Edición Impresa

Estaba en libertad condicional y cayó por sus vínculos con los Cantero

Narcotráfico y violencia. Es Carlos "Chino" Fleitas, quien hace un año fue absuelto en un juicio oral por una fatal emboscada a micros de Newell's.

Sábado 17 de Agosto de 2013

Carlos Chino Fleitas, quien hace un año fue absuelto en un juicio oral y público por el crimen de un adolescente en medio de una emboscada a micros de la barra brava de Newell's, fue apresado ayer a la tarde por sus vínculos con la banda de Los Monos. "Hay escuchas y otros indicios que nos llevan a pensar que es un eslabón importante del grupo", dijo un pesquisa que participó del operativo ordenado por el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna en el marco de la investigación que lleva adelante para desbaratar una asociación ilícita dedicada al narcotráfico, el acopio de armas, la concreción de homicidios y otros delitos.

Fleitas fue apresado cuando salía de la casa de un familiar, en Centenario al 600, frente al Parque Regional Sur y a dos cuadras al este de avenida Ayacucho. "No se resistió en ningún momento y no estaba armado. Dijo que había dejado estacionado el auto a la vuelta y que tenía que haber un error con su pedido de captura porque él está gozando de libertad condicional por otra causa y todos los meses va a Tribunales para firmar en el juzgado en cuestión", aseguró la fuente.

Para los investigadores, el lazo de Fleitas con la banda de Los Monos viene de mucho tiempo atrás. "Hay elementos para determinar que es parte de la asociación ilícita", dicen. En ese marco hay que recordar que la pareja de Chino, quien fue testigo protegida en el juicio por la fatal balacera contra los micros leprosos, denunció en aquella investigación que Felitas "vendía drogas para Los Monos" con anuencia de la policía de una seccional de zona sur "a la que le pagaba para poder vender".

A Fleitas lo juzgaron junto a César Marchetti, el ahora prófugo Mariano Salomón y el asesinado Claudio Pájaro Cantero, quien hasta el 26 de mayo fue líder de Los Monos, por el homicidio del chico Walter Cáceres, quien tenía 14 años cuando la madrugada del 10 de febrero de 2010 viajaba hacia nuestra ciudad en un micro de la barra brava de Newell's tras presenciar un partido en la Capital Federal. Entonces fueron emboscados frente al barrio Las Flores y el chico murió baleado mientras otros dos hombres sufrieron heridas de consideración.

Por la duda. En agosto del año pasado los integrantes de la Sala III de la Cámara Penal, en fallo dividido, ratificaron la absolución definitiva que los cuatro acusados habían recibido por el beneficio de la duda en un juicio oral y público. Sin embargo, Fleitas siguió detenido ya que cumplía una condena a 4 años de cárcel por la violencia ejercida contra su ex pareja, Yanina P., quien fue testigo principal en el debate tras convivir con el acusado siete meses en los que, según denunció, fue víctima de maltratos físicos.

En ese sentido, el juez Otto Crippa García rechazó la absolución de Fleitas destacando "el testimonio de Yanina P., que resultó relevante y fundamental, pleno de veracidad y credibilidad". Y recordó que la joven no sólo dio detalles de lo hecho por su pareja la noche de la emboscada fatal sino también de que "previamente había acordado con una persona que lo llamó por teléfono el trabajo de matar a Diego Panadero Ochoa", líder de la barra leprosa. "Salió pasadas las 10 de la noche y regresó a las 5.30. En ese momento le pidió que prendiera la tele porque «habían agarrado a los chicos de Ñuls»". Le dijo que todo había salido bien, que el colectivo paró y que le habían roto las ventanillas a tiros", recordó el magistrado en su rechazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS