Edición Impresa

Plaza, cómodo en la punta

 Duro, trabado, de poco vuelo, complicado y, por sobre todas las cosas, importantísimo. Así puede graficarse el triunfo que consiguió Atlético del Rosario.

Domingo 19 de Abril de 2015

Duro, trabado, de poco vuelo, complicado y, por sobre todas las cosas, importantísimo. Así puede graficarse el triunfo que consiguió Atlético del Rosario. Porque se impuso de local en el duelo de punteros ante San Luis por un apretadísimo 9-5, en el marco de la 5ª fecha de la Zona A de la fase Clasificación del torneo de la Urba. Y debido a que logró sacar adelante un partido que se le hizo muy cuesta arriba por varios aspectos. Entre ellas tres tarjetas y la imposibilidad de imponer su juego, tanto por falencias propias como por virtudes del rival de turno.

Fue un partido cerradísimo. Chato durante casi todo el desarrollo. Los dos salieron a buscar un triunfo que los consagre como únicos líderes. Y en esa lucha por tomar las riendas del partido fue Plaza el que arrancó mejor. Puso la pelota en campo rival y a los 2’ lo madrugó con un drop del apertura Martín Elías, a quien no le tembló el pulso en su debut.

El panorama era prometedor para Plaza. Manejaba la pelota y de a poco inclinaba la cancha a su favor. Pero llegaron las malas noticias y la historia dio un giro. El centro Juan Pablo Estellés debió dejar la cancha a los 5’, y un minuto más tarde el medioscrum Sebastián Baetti y el segunda línea Facundo Ferrer vieron la tarjeta. Entonces, el local debió doblar el esfuerzo para bancar la parada ante la inferioridad numérica.

El elenco del pasaje Gould no claudicó. Jugó de manera inteligente y se las rebuscó para mantener la diferencia. Y a los 32’ tropezó con la misma piedra, ya que el pilar Daniel Almeira también debió dejar la cancha por 10’.

El mérito de Plaza fue muy grande. Que se haya ido al descanso arriba en el marcador por 3-0 fue un reconocimiento por el buen labor que cumplió.

El tenor del duelo mutó en el complemento. Porque San Luis, en la primera jugada de peligro que generó, apoyó y se puso arriba en el marcador (5-3).

La expectativa estaba puesta en si Plaza podría responder tras el gran desgaste físico que había realizado. Y lo hizo. Dos penales del centro Martín Rodríguez Gurruchaga (a los 13’ y 21’) pusieron la historia 9-5.

Entonces, la consigna cambió. La cuestión era si el local aguantaría los embates de San Luis, que salió a quemar las naves. Así fue el desenlace. Con Plaza aferrándose al triunfo con uñas y dientes.

Atlético terminó sufriendo. Y mucho. Pero sacó el partido adelante. Esta vez gracias a que supo defender el triunfo de un modo destacable. Uno que resultó importantísimo en la carrera por clasificar al Top 14.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario