Edición Impresa

En dos décadas, la expectativa de vida aumentó seis años

En las últimas dos décadas aumentó seis años la expectativa de vida a nivel global, pasó de 65 años en 1990 a 71 años en 2013, mejora apoyada en la merma de la mortalidad por afecciones cardiovasculares en países ricos y la mortalidad...

Viernes 19 de Diciembre de 2014

En las últimas dos décadas aumentó seis años la expectativa de vida a nivel global, pasó de 65 años en 1990 a 71 años en 2013, mejora apoyada en la merma de la mortalidad por afecciones cardiovasculares en países ricos y la mortalidad infantil en países pobres. Los datos corresponden a un nuevo estudio internacional dado a conocer ayer tras concretarse relevamientos específicos a cada uno de 188 países.
  Las causas de mortalidad varían mucho de un país a otro, pero a nivel global, los trastornos por el uso de drogas y las enfermedades renales crónicas representan algunos de los aumentos porcentuales más grandes en muertes prematuras desde 1990.
  Las tasas de mortalidad de algunos tipos de cáncer, incluido el cáncer de páncreas y el de riñón, también han aumentado. Al mismo tiempo, los países han hecho grandes avances en la reducción de la mortalidad por enfermedades tales como sarampión y diarrea, con disminuciones del 83% y el 51%, respectivamente, desde 1990 hasta 2013.
  A nivel mundial, tres afecciones: la cardiopatía isquémica, el accidente cerebrovascular y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), se cobraron la mayor cantidad de vidas en 2013, y son responsables de casi el 32% de todas las muertes.
  El estudio Mortalidad global, regional y nacional por causas específicas y por todas las causas específicas por edad y sexo para 240 causas de muerte durante el período 1990-2013: un análisis sistemático del Estudio de Carga Global de Morbilidad 2013, publicado en la revista The Lancet, fue realizado por un consorcio internacional de más de 700 investigadores dirigido por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (Ihme, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington. Dos argentinos, Luciano Sposato, neurólogo de Ineco, y Cecilia Bahit, jefa del departamento de Cardiología de Ineco Rosario, participaron del trabajo.
  También analizaron si las principales causas de mortalidad en los países de ingresos más bajos están comenzando a reflejar aquellas de los países de ingresos más altos. Lo que descubrieron fue que, incluso con grandes mejoras en longevidad en los países de ingresos bajos, los tipos de problemas de salud que enfrentan los países como Bolivia, Nepal y Níger son muy diferentes de los de países como Japón, España y los Estados Unidos. Los problemas de salud de muchos países con un nivel de ingresos medio, como China o Brasil, son más similares a los de los EEUU.
  Las tasas de mortalidad de la mayoría de los tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama, el cáncer de útero y el cáncer de colon, han disminuido, pero ocurre lo contrario con el cáncer de páncreas, el cáncer de riñón y el linfoma no Hodgkin.
  “En la actualidad, la gente tiene menos probabilidades de morir a causa de determinadas afecciones, pero hay más personas de edad avanzada en todo el mundo”, señaló el director del Ihme Christopher Murray. “Esta es una tendencia alentadora. Pero debemos prepararnos para los problemas médicos y los costos asociados que están surgiendo”.

Las mujeres viven más

La expectativa de vida de las mujeres aumentó un poco más que la de los hombres, 6,6 años para unas y 5,8 años para otros. Para el 2030 la expectativa de vida de las mujeres será de 85,3 años y la de los hombres de 78,1 años. En todos los grupos etarios, excepto el de las personas mayores de 80 años, la mortalidad ha disminuido más para las mujeres que para los hombres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario