa" del proceso.

Por eso fueron procesados con prisión preventiva y como coautores de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización los mencionados Cebolla López y Ferni Bermaz, de Firmat; El flaco Talle, de Venado Tuerto; y Carina Verónica Leguizamón (esposa de Ascaíni), de Villa Cañás (ver aparte). A Jenifer María Domínguez, compañera de Totola, se le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria. Y en el fallo complementario del 9 de mayo, se le sumaron Osvaldo Daniel Núñez, Marcos Carlos López, Horacio Alberto Petino Ortíz, Domingo Toto Avalos y Lucio Román Farías.

Por su parte, fueron procesados sin prisión preventiva Miguel Angel Giuliani Torello, Aldana Soledad Farías, Michel Angel Ballester, Gustavo Javier Montes, Carlos Daniel Mele Reinoso y Eduardo Oscar Romero, considerados coautores de comercialización de droga. Todos ellos fueron excarcelados bajo caución real de 12 mil pesos cada uno. El último detenido durante el importante procedimiento fue el venadense Lucas Daniel N., quien quedó procesado y en libertad por tenencia simple de estupefacientes para consumo personal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS